5 cosas que podrían pasar este fin de semana en la Premier League
Mourinho jugándose el puesto por decimoctava vez, una jornada posiblemente favorable para el Newcastle, el Wilfried Palace…

1. El principio del fin

Vaya título más contundente para empezar la previa, ¿no? Pues no es algo que esté puesto así por casualidad, ya que Chelsea y Manchester United se enfrentan en el mejor partido de la jornada, pudiendo empezar éste empezar el final de sus dinámicas opuestas. Una victoria del club londinense podría dinamitar la continuidad de José Mourinho al frente de los Red Devils en Stamford Bridge, el estadio que le hizo grande en Inglaterra. Mientras que una victoria del club mancuniano podría acabar con la espectacular racha de resultados y de buen juego que viven los Blues con Maurizio Sarri, en primera posición y empatados a puntos con Liverpool y Manchester City. Además, perder ante este Manchester United que ha cosechado de todo menos buenos resultados sería un desprestigio demasiado grande para los de Sarri. Este partido será el que abra la jornada. El principio del fin. ¿Recordáis? Perdón.

2. Así se las ponían a Fernando VII

En España es común escuchar esta expresión cuando algo se pone tremendamente fácil. Y sabiendo que Rafa Benítez es español, seguramente este refrán le estará rondando la cabeza en esta jornada. El Newcastle tiene una oportunidad de oro para dar un golpe sobre la mesa en la lucha por una permanencia que se antoja tremendamente complicada. Los Magpies recibirán al Brighton, equipo que solo ha conseguido sumar un punto como visitante esta temporada. Mientras, sus rivales por permanecer en la élite del balompié británico tienen partidos infinitamente más complicados este fin de semana: el Huddersfield jugará contra el Liverpool en casa, el Cardiff y el Fulham cruzarán sus caminos en Gales, el Southampton visitará a la sorpresa de la temporada, el Bournemouth de Eddie Howe, el Palace viaja a Goodison Park y el West Ham recibirá al Tottenham. Tropezar en una jornada tan sumamente favorable puede ser fatal de cara al final de temporada, así que más les vale a los muchachos de Benítez aprovechar las oportunidades que les ha brindado el calendario, como en su tiempo al monarca español. 

3. Tampoco se las ponen mal a Klopp

Las últimas jornadas del Liverpool, tanto en Premier como en Champions, han sido bastante flojas. Ese equipo seguro atrás y solvente arriba se ha ido diluyendo a medida que nombres como Mohamed Salah o Sadio Mané iban perdiendo peso en el juego del equipo. A su vez, la lesión de James Milner y el mal momento de forma de Jordan Henderson han añadido más leña al fuego. Por todo ello, la visita al Huddersfield puede servir como bálsamo a un equipo que está falto de ideas. Los de David Wagner son están mostrando una faceta más debil con respecto a la temporada anterior, por lo que además de tener la oportunidad de sumar confianza con una victoria, puede empezar a dar entrada a jugadores menos habituales como Fabinho Tavares. Si a Benítez se las han puesto como a Fernando VII, Jürgen Klopp tampoco se puede quejar.

4. Es tu momento, Wilfried Palace

No es ninguna exageración decir que Wilfried Zaha es más de la mitad del Crystal Palace. El equipo tiene grandes nombres, pero sin el delantero africano el equipo londinense no funciona. No es que no funcione, es que no sería capaz de encontrar la portería aunque esta estuviese rodeada de luces fosforescentes. De los cinco goles del Crystal Palace en esta Premier, en cuatro participó Zaha asistiendo o marcando. Y no se queda ahí el dato, ya que las dos únicas victorias de los de Roy Hodgson fueron gracias a un gol del costamarfileño. Los puestos de descenso están más cerca de lo que parece, por lo que este domingo, ante el Everton en Goodison Park, más vale que vuelva a aparecer Zaha para que el Wilfried FC se aleje de la zona de descenso. Perdonadme, quería decir Crystal Palace.

5. Arsenal, no te reconozco

El Arsenal de esta década es un equipo propenso al fracaso. Pero no a un fracaso normal y corriente, no. A los Gunners les gusta fracasar de la manera más absurda en el peor momento. Con la salida de Arsène Wenger al final de la pasada temporada, nadie esperaba que en el Emirates Stadium fuesen a volver a la élite de los seis primeros en un corto plazo. Entonces, llegó Unai Emery, cambió el preciosismo en el juego por resultados y comenzó a ganar partidos para devolver al Arsenal a lo más alto. Nueve victorias seguidas que, pese a no ser brillantes, han demostrado que ese equipo fallón e irregular ya no existe. Esta jornada juegan ante el Leicester en el Emirates Stadium para cerrar la novena fecha de esta Premier League. Pocos equipos mejores se me ocurren para conseguir la décima victoria seguida sin demasiados sobresaltos para demostrar que los Gunners están de vuelta en tiempo récord. 

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información