5 cosas que podrían pasar esta semana en la Premier League
La resaca del Super Sunday y sus secuelas, Ranieri contra su pasado, un partidazo con sabor melancólico...

El derbi menos derbi 

Si la anterior jornada vivimos un Super Sunday con tres derbis, esta jornada intersemanal también tendrá su ración de morbo y tensión. Brighton y Crystal Palace jugarán una vez más el derbi más extraño del fútbol británico, ya que su rivalidad se debe más a la enemistad de dos hombres que a motivos geográficos, sociales o económicos. Ambos equipos viven, a día de hoy, con un ojo puesto en la zona de descenso. Cierto es que los Seagulls están instalados en una zona más tranquila que la de sus rivales, pero un traspiés inesperado puede meterles en la lucha por el descenso. Además, una victoria supondría hundir más en el fango al Palace, por lo que la victoria sería doble. 

Ranieri contra su pasado

Debe ser que me he quedado tocado de la cabeza con los derbis, ya que allá donde miro veo uno. No hay más que ver que al Fulham-Leicester de esta jornada lo he llamado el Derbi de Claudio Ranieri. El entrenador italiano se enfrentará al equipo con el que hizo historia años atrás, consiguiendo levantar la Premier League más improbable. Su Fulham sigue en último lugar pese a las buenas sensaciones desde su llegada, aunque una victoria posiblemente les saque de los puestos de descenso. Mientras, el Leicester sigue sumido en la tristeza tras la trágica pérdida de su presidente Khun Vichai, por lo que llevarse los tres puntos de Londres les ayudaría a retomar el vuelo. 

La de vueltas que da la vida

Si el año pasado me cuentan que el Burnley es de los equipos más goleados y el Liverpool el equipo que mejor defiende, posiblemente le recomendaría ir al psicólogo. Pero así es, amigos. En cuestión de meses, los Reds han transformado su pólvora en ataque en un muro de cemento armado impenetrable. Mientras, en un lapso de tiempo similar, los Clarets han perdido esa fiabilidad defensiva, marca Sean Dyche, para ser un equipo tremendamente frágil metido en la lucha por la permanencia. Por ello, la visita del Liverpool a Turf Moor promete ser tan aburrida como los últimos partidos de uno y otro equipo. Aun así, si eres capaz de mantenerte despierto, el encuentro siempre nos puede dejar una joya del surrealismo como ese gol de Origi en el minuto 96 ante el Everton.

El Derbi de Mauricio

Casi consigo hacer un punto de esta lista sin hablar de derbis. Pero no. Tuve que mencionar el del Merseyside. Así que, ya que no tengo solución, voy a seguir con esos derbis inventados que tanto gustan. El Tottenham, tras la dolorosa derrota ante el Arsenal en la pasada jornada, recibirá al Southampton en el derbi de Mauricio Pochettino. No solo los locales llegan tocados, ya que los Saints jugarán el partido sin entrenador debido a la reciente destitución de Mark Hughes. Pese a ello, los jugadores del Southampton debían ser conscientes de que esta situación podría llegar, ya que el galés apuntaba al despido prácticamente desde que le contrataron a inicios de año. Sinceramente, me gustaría hacer una previsión en la que diga que el partido va a estar disputado, pero no tiene pinta. Les tocará esperar a los sureños a que llegue el nuevo entrenador si quieren sacar puntos de cara a la permanencia.

Todo tiempo pasado fue mejor

Manchester United y Arsenal. O viceversa. Posiblemente, son los dos equipos más grandes del fútbol inglés, siempre con el permiso del Liverpool. Pese a ello, poco queda de aquellos Invencibles o de los Fergie Babes. La actualidad es mucho más oscura y apática. Ambos clubes, en reconstrucción tras sus épocas gloriosas, se enfrentarán en Old Trafford en lo que será el partidazo de la jornada. Los de José Mourinho llegan al encuentro en su habitual pesimismo, algo habitual en ellos desde el inicio de la temporada. Mientras, Unai Emery y sus muchachos siguen generando buenas sensaciones en el primer año de la era post Arsene Wenger. Y visto su estado de forma, capaces son de firmar un resultado histórico en la casa de un viejo rival. Aun así, nos sabrá a poco por la dichosa comparación con el pasado. Quien retrocediese unos años para volver a vivir la batalla de Old Trafford o ese legendario 8-2, vaya.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información