10 reflexiones tras la jornada en la Premier League
El Manchester City dispondrá de una oportunidad poco común la próxima semana, el Tottenham logró ganar en su escenario maldito, Romelu Lukaku se reivindica y Salomón Rondón busca empleo.

1. El horizonte se aclara

A falta de ocho jornadas (aunque a más de la mitad de los equipos de la liga les queda un noveno aplazado por la Copa), el horizonte se está aclarando a pasos agigantados. Esta ha sido una jornada reveladora en cuanto a la consecución del título, los puestos de Champions y, en menor medida, el descenso. El Manchester City será campeón la semana que viene si gana en casa a su rival ciudadano. La victoria del Tottenham ante el Chelsea implica que, con casi total probabilidad, Manchester United, Liverpool y Tottenham acompañarán al campeón en la Champions League. Por abajo, las victorias locales de Newcastle y West Ham les alejan del peligro. Los dos clubes que acompañarán al West Brom en su viaje a segunda división deberían salir entre Swansea, Huddersfield, Crystal Palace, Southampton o Stoke.

2. La vieja historia de siempre

El Crystal Palace cayó por 1-2 ante el Liverpool en la apertura de la jornada. Los Eagles perdieron por la mínima ante un grande, una película ya muy vista por los de Roy Hodgson estas últimas semanas. En las últimas cinco jornadas, el Palace ha caído por la mínima ante Tottenham (0-1), Manchester United (2-3), Chelsea (2-1) y Liverpool. A pesar de las numerosas ausencias por lesión, el equipo de Hodgson nunca ha dejado de presentar batalla ante cualquier equipo y aunque su situación en la tabla es angustiosa (17º, a dos puntos de la quema), las sensaciones son positivas para los del sur de Londres. Sus últimos seis partidos son ante rivales directos o de media tabla (Bournemouth, Brighton, Watford, Leicester, Stoke y West Brom). Ahí es donde deben demostrar que merecen seguir un año más en la Premier League.

3. La curiosa asistencia del Emirates

Oficialmente, la asistencia para el duelo entre Arsenal y Stoke en el Emirates (3-0 para los locales) rozó la plena capacidad, con casi 60.000 espectadores. Pero la imagen de la grada reflejó otra cosa: prácticamente la mitad de los asientos estaban vacíos. ¿Qué sucede entonces? ¿El encargado de contar los espectadores no aprobó matemáticas en primaria? ¿La maquinaria se estropeó? No, la respuesta es otra. Para ocultar la decreciente presencia de sus aficionados en las gradas del Emirates, el Arsenal cuenta localidades vendidas, no necesariamente ocupadas. Es decir, los asientos correspondientes a un abonado de temporada se consideran como ocupados aunque el titular no haya ido al campo. Que es lo que está sucediendo precisamente en las últimas jornadas. Los “season-ticket holders” le están dando la espalda al equipo, sin más aspiración en liga que el quinto lugar. Pero el club sigue vendiendo una imagen que nadie cree.

4. Rondón busca empleo

El West Brom perdió su 25º partido de liga ante el Burnley (1-2) y el descenso puede ser cuestión solo de dos semanas. Sin objetivos colectivos más allá de darle alguna alegría esporádica a sus maltratados aficionados, los jugadores se centran ahora en sus propias metas. Es decir, convencer a los demás clubes de Premier League de que merece la pena hacer una oferta por ellos y que lo del descenso no ha sido culpa de ellos. El más esmerado está siendo Salomón Rondón, que ha marcado dos goles y dado una asistencia en sus últimos tres partidos. El venezolano suma ya seis goles en liga esta temporada y es un elemento más que interesante para clubes de media tabla como West Ham, Bournemouth o Burnley. Como él está tratando de demostrar en las últimas jornadas.

5. Una victoria histórica

La última victoria del Tottenham en Stamford Bridge se remontaba a 1990. Una época en que la Unión Europea, la Premier League, Internet, Google o Amazon ni siquiera existían. Así de larga ha sido la espera por una victoria en casa de uno de los rivales más odiados. Los Spurs vencieron por 1-3 con un doblete de Dele Alli y, de paso, dejan a los Blues pendientes de un milagro para entrar en Champions League. El crecimiento de los Spurs con Mauricio Pochettino es tan indiscutible como imparable. La temporada próxima, el equipo del norte de Londres participará en la Champions League por tercera edición consecutiva. Para poner en perspectiva su mérito, solo lo había hecho en una ocasión antes en toda su historia. Para celebrarlo, los Spurs estrenarán su nuevo hogar en 2018-19, con la mayor capacidad de todos los equipos de Londres. Grandes éxitos aguardan al que sabe esperar pacientemente.

6. El Manchester City ante una oportunidad poco común

La cómoda victoria por 1-3 en Goodison Park ante el Everton permitirá al Manchester City gozar de una oportunidad histórica: conquistar el título en casa ante el máximo rival. En efecto, los Citizens serán campeones el próximo fin de semana si son capaces de derrotar al United en el Etihad. Un evento poco común en la máxima división del fútbol inglés. El Arsenal conquistó el título de liga en 1971 en White Hart Lane con una victoria por 0-1 y repitió el éxito en 2004 con un 2-2, y ahora el City puede seguir sus pasos. Ganar el título es una cosa, hacerlo con brillantez es otra y hacerlo en casa ante el rival más odiado es el súmmum para cualquier aficionado. La cita, el próximo sábado en el último partido de la jornada.

7. El mejor bálsamo

El West Ham contrató seguridad extra para controlar a sus aficionados en el London Stadium ante la posible repetición de los altercados ocurridos ante el Burnley. Además, pagó a la policía (en Reino Unido, los clubes deben pagar si desean ayuda policial) para que destinaran patrullas a controlar el interior y los alrededores del estadio. E incluso equipó al personal de seguridad con gafas de seguridad y botas de fútbol por si tenían que saltar al césped a detener a algún espontáneo. Pero nada de eso fue necesario porque el equipo cumplió con su parte. Los Hammers destrozaron al Southampton en una primera parte eléctrica y se fueron al descanso con un lapidario 3-0. El marcador ya no se movió y los Hammers dejan a los Saints y al descenso a cinco puntos. No hay mejor bálsamo que una victoria.

8. El activo más valioso de Newcastle

Esta es la cuarta temporada del canario Ayoze Pérez en Newcastle. A pesar de su juventud, desde su llegada se convirtió en un fijo en el equipo, entonces entrenado por Alan Pardew. En estos años, jamás ha disputado menos de veinte partidos de liga como titular y nunca ha dejado de colaborar con un puñado de goles importantes. Además, ha demostrado su compromiso con el club jugando en todas las posiciones en que se le ha requerido e incluso en segunda división, cuando clubes de la Premier League estaban interesados en él. El sábado anotó posiblemente uno de sus goles más importantes con las urracas, el 1-0 ante el Huddersfield que permite al club del norte escalar posiciones y huir del descenso. Con 24 años, Ayoze se ha convertido en uno de los principales activos del equipo de Rafa Benítez.

9. Kasper mantiene al Leicester en la lucha por Europa

Eliminado de la Copa, el único objetivo del Leicester es la séptima plaza de la liga, que dará lugar a la Europa League a menos que el Southampton conquiste la Copa (cosa que se antoja harto complicado considerando cuáles son los otros tres equipos implicados). Esta meta se antojaba complicada a media tarde del sábado, cuando el Burnley estaba ganando en West Bromwich y el Brighton se disponía a lanzar un penalti ante el Leicester para poner el 1-0. Una combinación que habría dejado a los Foxes a seis puntos de los Clarets. Pero Kasper Schmeichel detuvo el penalti de Glenn Murray y, poco después, Vicente Iborra puso el 0-1 en la costa sur. Ni siquiera la expulsión de Wilfried Ndidi pudo evitar que el Leicester se llevara la victoria de Brighton. La lucha entre Burnley y Leicester por la séptima plaza es una de las pocas batallas que quedan por dilucidar en la Premier League.

10. El indiscutible delantero centro del Manchester United

Paul Pogba no es el único jugador caro que ha sido objeto de las críticas esta temporada en Old Trafford. Romelu Lukaku también ha sido duramente criticado durante algunas fases de la temporada por su sequía goleadora y sus dificultades para participar en el juego de su equipo. Sin embargo, sus 15 goles en liga son un excelente rendimiento para un delantero que todavía tiene 24 años y que está disputando su primera temporada en el Manchester United. Ante el Swansea, Lukaku marcó el 1-0 y su presencia física volvió a ser un dolor de cabeza para la endeble defensa galesa. El partido finalizó con victoria local por 2-0 y el United acabó exhibiendo las carencias que le costaron la eliminación de la Champions League ante el Sevilla pero Lukaku demostró que tiene el nivel para ser el delantero titular del equipo.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información