Apuntes de la jornada de Championship
El oeste de Londres, como afirmamos la pasada semana, es el lugar en el que hay que estar. En la 16ª jornada, en otro derbi, el Fulham asaltó el feudo del Brentford para alzarse con los tres puntos. En un partido de una parte para cada uno, el Derby acabó ganando a pesar de casi dejarse remontar por el Wolverhampton. Y, tras vencer en campo del Bristol City, el Brighton sigue la estela de un Newcastle intratable que derrotó al Cardiff.

Brentford 0-Fulham 2

Se cerró el círculo en los derbis del oeste de Londres de la primera mitad de temporada. Después de ganar el primero el QPR (al Fulham) y de ser derrotado en el segundo por el Brentford, el Fulham cerró el círculo venciendo a éste último. Venían los dos de resultados muy positivos el fin de semana pasado (0-2 los locales al QPR y 5-0 al Huddersfield los visitantes), por lo que el atractivo del duelo entre ambos no escaseaba. Intimidando empezó el Fulham, con el acelerador pisado y arrollando al Brentford en el proceso. Con muchísima hambre y ambición, los chicos dirigidos por serbio Slavisa Jokanovic generaron ocasiones una tras otra ante unas “abejas” que se protegían como buenamente podían. Una primera media hora de asedio a través de un despliegue ofensivo maravilloso, el Fulham sólo pecó de falta de acierto. Sería en los minutos posteriores, en los que permitieron al Brentford llegar a campo rival cuando acabaron matando en un contragolpe que el superlativo Sone Aluko culminó en gol. La batalla en el centro de manera regular una victoria para un Fulham que con Kevin McDonald, Tom Cairney y Stefan Johanson estaba teniendo una actuación prodigiosa. Sin embargo, a causa del cansancio y de una cierta frustración por no sentenciar, el Brentford, que había sobrevivido achicando balones la mayoría del partido, creció. Tuvo acercamientos que pudieron ser decisivos hasta que en el correcalles final Cairney les terminó de noquear.

Wolverhampton Wanderers 2-Derby County 3

Bajo el mandato de Nigel Pearson, el Derby empezó la temporada con malos resultados, pero casi siempre defendiendo muy bien, cayendo en empates a cero o perdiendo por la mínima. El ataque, en cambio, era un drama y Pearson no logró dar con tecla, hasta que fue despedido, más incluso por su difícil carácter que solamente por el rendimiento. Con Steve McClaren atacan de cine; pero les cuesta cerrar. Wolverhampton fue una nueva prueba de ello. Los locales, todavía con el técnico interino Rob Edwards a los mandos (siendo Paul Lambert confirmado como nuevo entrenador en las postrimerías del día), quisieron llevar la iniciativa. Aunque lo hicieron a un nivel sumamente malo. El Derby se benefició de este hecho, pero quizá no lo suficiente, pues terminaron sufriendo en un duelo en el que no debieron permitir contestación. Los locales no funcionaban, pese a su buena voluntad apenas pudieron superar la divisoria en la primera parte, creando un peligro descomunal el Derby con una presión más o menos buena. Tom Ince convirtió el primero tras uno de los muchos desaguisados defensivos que ofrecieron sus contrincantes. Minutos más tarde, el Derby protagonizó uno de los mejores goles, si no el mejor, de la temporada. Una fantástica jugada de Will Hughes fue culminada con una vaselina suya para asistir a la sensacional volea de Darren Bent. Sobresaliente. Los Wolves reaccionaron en la segunda parte, recortando distancias antes de caerles encima una jarra de agua fría encima en forma de penalti transformado en el 1-3 por Ince. Dave Edwards, el corazón del equipo, volvió a acercar a los anfitriones a un resultado positivo que el Derby retuvo para meter en el saco tres puntos más.

Bristol City 0-Brighton & Hove Albion 2

“A veces tienes que reconocer genuinamente la labor del rival; son un muy buen equipo”, reconoció Lee Johnson, el entrenador del Bristol City, tras el partido. El Brighton se ha consolidado como segundo clasificado y ni mucho menos por casualidad. Tras un Newcastle que dispone de una plantilla abrumadora, el Brighton es sin duda el mejor conjunto de la competición. En su visita al suroeste del país, lo volvieron a mostrar con creces. Un buen arranque de un Bristol City que no rehúye de llevar la iniciativa y de ir al ataque en busca del gol, fue contrarrestado por un Brighton inconmensurable a la hora de reaccionar a las intentonas contrarias. Sacando el balón desde atrás el Bristol sufrió mediante una pérdida que el Brighton provocó con suma maestría. Sabiendo cómo presionar y robar la pelota de la posesión rival, las “gaviotas” se hicieron con el esférico. Sam Baldock lo robó para dejárselo en medio campo al ilustre Steve Sidwell, que avanzó unos metros, vio al portero local adelantado y efectuó un disparo sensacional desde la medular para marcar “a lo Xabi Alonso”, dedicándole el tanto al ausentado Anthony Knockaert debido al fallecimiento de su padre. Eran malas noticias para el Bristol, pues los visitantes habían ganado esta campaña nueve de nueve partidos en los que se habían adelantado. Siete minutos más tarde, en el 20 de juego, el extremo izquierdo Jamie Murphy encontró de nuevo el fondo de la red para, a pesar de ser tan pronto, dar la impresión de estar sentenciado. Con una eficacia sublime, que recuerda al mejor Leicester del final de la temporada pasada, el Brighton gestionó impecablemente el partido hasta confirmarse otro triunfo más.

Resto de la jornada

Se estrenaba Warren Joyce como nuevo entrenador del Wigan tras abandonar, ocho años después, su puesto como entrenador del Manchester United sub-21. Fue de todo menos un estreno plácido. Enfrente se presentó el formidable Reading de Jaap Stam que gracias a Garath McCleary, que está volviendo al mejor nivel de su carrera, se adelantaron y rápido. El internacional jamaicano les colocó dos goles por delante al minuto 5 de juego, mientras que el francés Yann Kermorgant sentenció con el 0-3 final. También situados en play-off tras tres victorias seguidas, al igual que el Reading, se encuentra el Leeds. Visitando la casa de un Norwich tocado tras el 5-0 de hace una semana, fueron los locales los que golpearon primero. El Leeds, aun así, mostró gran personalidad para darle la vuelta la tortilla; y tras ser empatado, responder nuevamente para ganar (2-3) con un zapatazo de Ronaldo Vieira, que marcaba su primer como profesional, en el descuento. El siempre enérgico y intenso Huddersfield encontró un duro hueso de roer en el Birmingham City. Su superioridad sufrió para ser plasmada en un gran número de ocasiones, abriendo la lata finalmente Elias Kachunga solamente para que los visitantes anotasen minutos después para rescatar la igualada (1-1). En un duelo de recién ascendidos, Burton Albion y Barnsley trataron de ganar con vehemencia. Sin embargo, fueron los primeros los que produjeron las ocasiones más afiladas, siendo la exhibición del portero rival Adam Davies el insalvable obstáculo que condujo al empate (0-0). En un destino históricamente complicado como es Nottingham para el QPR (ninguna victoria jamás, con este duelo, en sus 33 visitas), los londinenses fueron derribados y sostenidos por un Forest de Philippe Montanier al que le condenó al empate (1-1) su mal hacer defensivo, que en cualquier caso no salvó el puesto del entrenador rival Jimmy Floyd Hasselbaink, despedido horas después. Encajar primero, uno de los grandes defectos del Sheffield Wednesday, volvió a suceder ante el Ipswich. Tras empatar Gary Hooper (en el que era el gol número 100 de la era Carlos Carvalhal en Sheffield), el Ipswich no sólo esquivó la derrota sino que que ganó (1-2) con un postrero gol de su capitán Luke Chambers. Precavido el Aston Villa de Steve Bruce, que desde su llegada hace escasas semanas ha puesto gran énfasis en la solidez defensiva, vio como el Blackburn se le adelantaba en casa mediante un gol de su nueva estrella, Sam Gallagher. Por suerte para el Villa, pudo recaer en su imponente delantero Jonathan Kodjia para obtener (2-1) el botín de los tres puntos. La peor defensa de la liga, la del Rotherham (38 goles encajados en 16 encuentros), volvió a ser destrozada. Un Preston resolutivo no perdonó para ganar, pese al gol local a pase del ilustre Peter Odemwingie, por 1-3 y reforzar su candidatura a alcanzar el play-off. Como también reforzó su candidatura, aunque en su caso al título de liga o incluso a llegar a la marca de 100 puntos, el Newcastle de Rafa Benítez frente al Cardiff City. Haciendo gala de su dinámica y mortífero ataque, las “urracas”, antes de que los “azulejos” aprestasen en el tramo final de este duelo aviar, anotaron por mediación de Christian Atsu y Yoan Gouffran para ganar (2-1) y continuar implacables en la cima.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información