Apuntes de la jornada de Championship
En la cuarta jornada de la temporada, que supuso el clásico fin de semana de derbis en la segunda división del fútbol inglés, el Leeds venció en campo del Sheffield Wednesday en el derbi del condado de Yorkshire. En el derbi de las West Midlands, el Wolverhampton asaltó el feudo del Birmingham City. Y en el Old Farm, el derbi de East Anglia, Ipswich y Norwich no fueron capaces de romper las tablas finales.

Sheffield Wednesday 0-Leeds United 2

Por surrealista que pueda parecer, Garry Monk llegaba a Hillsborough para disputar este derbi del condado de Yorkshire jugándose su puesto como entrenador del Leeds a pesar de haberles dirigido, hasta éste, en solamente cuatro partidos oficiales. Pese al agradable clima que se daba lugar en Sheffield, fue de todo menos una tarde tranquila para el bueno de Monk. Un aceptable arranque de los suyos, fue continuado por un Wednesday queriendo despejar cualquier duda que su timorato comienzo de liga pueda haber ocasionado. A través de su esencial medio centro, el escocés Barry Bannan (que lanzó al equipo una y otra vez), crearon varias jugadas de peligro. Con el paso de la primera parte fueron creciendo y creciendo en presencia en campo rival. El regreso de su estrella, el italoargentino Fernando Forestieri, fue sin duda capital para la gran actuación. Pero un Leeds sorprendentemente resolutivo atrás, terminó creando inercia a partir de ello y, tras una gran jugada del desequilibrante extremo francés (cedido por el Sporting de Portugal) Hadi Sacko, el excelente jugador sueco Marcus Antonsson mandó al fondo de la red una asistencia suya. Chris Wood finalmente pondría la guinda ante un Wednesday que no logró superar a Rob Green para alegría de Garry Monk, que respira aliviado... por lo menos hasta el siguiente partido.

Birmingham City 1-Wolverhampton Wanderers 3

Dos derbis seguidos sin ganar era una racha a la que sin duda el Birmingham City quería poner punto y final. Enfrente tenían en esta ocasión a un Walter Zenga que se estrenaba en el derbi de las West Midlands. Dándoles de su propia medicina, los “lobos” presentaron a los Blues un reto al que éstos, sin embargo, plantaron cara. Con el balón en los pies y llevando la iniciativa, los locales arremetieron repetidas veces y empujaron hacia atrás a sus contrincantes, que por su parte estaban causando algún que otro problema al contragolpe. Aún así, el Birmingham abrió la lata asestando el prometedor Che Adams (fichado recientemente del Sheffield United de tercera) un golpe que los de Zenga no pudieron esquivar. Poco después, el nativo de las afueras de Chicago, Jonathan Spector, intervino de manera providencial en una acción que bien pudo suponer el empate. El Birmingham siguió dominando pero no logró rematar. Algo adormecidos tras el regreso de vestuarios, vieron cómo los Wolves no tuvieron piedad y gracias a un gol de bella factura de un Joe Mason cada vez más asentado como delantero titular, igualaron. El capitán Danny Batth siguió el mismo camino para meter el 1-2. Y cuando mejor estaba el Birmingham en la segunda mitad, el joven Jack Storey disparó a su equipo en el pie con una expulsión absurda. Para cerrar, apareció el islandés Jon Dadi Bodvarsson para alegría de sus nuevos aficionados.

Ipswich Town 1-Norwich City 1

El Old Farm, el derbi de East Anglia, volvía tras un año de ausencia. Con ganas de vengar su dolorosa derrota en el doble derbi en la semifinal del play-off de ascenso de 2015, el Ipswich salió rampante al terreno de juego. Adentrados dos minutos en el partido, dieron, no obstante, con la primera piedra y esa fue el gol mal anulado por fuera de juego al centrocampista Jonathan Douglas. No les afectó, pero un gol y más para un equipo al que últimamente le ha costado marcarlos, no le hacía ningún favor. Grant Ward, fichado del Tottenham este verano, era el que más efervescencia aportaba al ataque del Ipswich. En el extremo contrario, el izquierdo, Freddie Sears (que ha disputado 70 de 71 encuentros de liga desde que fichó por el Ipswich en enero de 2015) también tuvo su cuota de desequilibrio. Alex Neil, con su habitual aspecto refunfuñón, se cubrió en salud antes de empezar colocando hormigón en el medio centro: Alex Tettey y Yousouf Mulumbu, previendo acertadamente una aguerrida lucha en la medular. Y cuando los mejores del Norwich pudieron generar combinaciones, destrozaron. Naismith, Hoolahan y compañía elaboraron magníficamente una jugada de ataque que Jerome mandó a gol. A partir del gol, las fuerzas se invirtieron, pero el danés Jonas Knudsen apareció al final para reactivar al público local. El miedo y la igualdad impidieron romper el empate.

Resto de la jornada

Otra cosa no, pero con el Nottingham Forest la diversión está asegurada. A pesar de que Philippe Montanier quiere hacer del suyo un equipo más sólido, ante el Wigan volvieron ofrecer a sus aficionados una victoria 4-3 al igual que en la primera jornada ante el Burton Albion. Un intercambio de golpes constante, siendo el Forest empatado tres veces hasta ganar en el descuento con un gol del finés, aunque nacido en Amsterdam, Thomas Lam. Dos palos negaron al Aston Villa generar una cómoda ventaja en su visita al Derby County. Ninguno de los dos destaca actualmente por su solidez bajo palos, pero la balanza jamás se decantó (0-0). Después de debutar entre semana con 16 años y 88 días, el joven Ryan Sessegnon acentuó su fantástica semana con su primer gol con la camiseta del Fulham. El Cardiff City, sin embargo, cambió el cauce del duelo al remontar. Pero los Cottagers resurgieron para salvar (2-2) un punto mediante uno de sus fichajes estrellas del verano, el medio centro Alex McDonald. Regresando de su participación con Dinamarca en los juegos olímpicos de Rio, Lasse Vibe a punto estuvo de adelantar al Brentford en su visita a Rotherham. Pero ni entonces, ni después, dieron en una diana en la que sí dieron los locales para alzarse (1-0) con su primer triunfo de la campaña. Tras tres derrotas, el Blackburn logró sumar su primer punto en un partido que se saldó en tablas (2-2) ante el Burton. Un Preston hambriento por lograr su primer triunfo de la temporada tuvo una impecable actuación en Loftus Road y el QPR sucumbió (0-2), logrando así los del noroeste su primeros tres puntos de la temporada. El Newcastle efectuó su segundo viaje más largo del año para medirse al Bristol City. Un gol de Dwight Gayle (su cuarto en tres partidos; por los tres que marcó en todo el curso pasado con el Crystal Palace) les dio una ventaja (0-1) que no soltaron a pesar del arreón final de los locales. El entrenador del sorprendente (y nuevo líder en solitario) Huddersfield, David Wagner, declaró tras su partido: “En Alemania tenemos un dicho, 'la suerte llega para el se lo trabaja'”, como moraleja del resultado. Se adelantaron en su derbi del condado de Yorkshire ante el Barnsley, antes de ser igualados. Sin embargo, un zapatazo de Jonathan Hogg rescató el triunfo (2-1) para los Terriers sobre la hora. Finalmente, no fue el comienzo soñado para el Brighton en Reading. Después de irse la luz y tener que cambiarse ambos equipos a oscuras, los Royals tuvieron una mejor puesta en escena marcando el gol más rápido (95 segundos) hasta la fecha esta campaña, vía su jugador más diferencial: John Swift (fichado del Chelsea este verano). El Brighton le dio la vuelta a la tortilla, y aunque dejaron escaparon la victoria con el empate (2-2) de los de Jaap Stam, se mantienen justo por detrás del Huddersfield en la tabla.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información