5 cosas que podrían pasar este fin de semana en la Premier League
La reedición de uno de lo partidos de la temporada (y de la semana), el Liverpool esperando el fallo, la cruda realidad del Manchester United...

Otra vez

Se acabaron los lamentos y las celebraciones. Da igual que unos hayan pasado a semifinales de Champions League y que los otros se quedasen a las puertas. El destino, tan caprichoso como siempre, ha decidido que, en la jornada de Premier League posterior a la locura del Etihad Stadium, se vuelvan a enfrentar Manchester City y Tottenham en el mismo escenario. Esta vez, más que un pase a la siguiente ronda, estarán en juego buena parte de las aspiraciones ligueras de ambos equipos. Los muchachos de Pep Guardiola siguen en su increíble carrera por el título contra el Liverpool, por lo que el más mínimo fallo puede acabar siendo decisivo. Mientras, los de Pochettino siguen estando inmersos en la pelea por clasificarse a la Champions League de la próxima temporada. Veremos si los papeles de ganador y perdedor que se repartieron entre semana siguen teniendo validez pocos días después.

Esperando el fallo

El Liverpool está de dulce en el momento más importante de la temporada. Se han clasificado con solvencia para semifinales de la Champions League y van primeros en la Premier League. Pese a ello, ese liderazgo puede ser anecdótico, ya que el Manchester City depende de sí mismo para reeditar su condición de campeón. Por tanto, todo lo que puede hacer el Liverpool es no fallar mientras espera el error de los muchachos de Guardiola. Su papeleta esta jornada es más difícil de lo que parece, ya que viajarán para enfrentarse al Cardiff de Neil Warnock. Los galeses se encuentran a dos puntos de la salvación, por lo que cada partido que pasa es una oportunidad que pierden de conseguir la ansiada permanencia. Por mucho que asuste el Liverpool, no parece que los del Cardiff City Stadium se vayan a andar con chiquitas.

Tras la Champions, la cruda realidad

Poco se le puede echar en cara al Manchester United de Ole Gunnar Solskjaer. El noruego llegó e hizo competitivo a un equipo que con José Mourinho era lo más flojo que había habido en Old Trafford en mucho tiempo. En unos meses, los Red Devils han logrado meterse de lleno en la lucha por clasificarse entre los cuatro primeros y competir a todo un Barcelona en los cuartos de final de Champions League. Con la aventura europea finiquitada en el Camp Nou, toca volver a la cruda realidad, donde la clasificación a la próxima Champions League está todavía en entredicho. Esta jornada les tocará viajar a Goodison Park, donde espera un Everton que está sumido en la pelea por el séptimo puesto. Si los Red Devils quieren volver a la máxima competición europea, más les vale volver a la cruda realidad y dejar de lado los delirios de grandeza que tuvieron en Champions.

De la comodidad al barro

A principio de temporada, pocos (o ninguno) habrían adivinado la situación del Brighton & Hove Albion con la campaña llegando a su final. La excelente gestión del club y la buena gestión que hace Chris Hughton en el campo no hacían presagiar una debacle así. Quien esperase encontrarse a los Seagulls en la cómoda media tabla, deberá mirar más abajo si quiere encontrarse con los del sur de Inglaterra. Están dos puntos por encima del descenso, siendo el único equipo que no está en descenso que sí tiene un riesgo real de descender. Por tanto, nunca es buen negocio visitar al Wolverhampton de Nuno Espírito Santo con necesidad de puntos. Acostumbrados a vivir sin presiones, a Hughton y sus muchachos les tocará bajar al barro para conseguir la ansiada salvación.

¿Quién quiere el séptimo puesto?

Sobre el papel, a cualquier equipo de media le interesaría clasificarse para la Europa League. Jugar competiciones europeas da prestigio e unos ingresos a tener en cuenta, por lo que es algo positivo para todo conjunto acostumbrado a la nada. Pese a ello, en Inglaterra, ese remanso de locura y de falta de sentido común en el mundo del fútbol, los pretendientes al séptimo puesto (que da acceso a Europa League si el Watford no gana la FA Cup) no parecen querer darse un paseo por el viejo continente. Cuando uno de los equipos tiene la opción de quedarse el séptimo lugar, pasa la patata caliente al siguiente desgraciado. No les culpo, porque empezar la temporada a mediados de julio y jugar los jueves no es plato de buen gusto. Esta jornada se disputará un partido decisivo de cara a la consecución del puesto maldito, ya que el West Ham recibirá al Leicester. Por tanto, es muy probable que vivamos un apasionante empate a cero en el que ambos equipos conseguirán su objetivo de no ocupar la plaza que da acceso a la Europa League.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información