10 reflexiones tras la jornada de Boxing Day
La jornada del Boxing Day dejó al Manchester City más líder, una carrera lucha entre Mark Hughes y Mauricio Pellegrino, y un récord histórico de Harry Kane.

1. Histórico Kane

Gracias a su hat-trick ante el Southampton en el último partido del año del Tottenham, Harry Kane logró dos hitos al mismo tiempo: primero, superar el récord de Alan Shearer de goles en Premier League en un año natural; segundo, erigirse en el jugador con más goles en las cinco grandes ligas europeas superando a Leo Messi. Estos logros le colocan por derecho propio entre los mejores delanteros del mundo, en la misma categoría que los Robert Lewandowski, Edinson Cavani, etc. Kane es un delantero total. Marca con la derecha, con la izquierda, con la cabeza, remata, se asocia… Y tiene algo poco común en un delantero: constancia. Kane va camino de encadenar su cuarta temporada consecutiva superando los veinte goles en Premier League. Y todo con 24 años.

2. La cama invertida de Silva

Un mes y siete partidos más tarde, el Watford volvió a ganar un partido de fútbol. Tras un empate y cinco derrotas, los Hornets por fin regresaron a la senda del triunfo gracias a su remontada ante el Leicester. La semana pasada, Borja García, colaborador de esta casa, sugería la posibilidad de que el Watford fuera el escenario de un caso único en la historia del fútbol: un entrenador haciéndole la cama a sus jugadores. Marco Silva ha sido vinculado con la mitad de los puestos vacantes en la Premier League (incluyendo el suculento del Everton o el tentador del Leicester) pero el Watford se ha mostrado siempre reacio a dejarle marchar. Así que Silva podría haber optado por forzar su despido a través de las derrotas. El caso es que el técnico portugués recuperó a algunos hombres importantes como Abdoulaye Doucouré, apostó por otros nuevos como Molla Wagué y recolocó a otros como Richarlison, y su equipo volvió a la senda del triunfo.

3. Los dos equipos más aburridos del mundo

En The Hawthorns se enfrentaban el West Brom de Alan Pardew y el Everton de Sam Allardyce. Dos técnicos que no se han caracterizado nunca por su apuesta por el fútbol ofensivo. Una vez más, Allardyce plantó su autobús y repelió con tino todos los intentos de los Baggies. De hecho, el principal mérito de Big Sam es haber convencido a un grupo de jugadores razonablemente talentosos de renunciar al balón y colgarse durante hora y media del larguero cual chimpancés. Pero al menos le va bien en cuanto a resultados. El equipo de Alan Pardew no juega mucho mejor y ni siquiera gana. Las cifras del West Brom son espeluznantes: desde que ganó sus dos primeros partidos allá por agosto no ha vuelto a ganar un partido de fútbol. Y nos adentramos en 2018.

4. El flamante delantero del Swansea

El despido de Paul Clement no ha logrado reactivar al Swansea, más bien al contrario. Lo cual parece indicar a las claras que los jugadores no le estaban haciendo la cama al técnico inglés. Simplemente, no les da para más. Ante el Liverpool encajaron un severo 5-0 que podría haber sido el doble si los Reds hubieran estado algo más atinados. Leon Britton, técnico interino del Swansea mientras encuentra un entrenador (suerte con eso), tomó la extraña decisión de sustituir al lesionado Wilfried Bony por el joven escocés Oli McBurnie y dejar en el banquillo a Tammy Abraham. McBurnie es un tipo que no parece futbolista, con esa piel blanca como la leche, las medias a la altura del tobillo y esos andares desgarbados. Basta con verle jugar diez minutos para confirmar que no es un futbolista. Al menos no para la Premier League.

5. Necesitamos VAR, capítulo 2945

El West Ham tuvo que trabajar duro en Bournemouth para levantar un partido que se le había puesto muy complicado con el 2-1. Pero dos goles del recuperado Marko Arnautovic permitieron a los Hammers dar la vuelta al marcador y ponerse con 2-3 cuando el partido ya agonizaba. Entonces llegó la acción determinante del partido. Los Cherries igualaron en el tiempo de descuento con un gol doblemente inválido: existía fuera de juego en el inicio de la jugada (como señaló con acierto el asistente, aunque el árbitro principal le hizo caso omiso) y Callum Wilson acabó rematando con la mano. Un gol ilegal por partida doble que impide al West Ham acabar de abandonar la zona caliente de la clasificación. Estas jugadas tienen trascendencia directa sobre la clasificación y a final de año pueden ser la diferencia entre mantenerse o descender. Es decir, una diferencia de más de 100 millones de libras. Aunque el VAR tenga sus propios errores, debería permitir detectar algunos evidentes como este.

6. ¿El fin del rey?

La principal novedad del Manchester United en la previa del encuentro ante el Burnley en Old Trafford fue el regreso de Zlatan Ibrahimovic a la titularidad tras muchos meses de baja por su grave lesión de rodilla. El delantero sueco ha demostrado durante estos meses una fortaleza mental a toda prueba y una capacidad sorprendente para recuperarse de una lesión de extrema gravedad. Sin embargo, la edad es un juez implacable que no perdona a nadie. A sus 36 años, Zlatan está ya en el epílogo de su carrera y ha decidido vivirlo en la élite de la Premier League en lugar de bajar revoluciones y gozar de la buena vida en Estados Unidos u otras lucrativas latitudes. Pero quizás ya no está para estos trotes. José Mourinho le sustituyó al descanso con 0-2 en contra y unos 45 minutos muy pobres. Cuando Jesse Lingard es más determinante que tú, quizás es que ha llegado el momento de decir adiós.

7. Spanish Premier

El Chelsea selló una victoria de trámite ante el Brighton por 2-0 con goles íntegramente españoles. Álvaro Morata marcó el primero tras asistencia de César Azpilicueta (la sexta que el defensa le da al delantero esta temporada en liga), mientras que Marcos Alonso y Cesc Fàbregas se asociaron en el segundo tanto. Durante la época de Rafa Benítez, asistimos al nacimiento del Spanish Liverpool. Luego llegó el Spanish Swansea. Y ahora tenemos el Spanish Chelsea. La influencia de los jugadores españoles en la Premier League sigue tan fuerte como siempre. Aportan características que son raras de encontrar en los jugadores ingleses: inteligencia táctica, percepción, facilidad asociativa… Prácticamente todos los equipos de la Premier tienen un español marcando el ritmo: David Silva en el Manchester City, Juan Mata y Ander Herrera en el Manchester United, Santi Cazorla hasta hace poco en el Arsenal, Oriol Romeu en Southampton, Perico Obiang en el West Ham… Un mérito indudable del fútbol base español, que ha encontrado el secreto para producir estrellas en serie.

8. Hughes vs Pellegrino

Está siendo un año complicado para los entrenadores de la Premier League. Con el reciente despido de Paul Clement, ya son seis los técnicos despedidos esta temporada en la primera división inglesa (Tony Pulis, Slaven Bilic, Frank De Boer, Ronald Koeman, Craig Shakespeare y el citado Clement). Pero la lista amenaza con engordar en las próximas semanas. Tras Boxing Day, los favoritos en las apuestas son Mark Hughes y Mauricio Pellegrino. El galés salvó el primer match-ball ganando por 3-1 al West Brom y reforzó su posición empatando in extremis en Huddersfield. Pero el sábado visita al Chelsea y las cosas se podrían poner feas rápidamente. Más peliagudo lo tiene el argentino, al que el Tottenham le endosó cinco goles en Boxing Day y visita a continuación a un Manchester United herido. No se puede descartar la posibilidad de que Pellegrino no llegue a 2018.

9. ¿Cómo frenar a este Manchester City?

El Manchester City de Pep Guardiola cada vez recuerda más al Barcelona de Pep Guardiola. Aunque con algunas variantes añadidas, el City aplasta a sus rivales a base de posesión y la búsqueda constante del hombre libre para traspasar las líneas enemigas. Como sucedió con aquel Barça, los rivales del City están todavía tratando de hallar la forma de frenar a un rival irrefrenable. Algunos, pocos, apuestas por una presión alta para impedir la salida limpia del balón. Una carencia de aquel Barça que Guardiola ha resuelto con Ederson, un portero con un desplazamiento lejano tan preciso como el de un jugador de campo. Pero la mayoría de rivales hacen como el Newcastle en la primera parte este miércoles. Es decir, acumular efectivos cerca de su portería a la espera de que pasen los minutos y puedan cazar un gol al contraataque o a balón parado. Una táctico con escasas posibilidades de éxito porque esos equipos recuperan el balón muy cerca de su portería, con muchos jugadores rivales cerca y escasísimas oportunidades de llegar a la portería contraria. En esa primera parte, el Newcastle había tenido el balón un 16% del tiempo y había completado 45 pases, diez de los cuales los dio su portero Rob Elliott al reanudar el juego tras paradas o disparos del rival. En cambio, en la segunda parte, las urracas fueron a por el partido y rozaron el empate. Quién sabe lo que habría sucedido si hubieran hecho lo mismo todo el partido.

10. La incógnita del Arsenal

Así como el cambio de Arsène Wenger a una línea de tres defensas centrales no pareció obedecer a ningún motivo concreto, lo mismo sucede con su regreso a la línea de cuatro. Quizás se trata simplemente de que no dispone de suficientes defensas de garantías para formar una línea de cinco incluyendo a los carrileros. El caso es que, ante el Liverpool, Wenger volvió a la línea de cuatro que utilizó durante dos décadas con resultados claramente mejorables. Ante el Crystal Palace, uno de los peores equipos en ataque de toda la liga (solo Brighton, West Brom y Swansea han marcado menos goles que el equipo de Roy Hodgson), es posible que Wenger siga insistiendo en la línea de cuatro. En ese caso, la incógnita será saber quién acompaña a Laurent Koscielny, si Shkodran Mustafi o Nacho Monreal. Y, por otro lado, veremos si Wenger vuelve a confiar en Sead Kolasinac para el costado izquierdo o sigue apostando por Ainsley Maitland-Niles, un extremo derecho que lleva un par de partidos como lateral izquierdo…

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información