Albrighton hunde al Bolton y salva la cabeza de McLeish (1-2)

El cambio de sistema que aplicó Alex McLeish funcionó, sobre todo gracias a la titularidad, por segunda vez esta temporada, de Marc Albrighton. El extremo inglés anotó el primer gol y fue el mejor del partido, desbordando constantemente y creando peligro. El segundo gol "villano" fue obra de Stiliyan Petrov, mientras que el único tanto local lo marcó Ivan Klasnic.

Premier League

Bolton 1
Aston Villa 2
Ficha técnica
1 - Bolton: Jaaskelainen; Boyata, Knight, Cahill, Robinson; Pratley, M. Davies, Eagles, Sanli (Kakuta, 71); K. Davies, Klasnic (N´Gog, 78).
2 - Aston Villa: Guzan; Hutton, Dunne, Collins, Warnock; Petrov, Herd, Albrighton, N´Zogbia; Bent, Agbonlahor (Heskey, 81).
Goles:0-1, m.32: Albrighton. 0-2, m.37: Petrov. 1-2, m.54: Klasnic.
Todo tiene un límite, incluso la tozudez de Alex McLeish. El entrenador escocés se ha empeñado toda la temporada en jugar con Bent, Agbonlahor y Heskey juntos en la delantera, dejando en el banquillo al desequilibrante Marc Albrighton. Sin embargo, los malos resultados y su baja popularidad (según una encuesta publicada recientemente, el 96% de los aficionados "villanos" quieren a McLeish fuera del club) le han obligado a cambiar su sistema.
Los "villanos" salieron al Reebook Stadium con un clásico 4-4-2, con Darren Bent y Gabby Agbonlahor en la delantera, así como Albrighton y N'Zogbia en las bandas. Es decir, todos en su posición natural, incluido Emil Heskey. El delantero inglés, de 33 años, ocupó el lateral derecho del banquillo de los "villanos".
Con esta puesta en escena, el Aston Villa prácticamente sentenció el partido en la primera mitad. Como cualquier equipo dirigido por McLeish, no tuvo superioridad en la posesión del balón, pero sí en las ocasiones. El primer gol llegó a la media hora, cuando una excelente jugada del siempre incisivo Agbonlahor finalizó con un preciso envío a Albrighton, que celebró su segunda titularidad de la temporada marcando un gol y siendo el mejor del partido.
No contento con el primer gol, el Aston Villa siguió acechando la portería rival, y obtuvo su recompensa tan solo cinco minutos después del primer gol. Lo hizo gracias a un disparo de Petrov desde el borde del área, que rebotó en Gary Cahill, despistó a Jaaskelainen y supuso el 0-2, con el que se llegaría al descanso.
A pesar de la ventaja y el buen juego, a los "villanos" se les aparecieron los fantasmas de la remontada a los diez minutos de la reanudación, cuando Klasnic recortó distancias tras un embrollo en el área de los visitantes. El gol pudo acercar a los locales a la remontada, pero los de Owen Coyle demostraron, una vez más, lo inocentes que son.
El Bolton apenas tuvo ocasiones en la media hora de la que dispuso tras el gol de Klasnic. Es un equipo con pocas ideas y, para más inri, sin nadie que pueda materializar las pocas que tiene. Ni siquiera la entrada en los últimos minutos de los jóvenes N'Gog y Kakuta, de 22 y 20 años respectivamente, pudo evitar la derrota de los de Owen Coyle. La poca creatividad del Bolton, donde tampoco destacó Eagles, el mejor de su equipo en lo que va de temporada, se sumó al buen hacer defensivo del Aston Villa.
Esta derrota no hace otra cosa que confirmar la posición del Bolton en la cola de la Premier League. A pesar de tener plantilla para la permanencia, jornada tras jornada los de Owen Coyle cavan la tumba hacia el descenso. Mucho tendrán que mejorar para lograr la permanencia.
Por contra, esta victoria coloca al Aston Villa en una cómoda y engañosa octava plaza. En las próximas cuatro jornadas, los de McLeish se enfrentarán a Liverpool, Arsenal y Chelsea, y visitarán el siempre difícil Britannia. Aunque con todos los jugadores en su posición natural, como ha ocurrido hoy, este Villa es un hueso duro de roer.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información