5 cosas que podrían pasar este fin de semana en la Premier League
Un partido anulado por exceso de goles, la relativa calma antes de la tormenta de la Champions League, la fiesta de Solskjaer...

¿Calma? antes de la tormenta

Liverpool y Tottenham son dos de los cuatro equipos ingleses que están en cuartos de final de la Champions League. Y visto como funciona la máxima competición de clubes, ¿por qué no iban a poder plantarse en el Metropolitano para disputar la final? Ambos equipos tienen armas y argumentos como para plantarle cara a cualquier equipo de Europa en una eliminatoria a doble partido. Pese a que soñar con grandes noches europeas está bien, el presente obliga a no mirar más lejos del fin de semana. El domingo, Reds y Spurs se enfrentarán en Anfield en lo que es uno de los partidos que puede decidirlo todo a la postre.  Los muchachos de Jürgen Klopp, antes de medirse al Oporto, tienen que llevarse los tres puntos ante el conjunto londinense si quiere seguir en la pelea por la Premier League. Mientras, los de Pochettino, también tienen la imperiosa necesidad de ganar antes de enfrentarse al City. La lucha por entrar en los cuatro primeros puestos de la clasificación no les va a permitir ni un tropiezo más. Antes de la tormenta europea, más que calma, hay un ciclón.

Solskjaer está de celebración

El jueves saltó una de las noticias del año en clave Manchester United: Ole Gunnar Solskjaer es el entrenador del primer equipo de los Red Devils. El noruego abandona así su condición de interino y se desvincula del Molde, su antiguo equipo. Por fin, tras años a la deriva, el United vuelve a tener un entrenador que entiende lo que significa el escudo y la idiosincrasia del club. Por ello, en el encuentro de este fin de semana, se espera que el Teatro de los Sueños sea una fiesta para celebrar la definitiva contratación del técnico. Aun así, más vale que no se pasen con las celebraciones. En frente está el Watford, un equipo demasiado serio como para tomárselo a broma. Los muchachos de Javi Gracia son perfectamente capaces de aguarle la fiesta a Solskjaer y a la afición mancuniana en medio de su pelea por entrar en puestos de Champions League. En su mano está amargar la fiesta o coger una copa, quedarse en una esquina sin molestar demasiado y disfrutar mientras los demás celebran.

Derbi por la permanencia

El derbi clásico del sur del país es el que enfrenta a Southampton y Portsmouth. Pese a ello, los tiempos cambian. Y mientras el reloj iba pasando, el Pompey se ha ido hundiendo. Ahora, en 2019, el derbi del sur enfrenta a los Saints y al Brighton & Hove Albion gracias a la irrupción de estos últimos en la Premier League. Lo cierto es que de momento no hay demasiada rivalidad, pero la situación de ambos equipos provoca que sean los más íntimos enemigos. El conjunto de Ralph Hasenhüttl se encuentra dos puntos por encima del descenso, mientras que el de Chris Hughton está cinco por encima. Este fin de semana viviremos una nueva edición de la versión moderna del derbi del sur. Veremos si entre tanta necesidad de puntos se acaba de encender la llama de la rivalidad.

¿Con cuántos goles se anula un partido?

El Fulham, defensivamente, el peor equipo de la competición. Además, lo es con bastante diferencia, habiendo encajado la friolera de 70 goles, 11 más que su inmediato perseguidor. Mientras, el Manchester City es el mejor equipo de la competición en el apartado ofensivo, habiendo conseguido anotar 79 goles. Ha anotado tantos que suma más goles anotados que anotados ha recibido el Fulham. Casi nada, vaya. Este fin de semana, en Craven Cottage se enfrentarán ambos equipos. Y viendo los impresionantes registros de ambos equipos en defensa y ataque, me surge una duda: ¿se puede anular un partido por exceso de goles de un equipo? Es decir, que a partir del décimo tanto que recojan sus cosas y se vayan, que no hay mucho más que ver. O como dice aquel legendario meme de The Simpsons, “déjalo, ya está muerto”. En resumen de toda esta hipótesis, os hago una recomendación: idos preparando para el primer K.O. de la historia del fútbol.

El Chelsea, ese equipo

Stamford Bridge es un campo de fútbol, pero bien podría valer como parque de atracciones. Básicamente porque la montaña rusa en la que viven los Blues tiene más que ver con Disneyland París que con el fútbol. Un día mucho y muy bien, pero al siguiente hay un marcado descenso hacia la nada más absoluta. Con la llegada de Maurizio Sarri, el equipo siguió el ritmo de Liverpool y Manchester City, postulándose incluso como un candidato al título. Entonces, hubo un descenso hacia los puestos de Europa League. Competición que, por cierto, parece la única oportunidad del Chelsea para clasificarse para la Champions League. Esta jornada viajarán para enfrentarse al Cardiff de Neil Warnock, un equipo limitado, pero perfectamente capaz de sacar de quicio al equipo de Sarri. Veremos que toca esta jornada en SarriLand Bridge: una subida ilusionante o un infartante y desilusionante descenso. 

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información