Apuntes de Championship: un baño improvisado
Una semana más, vuelve la Championship, League One y League Two, patrocinadas por las cosas más alternativas que pueden suceder en un terreno de juego. Incontinencia urinaria, solidaridad y mucha emoción.

En la Championship, Aitor Karanka obtuvo su primera victoria como entrenador del Nottingham Forest y acabó con la racha del Wolverhampton Wanderers, invicto en trece jornadas. El Forest, que ganó por dos goles a cero, logra llevarse los tres puntos a casa después de siete jornadas sin ganar. A pesar del desliz, los Wolves se mantienen líderes y respiran, ya que su rival más cercano, el Derby County, empató contra el Bristol City y frenó un intento de remontada al líder. Por su parte, el Bristol City sigue quinto y acarrea cuatro jornadas sin ganar.

Sin embargo, el partido de la jornada tuvo lugar en Elland Road, y al Leeds United y el Millwall como protagonistas. Hasta siete goles se llegaron a marcar en un partido que bien podría haber sido dirigido por Michael Bay. El Leeds, que jugaba con un hombre menos y perdía dos a cero, consiguió remontar y le dio la vuelta al marcador. Con un tres a dos a su favor, el Millwall marcó dos goles tardíos y acabó ganando el partido. El resumen no tiene desperdicio.

La anécdota de la jornada, sino del próximo siglo, fue la supuesta incontinencia urinaria de un fan del Middlesbrough, que llenó la botella de agua del portero del Queens Park Rangers, Alex Smithers, de su propia orina. El aficionado, que fue identificado por la policía metropolitana gracias un video colgado en redes sociales, deberá acudir a los tribunales en un mes y podría ser sancionado de por vida y no acudir nunca más a los partidos del equipo de sus amores. El partido acabó con victoria del Middlesbrough por tres goles a cero.

Sin embargo, la cara más solidaria de los aficionados del Boro se vio en el Victoria Park de Hartlepool. El Middlesbrough ayudó a sus vecinos a llenar su estadio en el partido contra el Wrexham, que perdieron por dos goles a cero en la que será una semana decisiva para su futuro como club. Gracias al Boro hemos visto las dos caras del aficionado medio, como las de una moneda: el que orina y el que tiende la mano al rival. No hay medias tintas.

Más que un partido para el Hartlepool (Mark Leech/Guardian).

Por su parte, el Aston Villa continua su remontada en la tabla tras su victoria contra el Barnsley, a tres puntos del segundo, y a uno del tercero, el Cardiff City, que empató a cero contra el Sheffield Wednesday. En la la parte opuesta de la tabla, el Sunderland le ganó los tres puntos al Hull City. Ambos equipos se encuentran en la pelea por evitar el descenso con 25 puntos cada uno, y una diferencia de goles un tanto trágica. Otros resultados incluyen la media docena de goles que el Fulham le marcó al Burton Albion; el Sheffield United se sitúa sexto tras su victoria frente al Norwich City, el empate del Bolton Wanderers frente al Ipswich Town, la victoria del Brentford al Reading y el reparto de puntos entre el Preston North End y el Birmingham.

En la League One, la noticia del fin de semana ha sido la destitución de Pep Clotet del banquillo del Oxford tras su derrota frente al Bury, colista de la tabla con una mayor diferencia de goles que puntos. El Wigan sigue líder indiscutible y continua imbatido. Tras ir perdiendo uno a cero, los Latics remontaron y ganaron al Plymouth por tres goles a uno. Le pisa los talones el Blackburn, que ganó al Fleetwood y remonta al Shrewsbury, situándose segundo. El Shrewsbury desperdició una ventaja de dos goles a cero y acabó empatando frente al Doncaster, retrocediendo a la tercera plaza de la clasificación. Aun así, ambos equipos se encuentran a cinco puntos del líder.

El Scunthorpe y el Bradford sufrieron derrotas inesperadas frente al Gillingham y el Bristol Rovers, pero se mantienen cuarto y quinto, respectivamente. El Charlton ganó al Walsall y sigue sexto. Otros resultados incluyen la victoria del AFC Wimbledon frente al Blackpool, que le permite respirar y alejarse de la zona de descenso, y la derrota del MK Dons en Northampton, que provocó la salida de su entrenador Robbie Nielson.

En la League Two, el Luton sigue mostrando que es algo más que una ciudad con un aeropuerto de Ryanair y sigue líder tras su victoria en Morecambe.  Aprovecha  así el desliz del Notts County frente al Exeter, que acabó con su racha invicta en casa. El Newport, futuro rival del Tottenham Hotspur en la cuarta ronda de FA Cup, ganó al Crawley, y el Yeovil, rival del Manchester United, perdió contra el Chesterfield por dos goles a uno. La goleada de la jornada vino de parte del Forest Green, que ganó por cinco goles a dos al Cambridge.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información