5 cosas que podrían pasar este fin de semana en la Premier League
El duelo entre Manchester United y Tottenham, segundo y tercero, se erige como el más estimulante de la jornada en Inglaterra, enfrentamiento directo que el City intentará aprovechar para aumentar su ventaja al frente de la clasificación.

1. Duelo de perseguidores

Si la Premier League fuese el Tour de Francia, el Manchester United y el Tottenham conformarían el grupo de poursuivants, es decir, los perseguidores de la cabeza de carrera. En el ciclismo, los perseguidores tienden a unir fuerzas y relevarse para poder alcanzar al líder, pero en el fútbol esta fórmula no funciona. El duelo entre Red Devils y Spurs, ambos con 20 puntos, provocará que uno de los dos (o ambos) pierda puntos, por lo que su distancia con respecto al Manchester City, que ahora mismo es de cinco unidades, es proclive a aumentar este fin de semana. El equipo dirigido por José Mourinho pasa por un momento dubitativo tras dos tropiezos consecutivos y presenta una evidente incapacidad para imprimir fluidez a su juego. Sin la bala de la calidad (Paul Pogba) ni la de las sandías (Marouane Fellaini), el United se ha dado de bruces con sus carencias de los últimos años, algo que urge solucionar si no quieren despedirse de la Premier League a las primeras de cambio (otra vez). Por su parte, los de Mauricio Pochettino encadenan cuatro victorias seguidas, vienen de golear al Liverpool y han tenido la fortuna de caer eliminados en ese esperpento llamado Carabao Cup, por lo que de un tiempo a esta parte todo son buenas noticias para los Spurs.

2. Todo sigue igual en la parte azul de Mánchester

El enfrentamiento directo entre segundo y tercero deja un escenario propicio para que el Manchester City siga abriendo hueco al frente de la tabla. Los pupilos de Pep Guardiola visitan The Hawthorns, donde los recibirá el siempre prosaico West Brom, que no pasa precisamente por su mejor momento, pues suma cuatro puntos de los últimos veintiuno y no conoce la victoria desde el mes de agosto. El problema de los de Tony Pulis está bastante claro: sus delanteros han marcado más goles (tres) que sus defensas (dos), un hecho abrumadoramente atípico en los Baggies que ha hecho colapsar al equipo y probablemente a toda la ciudad. En el caso del Manchester City, no hay ninguna novedad con respecto a las últimas semanas: siguen jugando a la perfección, siguen ganando de forma convincente, John Stones sigue demostrando que ha dejado atrás su época de joven calamitoso y Kevin de Bruyne sigue opositando a mejor futbolista de la Premier League. Aunque por el bien de la competición, esperemos que su racha de victorias no se prolongue demasiado, ya que sería preferible que la liga no estuviese decidida en diciembre.

3. ¡Quién lo iba a decir!

Era imposible imaginar que el Arsenal haría su mejor partido de Premier League el día que juntase a Alexis, Özil y Lacazette y prescindiese de Alex Iwobi o Danny Welbeck, pero el fútbol a veces nos depara sorpresas inopinadas. La excelente actuación de los Gunners en Goodison Park demuestra que el Arsenal tiene equipo para estar arriba, no luchando por la Premier, pero sí con más puntos de lo que muestra la clasificación. Eso sí, para ello debería cumplir otras dos premisas: que Rob Holding no vuelva a jugar un solo minuto y que Granit Xhaka no decida compensar todas las cosas que hace espléndidamente con un error garrafal por partido. Este fin de semana, los londinenses reciben al Swansea. Los galeses son un conjunto sólido, pues reciben pocos goles, pero el contrapunto estriba en su exigua capacidad para anotarlos, ya que solo ha marcado seis (y cuatro han sido de Tammy Abraham). El Arsenal tiene la obligación de vencer a los cisnes, ya que en las próximas jornadas tendrá que ir al Etihad y recibir al Tottenham, partidos en los que pueden engancharse a la zona alta… o hundirse en las profundidades de la tabla.   

4. Domingo de estrenos en el King Power

El Leicester – Everton enfrentará a dos equipos que han tenido un inicio de campaña decepcionante, tanto que ambos han tomado la decisión de sustituir a sus respectivos técnicos con el propósito de redirigir sus proyectos. En el caso de los Foxes, pese a los buenos resultados conseguidos por Michael Appleton durante su semana como interino, han optado por contratar a Claude Puel hasta final de temporada. Veremos si el francés cuenta con el beneplácito de los emblemas del club, que se han mostrado bastante hábiles en los últimos tiempos a la hora de conseguir que cesen a sus entrenadores. En el Everton, el exjugador toffee David Unsworth se ha hecho cargo del equipo provisionalmente, e intentará, al menos, sacar al equipo de los puestos de descenso. La segunda mitad ante el Chelsea en la Carabao Cup permite ser optimistas con respecto al futuro del club, pero todo apunta a que esta será una temporada perdida para los evertonian, que antes de mirar al top-6 deben establecer las bases para construir un proyecto futbolístico a medio plazo.

5. Dos entrenadores con trabajo por delante

Crystal Palace y West Ham son otros dos conjuntos cuyo rendimiento esta campaña dista mucho de ser el esperado. La victoria de los Eagles ante el Chelsea hace un par de semanas prometía ser un anticipo de un Crystal Palace serio y competidor, pero la derrota en St. James’s Park y la goleada recibida por parte del Bristol City han devuelto al equipo a la realidad en la que habitaba antes. Roy Hodgson ha conseguido vencer al actual campeón de la competición, pero todavía le queda mucho trabajo por hacer, lo cual implica un problema, porque Hodgson no es el tipo de entrenador al que contratas para que lleve a cabo un proceso de elaboración de una propuesta futbolística preciosista, sino para que consiga ingentes cantidades de puntos sin hacer aparentemente nada. Este fin de semana, el Palace recibe al West Ham, donde Slaven Bilic lleva recibiendo palos y críticas desde el año pasado, no sin razón. La remontada copera ante el Tottenham habrá renovado los ánimos de los Hammers, pero necesitan reaccionar ya a su mal inicio si no quieren pasarse la temporada deambulando por la intrascendencia de la mitad de la tabla.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información