10 reflexiones tras el fin de semana
El Leicester sumó su primera derrota con Craig Shakespeare, los brasileños acudieron al rescate de Jürgen Klopp, Marouane Fellaini capitaneó con éxito al Manchester United...

1. La exitosa política de fichajes del Tottenham

Cuando el Tottenham vendió a Gareth Bale en el verano de 2013 al Real Madrid, el club londinense emprendió una política de fichajes diferente a la conducida hasta entonces. Solo un año antes, Daniel Levy traspasó a Luka Modrid al club madrileño y con ese dinero fichó a jugadores contrastados como Emmanuel Adebayor, Clint Dempsey, Jan Vertonghen o Hugo Lloris. Pero Levy se dio cuenta de que esa política de fichajes jamás le permitiría competir con los grandes. Debía hallar jóvenes con talento antes de que su valor se disparara y fueran imposibles de fichar. Así que el dinero de la venta de Bale se destinó a fichar a jóvenes como Erik Lamela (21 años entonces), Christian Eriksen (21), Vlad Chiriches (23) o Nacer Chadli (24). Esa política se acrecentó en los años siguientes con los fichajes de Eric Dier o Dele Alli, por los que el Tottenham pagó menos de diez millones de libras. Además, ese enfoque ha generado un grupo de jugadores unido, hambriento y audaz que no conoce los límites ni el miedo al fracaso. Por eso el Tottenham es el mejor equipo de la Premier League los dos últimos años. Los Spurs han sumado 138 puntos desde el inicio de la temporada pasada, nueve más que su inmediato perseguidor, el Manchester City. Tras un tercer puesto y un presumible subcampeonato este año, ¿ha llegado el momento de competir por el título?

2. La sequía de Rondón

El 14 de diciembre, Salomón Rondón anotó un hat-trick ante el Swansea que elevó su cuenta hasta los siete goles en liga. Una cifra más que respetable considerando que el delantero anotó nueve goles en liga en su temporada de debut. El triunfo colocó al West Brom en séptima posición, por delante del Everton y a solo cuatro puntos del Manchester United. Desde entonces, el venezolano ha disputado 17 partidos con el West Brom, en los que ha marcado nada menos que… cero goles. Esa sequía ha provocado que Rondón arrancara desde el banquillo en tres de sus últimos cinco encuentros con los Baggies. El recambio de Rondón es Hal Robson-Kanu, un tipo voluntarioso pero difícilmente un goleador. Así que si Tony Pulis tiene esperanzas de mantener su octavo puesto, deberá centrarse en recuperar el olfato de Rondón. La derrota por 0-1 ante el Southampton coloca a los Saints en situación de superarles en la tabla si ganan sus partidos pendientes.

3. Klopp tiene que pasar por Ikea

El Liverpool tiene un once decente. Nathaniel Clyne, Dejan Lovren, Joel Matip, James Milner, Jordan Henderson, Emre Can, Adam Lallana, Sadio Mané, Roberto Firmino, Giorginio Wijnaldum o Philippe Coutinho son jugadores a la altura de un reto como entrar en la Champions League. El problema de Jürgen Klopp aparece más bien cuando no puede contar con alguno de ellos por lesión o cuando decide darles descanso. Sin los lesionados Henderson y Mané, Klopp decidió dar descanso a Coutinho y Firmino en Stoke. Así que aparecieron en la alineación jóvenes como Trent Alexander-Arnold o Ben Woodburn. El resultado fue que los Reds se fueron al descanso con un 1-0 en contra que habría sido un resultado más abultado si no fuera por las providenciales intervenciones de Simon Mignolet. A Klopp no le quedó más remedio que tomar decisiones drásticas: al descanso retiró a los jóvenes para dar entrada a los brasileños. En la segunda parte, Coutinho y Firmino marcaron para dar la vuelta al marcador y mantener al Liverpool en puestos de Champions League. Klopp no necesita más fondo de armario. Necesita un armario nuevo directamente.

4. La sobrecargada semana de Fabian Delph

Pep Guardiola sorprendió a propio y extraños entre semana dando entrada a Fabian Delph y Vincent Kompany en Stamford Bridge, como ya comentamos en estas mismas páginas (web). El técnico catalán volvió a sorprender el fin de semana ante el Hull City dando continuidad en el once a Delph. El centrocampista inglés fue el mejor del City y coronó su actuación con un gol durante la cómoda victoria local por 3-1. Es llamativo que Delph no hubiera jugado ni un partido como titular en liga hasta el miércoles y en cuestión de tres días haya disputado dos. ¿Significa eso que Delph puede seguir en el club la próxima temporada? Posiblemente no, pero es inevitable pensar que Guardiola podría haberle utilizado en más ocasiones, cuando el equipo necesitaba un centrocampista capaz de defender y dar un pase a más de diez metros.

5. El 0-0 más predecible de la historia del fútbol mundial

El fútbol es impredecible, bla, bla, bla… bueno, quizás el Arsenal o el Liverpool lo sean pero el Middlesbrough-Burnley del sábado difícilmente puede englobarse en esa categoría. El Boro es el equipo menos goleador de la categoría (22 goles) mientras que el Burnley es el tercero con menos goles (32). El partido tenía cara de empate a cero y eso fue exactamente lo que sucedió. De hecho, fue el único partido sin goles de la jornada en la Premier League. Los locales demostraron una vez más su absoluta incapacidad para encontrar esos tres palos blancos conocidos comúnmente como porterías. No se podrá reprochar a Steve Agnew que no lo intentó. De entrada confió en Rudy Gestede y Christian Stuani pero al comprobar su palmaria incapacidad para generar peligro (para eso no hacía falta esperar al descanso), dio entrada en la segunda parte a Adama Traoré, Álvaro Negredo y Patrick Bamford. Pero el problema del Boro no es de personal, es de modelo de juego. Gracias a la solidez defensiva lograron el ascenso el año pasado y mantenerse en mitad de tabla hasta principios de año. Pero el coste es una absoluta carencia de audacia ofensiva. Y eso no se corrige de una semana para la otra.

6. El fichaje del año

Marcos Alonso rubricó la victoria del Chelsea en Bournemouth con un preciso lanzamiento de falta en la segunda parte. El lateral izquierdo español ha sido, sin duda, uno de los fichajes del año. El hecho de que compita por ese honor con compañeros como David Luiz o N’Golo Kanté demuestra la importancia de la política de fichajes del Chelsea en la consecución del título de liga. Alonso acumula muchos méritos. Para empezar, sus características físicas y técnicas le hacen idóneo para el rol de carrilero en el sistema de Conte. Es un jugador con un enorme despliegue físico, excelente golpeo de balón e inteligencia táctica. Además, aporta precisión en las acciones a balón parado, como demostró en la costa sur. Y finalmente, ha sido la clave para que Conte pudiera aplicar su sistema. César Azpilicueta, lateral izquierdo hasta su llegada, no tiene las características para ocupar ese rol. Como tampoco las tenía Branislav Ivanovic, Baba Rahman o incluso jugadores que podrían haber ocupado ese puesto como Pedro o Willian. Pocas veces un lateral o carrilero ha ejercido tal influencia sobre todo un equipo.

7. Bilic gana tiempo

Los gestos de alivio de Slaven Bilic y algunos de sus jugadores tras la victoria por 1-0 ante el Swansea demuestran hasta qué punto consideraban el descenso como una posibilidad real. Un triunfo de los galeses habría dejado a los Hammers a solo dos puntos del descenso con seis puntos por jugar. Posiblemente, el descenso de 2011 planeaba todavía por la cabeza de muchos aficionados y empleados del club. En aquella ocasión, como en esta, el West Ham arrancó la temporada con la mirada puesta en la media tabla y acabó hundido en la última posición tras sumar un punto de los últimos 24.  En esta ocasión, el West Ham llegaba a la cita tras sumar dos puntos de los últimos 21. Atrapado contra la pared, el West Ham demostró la unión del grupo y una solidez superior a su rival para sumar los tres puntos que le sitúan en zona de seguridad. Lo cual no significa que Slaven Bilic deba seguir el próximo curso. Su equipo ha realizado una temporada decepcionante aunque puede alegar como atenuante la traumática mudanza al Estadio Olímpico. El año que viene acaba su contrato. El equipo deberá mejorar mucho si espera renovarlo.

8. El capitán Fellaini

Marouane Fellaini fue el capitán del Manchester United el domingo en Sunderland durante la plácida victoria de su equipo por 0-3. El mismo brazalete que en su día lucieron leyendas del club como Bill Foulkes, Bobby Charlton, Bryan Robson, Gary Neville o Roy Keane fue portado en esta ocasión por el espigado jugador belga. Más allá del dolor ocular que causa ver a un jugador con tal falta de clase, talento e imaginación luciendo el brazalete del equipo con más ligas del país, esa imagen es un síntoma de varios de los procesos internos que están produciéndose en el Manchester United. Fellaini era el jugador del once inicial con más tiempo en el club, lo cual demuestra la inestabilidad a la que ha estado sometido el equipo desde la marcha de Sir Alex Ferguson. Fellaini llegó hace solo tres años y medio con David Moyes y desde entonces ha tenido como entrenador a Moyes, Ryan Giggs, Louis van Gaal y José Mourinho. Que haya sido titular con todos ellos demuestra que el United está lejos de confeccionar un equipo que pueda competir por la liga a corto plazo.

9. Shakespeare entre dos aguas

El miércoles, el Leicester visita el Vicente Calderón en cuartos de final de la Champions League. Como suele suceder, a Sky Sports le importa un bledo si los equipos ingleses tienen más o menos días de descanso, su prioridad es maximizar la audiencia y rentabilizar unos derechos de televisión por los que han pagado más de 5000 millones de libras durante los próximos tres años. En España, por ejemplo, los equipos que compiten en Europa juegan siempre en sábado. Así que el Atlético de Madrid disfrutará de un día más de descanso que el Leicester. Considerando que los Foxes ya están casi salvados tras cinco victorias consecutivas con Craig Shakespeare, se esperaba que el técnico inglés alineara un equipo de suplentes en Goodison Park. Sin embargo, optó por una mezcla de titulares y suplentes que no sirvió para nada: ni dio descanso a los jugadores que saldrán de inicio en el Calderón ni sumó los puntos. El Leicester cayó por 4-2 y jugadores como Robert Huth, Yohan Benalouane, Danny Drinkwater, Marc Albrighton y Jamie Vardy acumularon un cansancio que les puede pasar factura en Madrid.

10. La redención de Sakho

Antes del duelo ante el Arsenal de este lunes, Mamadou Sakho afirmó que confía en que Jürgen Klopp le dé una segunda oportunidad en Anfield. El defensa central está cedido en el Crystal Palace por el Liverpool, donde su sueño de una larga y exitosa carrera se topó en verano con la intransigencia de Klopp y, por supuesto, su propia estupidez. A pesar de estar lesionado, Sakho viajó con el equipo de pretemporada a Estados Unidos. El francés llegó tarde a varias citas del equipo y su entrenador decidió empaquetarle con destino a Liverpool en el primer vuelo disponible. Una vez recuperado, Klopp envió a Sakho a entrenar con el equipo sub-23 y acabó enviándole al Palace tras no haber llegado a jugar un solo partido esta temporada con los Reds. Sakho está rindiendo a un buen nivel en el Palace y demostrando que deportivamente podría ser un jugador útil para Klopp. Otra cosa es que haya mejorado su compartamiento.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información