Apuntes de la jornada de Championship
Dos recién descendidos en dinámicas opuestas se daban cita en la 21ª jornada, prevaleciendo el Norwich para derrotar al Aston Villa. Al Brighton le costó noquear al Blackburn. Con algo más de placidez, el Newcastle hizo tres cuartos de lo mismo en Wigan. Y también se produjo uno de los despidos más surrealistas en mucho, mucho tiempo.

Norwich City 1-Aston Villa 0

Después de posicionarse como uno de los claros favoritos al ascenso en el primer tercio de temporada, el Norwich se estampó contra una pared de ladrillos. Seis derrotas seguidas fueron frenadas con un golpe sobre la mesa: victoria por 5-0 ante el Brentford. Parecía terminada la crisis, pero la jornada siguiente volvieron a verse sus problemas, con una falta de intensidad alarmante acompañada por las habituales carencias defensivas. El Villa ha hecho más o menos el recorrido contrario, tras un arranque pésimo y ahora inmerso en el camino a la cima. Pero siendo sobre el papel equipos bastantes parejos, fue un partido acorde a ello. Una contienda ciertamente atractiva fue la que se dio lugar en Carrow Road. Con alternativas, ninguno de los dos optó por quedarse resguardado atrás. Del Norwich, vocacionalmente ofensivo, se podía esperar mientras que más sorprendente fue que el Villa fuese tan expeditivo. No obstante, brillaron ambas retaguardias, que aun estando más expuestas las ocasiones claras llegaron en cuentagotas. La segunda parte, en cualquier caso, se convirtió de manera paulatina en dominio de un Norwich que dio en la diana por mediación del luso Nélson Oliveira. Sin embargo, en el gol también radicó la clave de la falta de él en el fondo rival. Sin tratar de ser injustos con él, la jugada de gol nace de una pérdida de Gabriel Agbonlahor, la gran apuesta a largo plazo de Steve Bruce. Tras años absolutamente abominables en parte por sus recurrentes problemas físicos, intentar rehabilitarle es algo que puede dar sus frutos, pero en esta ocasión, jugando en punta, fue un estorbo, una debilidad que, junto a la inoperancia de un flojo Jack Grealish, hizo del partido uno decepcionante en ataque de los “villanos”.

Blackburn Rovers 2-Brighton & Hove Albion 3

Vigesimoprimero contra segundo clasificado resultó en lo que la lógica indica que resulte. Sufrieron algo más de lo debido los visitantes, pero pocos veían al Blackburn capaz de acabar superándoles tras noventa minutos de juego. Desde los primeros compases del partido se palpaba quién era el mejor y a los 17 minutos se demostró con el primer tanto de la noche. El veterano central Gordon Greer fichó por el Blackburn al llegar a su fin, tras seis años, su contrato con el Brighton. Shane Duffy, más joven y uno de los defensores más prominentes de la competición, recorrió semanas después el camino inverso a razón de unos cuatro millones y medio de libras. Fue significativo por lo tanto que Duffy ganase a Greer en el salto de un córner para firmar ese primer gol, en su regreso a Ewood Park. Con la ventaja en el marcador y una defensa generalmente a prueba de bombas, el Brighton tuvo mucho menos problema en ceder la iniciativa al Blackburn, que algunas ocasiones generó si bien terminó desaprovechándolas contra un conjunto contra el que no te lo puedes permitir. Dale Stephens amplió la distancia para las “gaviotas”, aunque Sam Gallagher, delantero cedido por el Southampton, respondió cinco minutos después con el 1-2. Pero el intento de remontada fue herido de muerte con la expulsión por segunda amarilla de Greer. Glenn Murray lo dejó todo visto para sentencia antes de que Gallagher marcase en los instantes finales. Si el Southampton busca un reemplazo para Charlie Austin, tras su lesión para cuatro meses, puede que en Gallagher ya lo tenga.

Wigan Athletic 0-Newcastle United 2

Este partido, más o menos como el anterior, reflejó lo que se espera de un duelo entre el penúltimo y el segundo (habiendo ganado el Brighton el día antes) clasificado. No porque no lo intentase, pero el Wigan jamás dio la impresión de que podía derrocar al Newcastle. Salieron aun así plantando cara, a intentar dinamitar al Newcastle desde la base. Se hicieron varias veces con el esférico y con él dispusieron de algunas fases de dominio. Sin embargo, la sensación subyacente no dejaba de ser que el Newcastle machacaría en cuanto apretase a fondo el acelerador. Y así fue. Siendo incisiones esporádicas los ataques más reseñables de los locales, las “urracas” acabaron haciendo gala de su superior calidad y fuerza física. El Wigan no deja de ser un equipo bastante liviano. En una muestra excesiva y hasta un tanto temeraria de ambición local, Mohamed Diame impuso su fuerza para recuperar el balón, avanzar, hacer una pared con Yoann Gouffran y marcar gracias a su exuberancia técnica pero sobre todo física. Una jugada impresionante. Fue una de muchas acciones en las que el Newcastle arrasó en el apartado físico. Isaac Hayden y Jonjo Shelvey, además de Diame, fueron demasiado para sus homólogos en la medular del Wigan. Los chicos dirigidos por Warren Joyce, continuaron en su misión de sacar algo positivo del partido. En jugadas a balón parado se acercaron. Pero nunca dieron miedo; un Newcastle implacable cuando quería, sí. Marcaron el segundo en una transición rápida culminada por uno de sus actores secundarios, Christian Atsu. Rafa Benítez sigue dando forma a una superpotencia.

Resto de la jornada

En uno de los múltiples derbis del condado de Yorkshire, el Sheffield Wednesday desplegó una actuación a la altura de un equipo que trata de asentarse en los puestos de play-off. Ante un Barnsley peligroso y algo infravalorado, los “búhos” desde luego no lo hicieron y les bloquearon bien a lo largo del partido para hacerse ellos con los tres puntos mediante un gol en cada acto (2-0). En el Birmingham City se vivió una de las decisiones más indignantes que se recuerdan. Aunque el día antes se jugó un partido, en el que ellos ganaron por 2-1 al Ipswich Town. Resultado justo y correcto pero que de poco sirvió al entrenador de los Blues, Gary Rowett, que fue despedido al día siguiente en una decisión que ya estaba tomada por los nuevos dueños del club y que nadie en el entorno del club ha respaldado. El rocoso y peleón Burton Albion hizo frente a un Huddersfield que parece recuperar buenas sensaciones. Armaron un sólido entramado defensivo los primeros que frenó a los Terriers hasta que éstos dieron con la victoria (0-1) en los minutos finales gracias a un gol de cabeza de Nahki Wells precedido por dos prolongaciones por arriba. Un gol de altura. Después de meterle cuatro goles al Fulham (pese a empatar) el fin de semana, el Wolverhampton parecía generar impulso a raíz de ello al conseguir adelantarse en su visita a Cardiff tras sólo dos minutos. Un Cardiff letárgico que fue inferior durante gran parte del primer tiempo hasta que, a partir de su fuerte defensa, fueron invirtiendo la inercia para terminar marcando dos tantos y alzarse con un triunfo (2-1) que les saca del descenso. Unos kilómetros al este, en Bristol, los locales pagaron muy cara su candidez de cara a portería. Recibiendo a un Brentford que supo repelerles, terminaron frustrados por el conjunto londinense, al que un solitario gol (0-1) le bastó para ganar y no lamentar que Josh McEachran no lograse el segundo con un postrero disparo desde su propio campo. Quien como el Bristol City estuvo muy fallón fue el Fulham. Aunque no les impidió hacerse con el triunfo. Su rival, el Rotherham, venía de su segunda victoria de la temporada. Ambos triunfos habían sido ante los otros dos conjuntos de Londres. Adelantarse en el marcador supuso unos presagios inmejorables para ellos que, no obstante, no pudieron ser mantenidos debido a su desesperantemente frágil defensa. Tuvo una actuación portentosa su portero Lewis Price, pero aun así el Fulham venció por 2-1. En su viaje a Elland Road el Reading de Jaap Stam terminó con un impresionante 76,8% de posesión. Sin embargo, semejante dato no fue correspondido con una victoria y es que el Leeds ejecutó magníficamente el plan que tenía que ejecutar y se impuso por 2-0 para respirar así en la nuca de los propios Royals en la tabla. En el único empate de la jornada, el Nottingham Forest trataba de reponerse de su humillante derrota en el derbi contra el Derby. El Preston salió a morder y se adelantó. Pero el Forest resurgió para salvar (1-1) un preciado punto que les mantiene lejos del descenso. Por su parte, la imperial marcha del Derby County siguió su curso. Viniendo éstos de seis victorias consecutivas, el necesitado QPR no se dejó pasar por encima pero poco les acabó importando a los Rams después de conseguir el tanto (0-1) que extiende su racha a siete de siete. Impresionante.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información