10 reflexiones tras el fin de semana en la Premier League
El Manchester City se proclamó campeón de liga tras vencer en Wembley con un Raheem Sterling desatado y después de que el West Brom protagonizara una de las sorpresas de la temporada en Old Trafford.

1. El Manchester United sirve la liga en bandeja

Ni siquiera Pep Guardiola esperaba un tropiezo del Manchester United en casa ante el West Bromwich. El entrenador catalán reconoció tras la victoria de su equipo en Wembley que no vería el partido de los Red Devils porque tenía intención de jugar a golf con su hijo. Pero el Manchester United es un equipo impredecible estos días, como demostró su derrota ante el colista West Brom, un equipo que había ganado un partido de liga desde el 19 de agosto. José Mourinho sigue sin resolver la ecuación que le ha planteado la llegada de Alexis Sánchez y su única solución hasta ahora sigue sin dar resultados: sacrificar a Paul Pogba. Antes de la hora de juego, el entrenador portugués retiró al centrocampista francés pero esa solución, ya probada en varias ocasiones, no funciona. Sin Pogba, Alexis siguió sin aparecer y el Manchester United encajó el 0-1. Su única vía para buscar el empate fueron centros laterales para la cabeza de Romelu Lukaku. Fue un final impredecible para una liga más que predecible por la insultante superioridad del Manchester City.

2. Guardiola libera a Sterling

El Manchester City frenó su caída en picado con una convincente victoria en Wembley ante el Tottenham que, en última instancia, le ha permitido sellar el triunfo en la liga. Los Citizens arrollaron a los Spurs en los primeros compases y no tardaron en adelantarse 0-2. La ineficiente presión del equipo de Mauricio Pochettino permitió a los de Pep Guardiola explotar la línea defensiva adelantada de los locales. Sin embargo, Christian Eriksen redujo distancias antes del descanso y los Spurs estuvieron cerca del empate tras la reanudación. Ahí fue cuando Guardiola tomó la decisión que sentenciaría el partido. El catalán dio entrada a Nicolás Otamendi por Leroy Sané y pasó a defensa de tres, adelantando la posición de Raheem Sterling. El inglés destrozó a los Spurs con su velocidad y marcó el definitivo 1-3.

3. Giroud adelanta a Morata

Para su visita a Southampton, Antonio Conte mantuvo en la punta de ataque a Álvaro Morata en detrimento de Olivier Giroud. En 2018, el español ha marcado un gol en Premier League, una cifra que no incrementó en la costa sur, donde el Chelsea arrancó el partido perdiendo por 2-0. Sin embargo, el panorama cambió drásticamente tras la entrada del delantero francés a la hora de juego. Giroud anotó el 2-1 en el minuto 70 y solo ocho minutos después puso el definitivo 2-3. Con este doblete, el francés adelanta a Morata en goles en liga y, sobre todo, pone en evidencia una vez más las deficiencias del delantero español, torpe con los pies e incapaz de entenderse con Eden Hazard. Giroud comenzó la temporada como el delantero suplente del Arsenal y todo apunta a que la acabará como el delantero titular del Chelsea.

4. El poder del vestuario del Leicester

Durante la semana, varios medios ingleses se hicieron eco del mal ambiente entre la plantilla del Leicester a causa de los métodos de entrenamiento de Claude Puel y algunas decisiones tácticas. Los Foxes se enfrentaron al Burnley en un duelo directo por la séptima plaza que, a menos que el Southampton gane la Copa, dará acceso a la Europa League. La actuación del equipo de Puel hizo poco por desmentir los rumores de la semana. Los Foxes se mostraron como un equipo pusilánime, lánguido y poco ambicioso. A los Clarets les bastó con su tradicional eficiencia para desmontar a un equipo que parece haber dado la temporada por concluida hace semanas. Desde que Nigel Pearson fue despedido y en especial tras el triunfo en liga, los jugadores del Leicester parecen ser los responsables últimos de poner y quitar entrenadores. Una peligrosa costumbre.

5. El código binario de la defensa del Liverpool

0, 1, 0, 0, 1, 0. No es un código binario sino los goles encajados por el Liverpool en sus últimos seis partidos. En la victoria por 3-0 ante el Bournemouth, los tres integrantes del tridente más en forma de toda Europa anotaron su nombre entre los goleadores. Mohamed Salah (29), Roberto Firmino (15) y Sadio Mané (10) permitieron al Liverpool convertirse en el primer equipo de la liga en tener tres jugadores con diez goles o más. La excelente temporada del tridente está opacando el fantástico rendimiento de la defensa de los Reds en los últimos meses. Virgil van Dijk ha demostrado ser un extraordinario fichaje, no solo por sus propias prestaciones sino porque mejora a los que le rodean, comenzando por Dejan Lovren, fantástico en el partido de vuelta ante el Manchester City. Andy Robertson se ha establecido en el lateral izquierdo y Trent Alexander-Arnold se ha convertido en una de las revelaciones de la temporada, hasta el punto que parece sorprendente que no haya sido nominado por la PFA a mejor joven del año en Inglaterra. Y en la portería, Loris Karius se ha asentado finalmente tras unos inicios complicados en el fútbol inglés. Jürgen Klopp por fin ha encontrado el equilibrio que llevaba dos años buscando.

6. La labor más ardua de Hodgson

El Crystal Palace logró una victoria indispensable en su búsqueda de la salvación en el derbi ante el Brighton. El doblete de Wilfried Zaha permitió a los Eagles vencer por 3-2 y sumar tres puntos que le alejan de la quema. Aunque el trabajo de Roy Hodgson desde que llegó a Selhurst Park es encomiable, habría resultado mucho más complicado si no hubiera podido contar con Zaha, un jugador desequilibrante que ha explotado definitivamente tras el paso atrás que supuso su fichaje por el Manchester United y la pesada etiqueta de haber sido el último fichaje de Sir Alex Ferguson tras 26 años en Old Trafford. Tras la ardua tarea de mantener al equipo en la Premier League, Hodgson afrontará en verano una labor igual de complicada: retener a Zaha en el sur de Londres.

7. Javi Gracia no pasa la entrevista

Tras el despido de Marco Silva, el Watford nombró al español Javi Gracia como entrenador hasta final de temporada. Posiblemente, el exentrenador de Osasuna y Málaga entre otros tenía el objetivo de causar una buena impresión en estos meses que le permitiera rubricar un contrato a largo plazo con los Hornets. Ni los resultados ni el juego del equipo parecen indicar que ese vaya a ser el caso. Tras caer por 1-0 en Huddersfield, el equipo de Gracia ha sumado un punto de los últimos quince. Lo cierto es que el banquillo del Watford es un regalo envenenado en las segundas mitades de temporada. Como descubrieron antes Quique Sánchez Flores y Walter Mazzarri, el Watford se ha especializado en inicios de temporada fulgurantes para irse apagando paulatinamente a partir de Navidad, una vez sellada la permanencia. Esta temporada no ha sido una excepción. Igual de lejos de Europa que del descenso, los jugadores del Watford se han tomado unas vacaciones prematuras que posiblemente dejen a Gracia en el paro en mayo.

8. El mismo viejo Arsenal

La semana pasada ya comentamos en estas mismas páginas el rompecabezas que debía resolver Arsène Wenger para reunir sobre el césped a Alexandre Lacazette y Pierre-Emerick Aubameyang. Tal y como adelantamos entonces, la solución pasa por escorar al gabonés en la banda izquierda, como hizo Wenger en Newcastle. La pareja se antoja prometedora después de que ambos combinaran en el 0-1 del francés. Pero el Arsenal sucumbió por culpa de los mismos viejos errores de siempre. Primero, Shkodran Mustafi se dejó ganar la posición en el primer palo por Ayoze Pérez, tal y como le había sucedido la semana anterior ante el Southampton con Shane Long. El definitivo 2-1 fue todavía más calamitoso. Tras una serie de despejes infructuosos, Matt Ritchie acabó rematando solo dentro del área aprovechando la desubicación absoluta de los defensas de los Gunners. Defendiendo así, Antoine Griezmann y Diego Costa se van a dar un festín en las semifinales de la Europa League.

9. Carvalhal afronta un verano complicado

El Swansea parece no querer abandonar la zona baja de la clasificación. Mientras Huddersfield, Crystal Palace y Newcastle hicieron sus deberes y dieron un paso más o menos definitivo hacia la salvación, los galeses parecen querer seguir sufriendo hasta el final. Su empate en casa ante el Everton, un equipo sin otro objetivo que finalizar la temporada dignamente, les mantiene cinco puntos por encima del descenso pero sus próximos encuentros serán ante Manchester City y Chelsea antes de visitar Bournemouth y recibir a dos rivales directos, Southampton y Stoke. Si logran la salvación, Carlos Carvalhal deberá emprender una profunda reestructuración. Jugadores clave durante los últimos años como Wayne Routledge, Ángel Rangel, Leon Britton, Lukasz Fabianski o Nathan Dyer han superado la treintena mientras que cedidos como Andy King, Renato Sanches o Tammy Abraham difícilmente seguirán. Por no hablar de jugadores que han ofrecido un rendimiento decepcionante en el sur de Gales, como Luciano Narsingh, Wilfried Bony o Martin Olsson. Se avecina un verano frenético en el Liberty Stadium.

10. El EuroBurnley de Sean Dyche

El Burnley sumó ante el Leicester su quinta victoria consecutiva, un hito que no lograba en primera división desde 1968. Esos tres puntos significan que los Clarets son oficialmente el equipo más en forma de toda la liga y que solo una catástrofe evitaría que finalizaran la liga en séptima posición (o sexta, considerando la debacle del Arsenal) y, por tanto, jugaran la Europa League (a menos que el Southampton gane la Copa, el séptimo tendrá plaza en Europa). Más allá del atractivo romántico de ver al rústico Burnley de Sean Dyche pasear por Europa, resultará interesante comprobar cuál es el rendimiento en el continente de un equipo eminentemente británico en cuanto a estilo y personal. Los representantes ingleses en Europa suelen ser equipos entrenados por extranjeros, repletos de jugadores procedentes de los cinco continentes y que adoptan un estilo más continental que típicamente británico. Será refrescante ver a un entrenador inglés comandando a un grupo de británicos por todo el continente. Quién sabe, quizás el EuroBurnley dé una sorpresa a más de uno.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información