5 cosas que podrían pasar este fin de semana en la Premier League
Una penúltima jornada con dos descendidos, la lucha por el título pasando por Brendan Rodgers, el pesimismo del Manchester United...

Un viejo conocido para aliviar las penas

Pocas cosas más dolorosas hay que tener falsas esperanzas sobre algo para acabar volviendo a la normalidad con una bofetada de realidad. Algo así, pero de dimensiones épicas, es lo que le pasó al Liverpool en el Camp Nou. El Barcelona de Ernesto Valverde es un experto en generar una ilusión para que su contrario se crea que se va a salir con la suya, dejando que aparezca Leo Messi en forma de bofetón de realidad. Y ya sabemos como acaba esto si el argentino anda cerca. Tras el severo correctivo que se llevó el Liverpool de Barcelona, los Reds deben seguir peleando por la Premier. Quedan dos jornadas y solo un punto les separa del Manchester City. Esta jornada viajarán para enfrentarse al Newcastle de Rafa Benítez, conjunto ya salvado. El entrenador español sabe que su antiguo equipo necesita de su piedad, así que no parece que los Magpies vayan a poner demasiada oposición. Jürgen Klopp seguro que lo agradece, ya que el martes tiene que volver a enfrentarse a ese extraterrestre que lleva el 10 en la espalda y rezar por un milagro similar al de Estambul.

Brendan Rodgers como estatua de Anfield

La jornada anterior inauguramos esta sección, así que ya sabéis cómo funciona. Si gana el Leicester de Rodgers al City este lunes, la estatua que le van a poner a las puertas de Anfield no va a ser precisamente pequeña. Posiblemente, este sea el último tren que tenga el Liverpool para ser campeón de la Premier League, ya que el Brighton en la última jornada no parece ser el equipo que obre el milagro. Los Foxes ya consiguieron ganar al Manchester City en la ida, y sabiendo de las ganas de Rodgers de darle una Premier al Liverpool son enormes (ay, el resbalón), no cabe duda que serán un hueso duro de roer ante los muchachos de Pep Guardiola. Los Cityzens ya vieron como el Burnley casi les cuesta dos valiosos puntos que bien hubiesen valido una estatua en Anfield de Sean Dyche, por lo que nos vamos a divertir con Rodgers peleando por ser leyenda del Liverpool pese a no estar ya allí. Lástima que se vaya a resbalar algún jugador del Leicester en el peor momento posible.

Penúltima jornada, ¿tres descendidos?

Huddersfield (primero) y Fulham (un poco más tarde) nos demostraron que el ridículo siempre tiene una planta más en la Premier League. Ambos equipos llevan ya algunas jornadas descendidos, por lo que aún falta una plaza para Championship. Ese infame puesto se lo están jugando Brighton & Hove Albion y Cardiff, quedando aún seis puntos por disputar. Los muchachos de Chris Hughton tienen 35 puntos, estando cuatro por encima de los de Neil Warnock. Esta jornada, el conjunto galés jugará ante el Crystal Palace en casa en lo que es su última oportunidad para quedarse en la Premier League. Los Seagulls, por su parte, viajarán a Londres par enfrentarse al Arsenal. Si el Cardiff quiere seguir vivo y no ser el tercer -y último- descendido a falta de una jornada, debe ganar y esperar a que el Brighton pierda puntos en el Emirates Stadium. La suerte está echada y el edificio del fracaso en la Premier League ya tiene preparada una planta para su nuevo inquilino.

Ni el Huddersfield saca una sonrisa

El Manchester United vive en tierra de nadie. Tras la ilusión que sembró Ole Gunnar Solskjaer en Old Trafford con la buena racha de resultados que trajo bajo el brazo, todo ha desaparecido. Sus opciones de clasificarse a la Champions League son nulas, por lo que solo queda intentar ganar los dos choques que le quedan en esta oscura temporada para acabar, al menos, con un buen sabor de boca. Este fin de semana se enfrentarán al Huddersfield, punching ball oficial de la Premier League en esta campaña. Una victoria de los Red Devils parece segura, que no suficiente para una afición cansada de tantas medianías en un club tan grande. El Huddersfield pagará los platos rotos de la temporada del United. O no, porque ya a nadie le importa que haga el equipo, sino que acabe esta maldita temporada.

La previa de algo grande

¿Pensabais qué con este título me refería a esta previa? No tengo tanto ego, amigos. Me refiero al Bournemouth-Tottenham, partido previo a la decisiva vuelta de semifinales entre Ajax y Spurs de este próximo miércoles. Mauricio Pochettino y sus muchachos, prácticamente clasificados para la próxima edición de la Champions League, saben que su principal objetivo no es ganar en el Vitality Stadium este fin de semana. En cuestión de días tienen una cita con la historia, ya que el 0-1 de la ida cosechado por los neerlandeses deja las cosas abiertas para la vuelta. Todo puede pasar, y más si vuelve Harry Kane al equipo. Poco importa lo que pase en este partido si el miércoles el Tottenham consigue colarse en una final de Copa de Europa por primera vez en su historia. Esto es solo el calentamiento de un partido histórico, ya sea para bien o para mal. Lo cierto es que siendo el Tottenham, lo más seguro es que sea para mal, pero seguiremos creyendo que pueden hacer algo ante el equipo de moda en Europa.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información