5 cosas que podrían pasar este fin de semana
La Premier League cierra el 2016 con la última jornada de la primera vuelta, en la que el duelo entre Liverpool y Manchester City destaca especialmente. La competición llega a su ecuador y varios equipos todavía tratan de encontrarse a sí mismos…

1. El tigre más manso

Aunque hay varios equipos que están haciendo cuantiosos méritos para ser señalados como el peor de la Premier League, el conjunto más débil de los veinte que componen la máxima categoría del fútbol inglés es, muy probablemente, el Hull City. No obstante, las críticas generalmente van a parar a otros clubes porque dirigirlas hacia los Tigers sería cebarse con un equipo y una afición que ya saben desde agosto que la próxima temporada jugarán en Championship. El Hull City consiguió tantos puntos en las dos primeras jornadas (6) como en las dieciséis posteriores, y aunque la distancia con respecto a la salvación no es insalvable, la diferencia de calidad con respecto a sus competidores convierte la gesta en algo prácticamente utópico. El Hull cerrará el año recibiendo en casa a un Everton ligeramente al alza. El éxito del plan de juego de los de Koeman está supeditado a aprovechar los fallos rivales y a la inspiración de Romelu Lukaku, pero mientras eso se transforme en puntos, los aficionados Toffees estarán contentos.

2. Una prueba de categoría

El salto de calidad que experimentó el Liverpool a raíz de la llegada de Jürgen Klopp a Anfield en octubre del año pasado es innegable. El alemán no sólo otorgó a los Reds una identidad y un estilo definido, sino que además les impregnó de su indudable gen competitivo. Especialmente en encuentros ante rivales directos, Klopp es un valor añadido: doce partidos de Premier ante los otros equipos del considerado top-6 de la liga inglesa, con cinco victorias, seis empates y una derrota. Por su parte, el bagaje de Pep Guardiola en estos mismos encuentros muestra dos victorias y dos derrotas. El sábado, Liverpool y Manchester City se enfrentan en un perdido vital para ambos, pues las aspiraciones al título liguero quedarán muy mermadas para el que pierda. En las últimas semanas, los Reds han desplegado un juego más estimulante y convincente, pero los Citizens recuperan para la causa a Sergio Agüero. Pocos mejores que el argentino para hacer tambalear defensas. Y la del Liverpool, por desgracia para Klopp, no necesita grandes movimientos sísmicos para venirse abajo.

3. Que ‘lo normal’ deje de ser normal

Llevamos toda la temporada escuchando que el rendimiento del Leicester City esta temporada es ‘lo normal’, y que ‘lo anormal’ fue lo del año pasado. Si bien es cierto que la temporada realizada por los Foxes en la 2015-16 fue desorbitadamente inopinada, no puede catalogarse de ‘normal’ que un equipo en el que juegan Riyad Mahrez, Jamie Vardy o Islam Slimani esté ubicado en la decimosexta posición. El Leicester tiene la suficiente calidad en su plantilla para transitar sin preocupaciones por la zona media de la tabla. Tiene carencias, desde luego, especialmente en una zaga extremadamente endeble, pero un descenso a Championship sería catastrófico. A poco que el equipo recupere medianamente la solidez y sus estrellas se enchufen, debería salir de la zona baja. Teniendo en cuenta sus guarismos a domicilio (únicamente dos puntos conseguidos lejos del King Power Stadium), deberían aprovechar el partido de este fin de semana, en el que reciben al West Ham, para coger un poco de aire. Cuando quieren competir, todavía saben hacerlo. Que se lo digan al Manchester City.

4. Igualdad entre los máximos goleadores

Tras la disputa de las últimas jornadas, la lucha por el máximo goleador cuenta con tres candidatos principales: Diego Costa, que lidera la tabla debido a su regularidad de cara a puerta (13 tantos); Zlatan Ibrahimovic, que se ha reenganchado gracias a sus fantásticos registros durante el mes de diciembre (12), y el siempre decisivo Alexis Sánchez (12). En la jornada que cierra la primera vuelta de la competición, los tres artilleros tienen partidos propicios para engrosar la cuenta, pues todos ellos juegan en casa: el Chelsea lo hará ante el Stoke City, el Manchester United ante el Middlesbrough y el Arsenal ante el Crystal Palace. Los tres atacantes se encuentran en un gran momento de forma y querrán despedir el año aumentando su cifra de goles. No son, sin embargo, los únicos implicados, pues Sergio Agüero y Romelu Lukaku les siguen a una distancia prudencial, con diez goles cada uno. Sorprende que el equipo más anotador de la Premier League, el Liverpool, no tenga una referencia goleadora, pues sus tantos están bastantes repartidos entre sus múltiples mediapuntas.

5. Curtis y el extintor

Cuando el Swansea rescindió a Francesco Guidolin, allá por octubre, se precipitó al contratar a un Bob Bradley que nunca llegó a encajar en el conjunto galés. Por eso, ahora son conscientes de que es necesario dedicar un tiempo a decidir quién debe llevar las riendas del equipo. Mientras tanto, Alan Curtis, apagafuegos oficial del Swansea, vuelve al escenario con la intención de aportar su granito de arena en forma de una victoria que podría ser balsámica para el actual penúltimo clasificado de la tabla. Las sensaciones transmitidas durante las últimas jornadas fueron las de un equipo impotente, y los resultados dan buena cuenta de ello: 3-1 ante el West Brom, 3-0 ante el Middlesbrough y 1-4 ante el West Ham. Tres derrotas contundentes ante equipos que no son precisamente candidatos a ganar la Premier League. La imagen mostrada en el último compromiso en el Liberty Stadium fue bochornosa, pero los Swans tienen la oportunidad de resarcirse frente a un Bournemouth cuyas prestaciones bajan ostensiblemente cuando juega fuera de casa.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información