5 cosas que podrían pasar este fin de semana en la Premier League
El City tiene una nueva oportunidad para proclamarse campeón, el Burnley está a un paso de hacer su mejor temporada desde los años setenta, Southampton y Stoke se quedan sin margen y varios equipos buscan la permanencia.

1. Wembley para curar las heridas (o agravarlas)

Tras dominar imperialmente durante media temporada, el Manchester City ha llegado al tramo final de la campaña en su peor momento. Tras la eliminación en Champions League a manos del Liverpool, los citizens no tienen más objetivo que certificar su quinta Premier League. Tras el coitus interruptus del derbi de Mánchester, este fin de semana los Sky Blues tienen una nueva oportunidad para proclamarse campeones, pero no dependen de sí mismos: tendrían que vencer al Tottenham a domicilio y esperar a que el Manchester United no sea capaz de derrotar al West Brom, cosa que no parece demasiado probable. Los de Guardiola intentarán resarcirse después de tres derrotas consecutivas, pero Wembley no es el escenario propicio para reencontrarse con la victoria, pues los Spurs no caen en Premier como locales desde agosto. Los de Pochettino, con diez puntos de margen sobre el quinto clasificado, afrontan las jornadas que restan con el objetivo cumplido, lo cual no será óbice para que Harry Kane y compañía no salgan con ganas de conseguir un triunfo de prestigio.

2. Unión de decepciones

Southampton y Chelsea vienen de firmar una campaña meridianamente decepcionante, muy por debajo del cumplimiento de sus respectivas metas. Los Blues, que se han derrumbado estrepitosamente, con doce puntos de treinta y dos posibles desde que comenzó el 2018, no solo no han conseguido repetir el título sino que ni siquiera estarán en la próxima edición de la Liga de Campeones. Los Saints, que venían de varias temporadas marcadas por la estabilidad, se han encontrado inmersos en la batalla por la permanencia. La llegada de Mark Hughes no ha surtido efecto inmediato, el número de jornadas restantes mengua cada semana y los sureños siguen en posiciones de descenso a Championship. La actuación ante el Arsenal dejó atisbar síntomas de mejoría, pero estos no se convirtieron en puntos, algo que debe cambiar este fin de semana si el Southampton quiere continuar en la élite del fútbol inglés. Para ello, el técnico galés tendrá que solventar la sangría defensiva: el Southampton ha encajado nueve goles en sus tres últimos encuentros. Difícil puntuar así.

3. La paciencia y el éxito

En un fútbol gobernado por el cortoplacismo, la paciencia se erige —no siempre— como una de las claves del éxito. Al menos en Burnley ha dado resultado. Sean Dyche cogió a los Clarets en Championship y en un par de años lo llevó a la Premier League. Al primer año descendió, pero el club decidió mantenerle en el puesto. La confianza ha dado sus frutos: el Burnley volvió a ascender, el año pasado logró la permanencia y esta temporada está firmando su mejor actuación desde 1974. Dyche y los suyos están a un paso de disputar la próxima edición de la Europa League. Para ello deberán aguantar la séptima posición y esperar a que el Southampton no gane la FA Cup. Este fin de semana pueden dar un gran paso para asegurarse esa plaza, pues reciben en Turf Moor el Leicester, octavo a seis puntos de distancia. Una victoria de los Clarets sería prácticamente definitiva, e incluso un empate les dejaría en muy buena situación. La paciencia y el trabajo bien hecho les han llevado hasta aquí.

4. De cabeza a Championship

El tiempo se agota para el Stoke y el margen de reacción ya es casi mínimo. Este fin de semana, los Potters visitan el Olímpico de Londres para enfrentarse a un West Ham que busca una victoria que le permita dejar prácticamente sellada la permanencia. Los números de los Hammers en casa no son excesivamente halagüeños, pero los del Stoke a domicilio son directamente nefastos, con un solo triunfo lejos del Britannia en toda la temporada. Paul Lambert no ha mejorado ni un ápice —más bien al contrario— del rendimiento del equipo y el horizonte de la permanencia asciende ya a cuatro puntos. En las dos últimas jornadas del campeonato, los Potters se enfrentarán a Crystal Palace y Swansea, dos rivales directos por la salvación. El problema es que ahora mismo parece improbable que lleguen a esas fechas con posibilidades matemáticas de quedarse en la Premier League.

5. Que el hogar sea dulce

En la lucha por la salvación hay una serie de clubes que, pese a tener cierta ventaja sobre los puestos de descenso, todavía no pueden dar por segura su continuidad en la máxima categoría del fútbol inglés. Este fin de semana, algunos de ellos afrontan encuentros propicios para dar un salto en pos de sus aspiraciones. El Crystal Palace, por ejemplo, recibe en Selhurst Park al Brighton. La temporada de los Eagles ha sido un despropósito absoluto, pero han tenido la suerte de que haya tres equipos peores que ellos, y a poco que consiga un par de victorias más —todavía les queda recibir al West Brom— no tendrán problemas para lograr la salvación. El Huddersfield también tiene una buena oportunidad para garantizarse la permanencia: recibe en su acogedor pero hostil estadio a un Watford que ya no se juega nada y que desde la llegada de Javi Gracia ha sumado un punto de doce a domicilio. Por último, el Swansea vuelve al Liberty —donde ha ganado sus últimos cuatro partidos— para enfrentarse al Everton, uno de los peores visitantes de la competición. Si los resultados les favorecen, en un par de días pueden tener pie y medio en la próxima Premier League.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información