Al Kun nunca le oímos llegar
Este fin de semana, ante el Aston Villa, Sergio Agüero volvió a demostrar lo que significa, no solo para este Manchester City, sino para la historia del club. El argentino, sin hacer apenas ruido, ha conseguido alzar su figura a la altura de las leyendas de la Premier League.
Kun

Sergio Agüero es como aquel compañero de clase aventajado, que sabes que está cerca de ser matrícula de honor, pero que nunca te lo va a decir. Ni a ti, ni a nadie. Otros alumnos vacilarían de notas. Y luego están los que dirían lo mal preparado que llevan el examen y acabarían sacando notaza. El argentino no se acerca a ser ninguno de estos dos últimos casos. Desde su llegada a la Premier League, y con el sigilo como máxima, ha logrado escalar el Olimpo del fútbol inglés y, pese a que la cima parece aún queda lejos, las cotas superadas son suficientes para pasar a la historia.

El pasado domingo, en Villa Park, el Manchester City arrolló a los locales en su afán por intentar seguir el ritmo que marca el Liverpool. El escenario no podía ser más bonito para otra masterclass del ‘10’ Cityzen. En el minuto 27, tras un disparo potente desde fuera del área, el balón se colaba por la escuadra del segundo palo de Ørjan Nyland. Un gol que, nada más traspasar la línea de meta convertía al Kun en el jugador extranjero con más tantos anotados en la historia de la Premier League (175), igualando a toda una leyenda como Thierry Henry. Pese a ello, convertirse en el máximo goleador no-británico de toda la história del fútbol inglés, con los 298 goles del sudafricano Gordon Hodgson (Liverpool, Aston Villa y Leeds entre 1925 y 1932), parece en una tarea prácticamente inalcanzable.

Desde su llegada a Manchester en 2011, Agüero ha conseguido una regularidad y una constancia que le han permitido ir paso a paso superando barreras. Cifras y actuaciones siempre buenas, pero discretas. No por poco importantes y destacables, sino por poco valoradas. El de Buenos Aires ha logrado mantener uno de los mejores ratios de minutos por gol Premier League. Tras el partido ante los Villans el dato está en 106 minutos por gol. Nombres como los de Henry (122) o Alan Shearer (147) quedan lejos de esas cifras. El Kun Agüero desprecia, por completo, el clásico “los delanteros viven de sus rachas”.

Sobrevolando el minuto 56 de partido, David Silva recogía un balón de Kevin De Bruyne en tres cuartos de campo, alzaba la mirada y colaba un pase entre Ahmed El Mohamadi y Ezri Ngoyo para encontrar de nuevo al Kun. Este, como si fuera la tarea más fácil del mundo, torea a cuatro rivales dentro del área para colar el balón raso a la base del palo. Otro día más en la oficina. Y con Silva todo le parece más fácil. El canario es su mejor socio. Con este, ya van 21 asistencias de gol únicamente para a Agüero, según los datos de Opta. Superan así las asistencias de Darren Anderton a Teddy Sheringham en el equipo vecino de Manchester. Solo tres asociaciones más les separan de los que lideran este apartado. Didier Drogba marcó tras 24 asistencias de Frank Lampard.

David Silva es el mejor socio que el Kun ha tenido en su carrera, habiéndole regalado 21 asistencias. / Getty Images

Con este eran 176 goles del argentino en Premier, a uno de igualar al omnipresente Lampard. A uno de otro hat-trick. Y Kortney Hause lo puso en bandeja. Error calamitoso del central inglés, que hizo entrega del esférico a Riyad Mahrez para que este dejara a tiro al Kun. Disparo potente que hace imposible cualquier movimiento de Nyland y tercer gol del argentino en el partido.

El pasado 10 de febrero, Agüero conseguía marcarle tres goles a Kepa Arrizabalaga en una abultada victoria del City (6-0) al Chelsea. Ese partido le encumbraba junto a Shearer como el jugador con más hat-tricks de la historia de la Premier League. Una hazaña que el propio Shearer celebraba en Twitter. El ritmo goleador del argentino llevaba al optimismo y el mundo del fútbol inglés estaba convencido de que ese récord le acabaría perteneciendo superando, así, al gran goleador por excelencia desde la creación de la competición en 1992. Y el tiempo ha acabado dando la razón a los optimistas. Once meses después, otros tres goles, duodécima vez que lo consigue. Esta lista sí la lidera el Kun.

En un solo partido y paso a paso, como siempre le ha gustado ir, el Kun Agüero consiguió seguir escribiendo su nombre en la historia del fútbol inglés. Un nombre que, en los últimos años ha ayudado al City, primero de Roberto Mancini, más adelante de Manuel Pellegrini y, por último y más exponencialmente, de Pep Guardiola a tener mayor fluidez en los ataques del equipo. El argentino es cifras, pero también trabajo sucio. Tiene lo mejor de un ‘9’ y de un ‘10’. Con los años, y pese a que parecen no estar pasando por él, ha ido reuniendo más registros y mejorando los que ya dominaba. Según Pep Guardiola, tras el partido en Villa Park: “Del resto (en referencia a Leo Messi) Agüero es uno de los mejores”.

Su talento, unido a la inteligencia y constancia, le han llevado donde está. Según el excompañero del Kun, Willy Caballero, en una entrevista en The Athletic, su secreto es el trabajo y el análisis constante a sus rivales, sobre todo a los porteros. “Está pensando todo el tiempo en el siguiente portero al que se va a enfrentar para, en caso de tener un uno contra uno, saber disparar según como el portero suele moverse”. En el mismo medio, su también excompañero Joleon Lescott dice que “no era el más profesional del equipo, pero lo suficiente para saber qué necesitaba hacer, y solo él sabía qué y cuándo lo necesitaba, y lo ejecutaba a la perfección”.


“Está pensando todo el tiempo en el siguiente portero al que se va a enfrentar para, en caso de tener un uno contra uno, saber disparar según como el portero suele moverse”, Willy Caballero

Es un experto en el arte del gol. Su lienzo favorito se ejecuta con la diestra (126) desde dentro del área (156) pero también ha dado 33 pinceladas con la zurda y 17 con la cabeza, pese a su estatura. Al argentino le gusta bajar a combinar y recibe muchos balones lejos del área. Estos movimientos son los que muchas veces crean espacios y generan ventajas que aprovechan los Mahrez o Raheem Sterling. Otras veces prefiere encarar. Conoce su velocidad y su centro de gravedad bajo. Se gira y se atreve. Es por eso que también ha logrado anotar –como ante el Aston Villa– 21 tantos desde fuera de la zona del guardameta.

Villa Park fue testigo del nacimiento de la leyenda que ya lo era. Paso a paso, temporada a temporada y gol a gol. El Kun Agüero, pese a caminar de puntillas y con sigilo, está dejando huella en la historia de la Premier League y parece que, tarde o temprano, su trayectoria ha cobrado o cobrará el valor que nunca se le ha dado.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información