Alexis visita su nuevo hogar
Este domingo, el Arsenal visita al Manchester City. Alexis Sánchez jugará ante su más que probable nuevo equipo cuando finalice su contrato este verano.

El brutal comienzo de temporada del Manchester City les ha aupado como favoritos para conquistar la Premier League y les ha permitido entrar al selecto grupo de candidatos a la Champions League, junto a Real Madrid, Bayern de Múnich, PSG o Barcelona. Las cifras son demoledoras: 14 partidos, 13 victorias, 1 empate, 47 goles a favor y solo 9 en contra en ambas competiciones.

Junto a los parisinos, podemos decir sin equivocarnos que estamos ante uno de los equipos más en forma del continente. Los duelos entre Nápoles y Manchester City han sido una gozada para el aficionado neutral, y aún más para los aficionados de los Sky Blues al lograr la clasificación matemática para los octavos de final. En la espectacular victoria en San Paolo se erigió la figura de Sergio "Kun" Agüero, que consiguió superar el récord de goles de Eric Brook. El astro argentino suma 178 goles y ha entrado ya en las páginas doradas del conjunto mancuniano.

A sus excelentes números hay que sumar un juego que enamora. El año dos de Pep Guardiola en Mánchester roza la perfección. El técnico catalán parece haber aprendido de sus errores y ha conformado una plantilla de garantías para afrontar el saturado calendario inglés, con todos sus hombres en alerta y en un estado óptimo. De los 22 jugadores que conforman el plantel, solo Vincent Kompany y Benjamin Mendy por lesión, Oleksandr Zinchenko por inexperiencia y Eliaquim Mangala por sus dudosas cualidades no son opciones reales para Guardiola.

Los dueños del City no se conforman con estos logros y quieren poner la guinda a su pastel particular con la llegada de Alexis Sánchez. Este rumor viene del mercado estival pero varios tabloides ingleses aseguran que el extremo tocopillano ha dado su palabra a Guardiola para ponerse de nuevo a sus órdenes en julio de 2018, cuando expira su contrato con el Arsenal. A esta fuga se le suman los deseos de Mesut Özil de cambiar de aires. Con ambos jugadores franquicias sin un compromiso palpable y a nueve puntos del liderato en competición doméstica, la apatía parece haberse apoderado una vez más de Holloway.

Tras la humillante derrota en Anfield por 4-0, los Gunners consiguieron sobreponerse con tres victorias, un gran partido en Stamford Bridge y abordar el liderato -casi la clasificación- en Europa League. Pero cuando ya divisaban luces de esperanza, apareció el Tom Cleverley de turno y de un mazazo en el descuento dio de bruces al Arsenal contra su propia oscura realidad. Esto es el Arsenal, un paso adelante y tres hacia atrás. Lo mismo podemos ver la versión que consiguió empatar mostrando un gran juego contra el Chelsea que puede ser devorado con huesos incluidos por un Manchester City que no tiene saciado su apetito.

De no recuperarse Sead Kolasinac, podríamos ver a Rob Holding o Mohamed Elneny en defensa de tres junto a Laurent Koscielny y Per Mertesacker y ocupar Nacho Monreal la banda izquierda. Esto parece más lógico que darle la opción a Ainsley Maitland-Niles.

Arsène Wenger se encuentra suspirando para tener disponible a Sead Kolašinac para el encuentro. El carrilero bosnio se ha convertido en un pilar fundamental para el equipo, tanto en sus facetas defensivas como en las ofensivas. Quien seguirá siendo baja es Shkodran Mustafi, por lo que la línea de tres centrales la conformarán Laurent Koscielny, Nacho Monreal y Per Mertesacker. En las siguientes demarcaciones no se esperan sorpresas. Héctor Bellerín en el carril diestro, Granit Xhaka y Aaron Ramsey en la medular, en tres cuartos aún encontraremos a Alexis y a Özil, y en punta al ariete francés de origen guadalupano, Alexandre Lacazette.

En el conjunto local, las dudas aparecen en la parcela atacante por exceso de efectivos. Raheem Sterling, Leroy Sané, Sergio Agüero y Gabriel Jesús se juegan los tres puestos de arriba del 4-3-3 de Guardiola. Los encargados en vislumbrar los defectos de su rival son Kevin De Bruyne y David Silva, sustentados por Fernandinho. Fabian Delph se ha postulado como el nuevo titular en el lateral zurdo y los Otamendi, Stones y Walker son inamovibles. Por su parte, Ederson está consiguiendo que no se nombre la figura del meta y eso, visto la temporada anterior, debe ser todo un orgullo para el cancerbero paulista.

Los últimos partidos entre las escuadras del top-six han sido más bien aburridos. Siempre uno de los dos equipos intentando dinamitar la diversión para rascar algún punto. En esta ocasión, podemos imaginar un escenario distinto, el choque no se centrará únicamente en minimizar las virtudes del rival sino en conseguir la victoria mostrando las propias. 

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información