10 reflexiones tras el fin de semana

Sin jugar bien, Arsenal y Manchester City derrotaron a Newcastle y Watford respectivamente y mantienen su pugna en la cima de la tabla. El Leicester comienza su declive tras sumar solo dos puntos de los últimos nueve. El Chelsea reacciona y no precisamente gracias a Eden Hazard.

Por Ilie Oleart | 03/01/2016 Watford Bournemouth
Petr Cech

En agosto, el West Ham ganó 0-3 en Anfield y hoy gana 2-0 en Boleyn Ground. Para que luego digan que el Liverpool no ha mejorado con Klopp.

— La media inglesa (@LaMediaInglesa) enero 2, 2016

1. El fichaje estival del Arsenal, decisivo
Cuando Roman Abramovich permitió a Petr Cech fichar por el Arsenal en verano por la ridícula cantidad de diez millones de libras, algunas cejas se arquearon en el oeste de Londres. En compensación por los años de leal servicio al club, el magnate ruso permitió a Cech fichar por el Arsenal y poder seguir viviendo en la capital inglesa, aún a costa de reforzar a un rival directo. John Terry afirmó entonces que la presencia de Cech bajo palos otorgaría al Arsenal entre doce y quince puntos por temporada. Su actuación sosegada ante el Newcastle fue clave para que los Gunners conquistaran tres puntos que les permiten alcanzar la punta de la clasificación en solitario. El Arsenal no fue superior a su rival pero se topó con un gol a balón parado. Cech hizo el resto.
2. La pizza no basta para ganar
Los agoreros llevan semanas vaticinando el declive del Leicester. Y de tanto invocarlo, ha acabado por hacer acto de presencia. El periodo navideño se ha saldado con solo dos puntos de nueve posibles. Los Foxes cayeron en Anfield en Boxing Day, empataron en casa ante el Manchester City y lo volvieron a hacer ante el Bournemouth. El equipo de Eddie Howe fue superior al de Ranieri e hizo méritos incluso para llevarse algo más que un punto. Aunque la balanza estuvo cerca de decantarse para los locales después de que Simon Francis fuera expulsado por un penalti inexistente. Sin embargo, Riyad Mahrez no fue capaz de batir a Artur Boruc. El Leicester sigue segundo pero solo siete puntos le separan ya del quinto, el Manchester United. El fichaje de Demarai Gray procedente del Birmingham puede contribuir a aportar fondo de armario a un equipo que parece exhausto.
3. Siglo XIX 2-Siglo XXI 1
Peter Coates, el dueño del Stoke, decidió no renovar el contrato de Tony Pulis, el entrenador que había conducido al club a la primera división y le había asentado en la élite, al considerar que ya no podía llevar a los Potters más arriba. Con el propósito de transformar el estilo del equipo hacia uno más ofensivo y asociativo, Coates apostó por Mark Hughes, cuya reputación había sufrido un duro golpe tras su fracaso en el Queens Park Rangers. De la mano de Hughes llegaron jugadores creativos como Arnautovic, Bojan o Shaqiri y el club logró la temporada pasada su mejor clasificación histórica en Premier League. Sin embargo, Pulis demostró el sábado que sus armas tal vez sean más rudimentarias pero igual de efectivas. La victoria de los Baggies por 2-1 permitió al equipo situarse a solo tres puntos del Stoke.
4. El doble récord de Rooney
Con su obra de arte ante el Swansea que, a la postre, supuso la victoria del Manchester United ante el Swansea, Wayne Rooney rompió dos récords. A nivel de club, se colocó como el segundo máximo goleador de la historia de los Red Devils con 238 goles, a tiro de piedra ya de los 249 de Sir Bobby Charlton. Y además se aupó a la segunda posición de la lista de máximos goleadores en la Premier League con 188, aunque todavía muy lejos de los 260 de Alan Shearer. En una temporada aciaga, su gol del sábado representa quizás la primera nota positiva. Lo que está por ver es si puede representar un punto de inflexión en una temporada que acabará con la Eurocopa de Francia, donde está lejos de tener un puesto asegurado en el once titular.
5. No hay vuelta atrás para el Villa
El Aston Villa perdió un partido de fútbol, lo cual no constituye una novedad. Pero en esta ocasión lo hizo ante un rival directo por evitar el descenso, el Sunderland. Los Black Cats son posiblemente el peor equipo de la liga más allá de los propios Villanos. La derrota por 3-1 no es más que una señal más de que esta será la temporada en que finalmente el equipo de Birmingham abandone la élite.
6. Las indisciplinas del Southampton
El Southampton se ha convertido en un club vendedor. En las dos últimas temporadas, Nathaniel Clyne, Morgan Schneiderlin, Luke Shaw, Calum Chambers, Rickie Lambert, Adam Lallana y Dejan Lovren han abandonado el club en busca de ambiciones más elevadas. Los dos últimos jugadores en añadirse a esa lista de éxodos podrían ser Victor Wanyama y Sadio Mané. Ambos llevan meses siendo cortejados por los grandes de la Premier y esos cantos de sirena comienzan a hacer mella en ellos. Wanyama fue expulsado en la derrota en Norwich y Koeman le acusó de defraudar a su equipo. El segundo fue suplente tras llegar tarde a una reunión de equipo, tal y como reveló el propio técnico holandés. Se antoja complicado que ambos sigan vistiendo la camiseta de los Saints el próximo mes de septiembre.
7. The Andy Carroll Derby
Andy Carroll es el jugador más caro de la historia del Liverpool y del West Ham. El duelo entre ambos equipos abrió la jornada el sábado y los Hammers se alzaron con el triunfo gracias a un gol de Michail Antonio y otro del propio Carroll. El inglés fichó por el Liverpool en 2011 por 35 millones de libras como sustituto de Fernando Torres. En 44 partidos de Premier League con los Reds solo fue capaz de anotar seis goles, y fue cedido y luego traspasado al West Ham por unos 15 millones de libras. En los Hammers, Carroll ha visto su progreso frenado por las lesiones pero cuando ha jugado ha demostrado su eficiencia, como el sábado o ante el Chelsea semanas atrás. Quizás Carroll sea el fichaje más caro de ambos clubes pero sus prestaciones en uno y otro distan de ser comparables.
8. La apuesta de Pellegrini
En el minuto 55, el Watford se adelantó el sábado en Vicarage Road ante el Manchester City, que estaba obligado a sumar los tres puntos tras la victoria del Arsenal. Manuel Pellegrini decidió arriesgar en busca de la remontada: en el minuto 75, sustituyó a Eliaquim Mangala por Wilfried Bony. Eso significó que el medio centro Fernandinho pasó al eje de la zaga, los pivotes pasaron a ser Yaya Touré y David Silva, y Bony acompañó a Agüero en punta. La apuesta surtió sus frutos y el City remontó el partido en dos minutos. La reactividad de Pellegrini permite a los Citizens seguir a la estela del Arsenal.
9. ¿Dónde está Hazard?
La temporada pasada, Eden Hazard marcó 19 goles con el Chelsea entre todas las competiciones y fue elegido mejor jugador de la temporada en la Premier League. Esta temporada, el belga todavía no se ha estrenado y parece una copia barata del jugador eléctrico que impresionó la temporada pasada. Buena parte de la responsabilidad del despido de José Mourinho debe recaer sobre sus hombros. En el partido ante el Leicester que acabó siendo el último del técnico portugués, Hazard se retiró supuestamente lesionado tras un choque en el centro del campo con Jamie Vardy. El sábado, se retiró también antes de tiempo por una lesión muscular. El belga se está ganando una reputación de jugador poco comprometido que solo hace acto de presencia cuando el viento sopla a favor. En cualquier caso, considerando su estado de forma actual, su ausencia es más que bienvenida en el Chelsea. Sin él, el equipo jugó su mejor partido de la temporada y se impuso por 0-3 ante el Crystal Palace. Quizás una baja prolongada no sea una mala noticia para Hiddink.
10. Las extrañas decisiones de Roberto Martínez
Ante el Tottenham, el entrenador español decidió dejar en el banquilo a Gerard Deulofeu, su jugador más desequilibrante esta temporada. Además, decidió apostar por Tom Cleverley para acompañar a Gareth Barry en detrimento del joven Muhamed Besic, un fijo la temporada pasada. Por no hablar de las suplencias de Kevin Mirallas o Phil Jagielka. Pero quizás la decisión que más enfureció a los aficionados Toffees fue la de seguir apostando por Tim Howard bajo palos. El longevo portero estadounidense ha sido el eslabón más débil esta temporada en el Everton y muchos en Merseyside han pedido su relevo con el español Joel Robles. Quizás fruto de estas decisiones, el Tottenham fue ampliamente superior a los Toffees en la primera parte y el partido solo se equilibró en la segunda con la entrada de Besic y Deulofeu. El Everton tiene una plantilla amplia, equilibrada y rebosante de talento que debería aspirar a mucho más que el undécimo puesto que ocupa actualmente en la tabla. Quizás alinear a sus mejores jugadores podría ayudar.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información