Apuntes de la jornada de Championship
En la que era la 26ª jornada de la temporada, el QPR jugó su mejor partido de la temporada en campo del Reading. El Leeds continúa evolucionando hacia un equipo cada vez mejor con el paso de las semanas y que esta se cargó al Derby County. El Wolverhampton de Paul Lambert le ganó el derbi al Aston Villa y Tom Lawrence marcó uno de los goles del año con el Ipswich.

Reading 0-Queens Park Rangers 1

Quién le iba a decir a los del QPR cuando hace un par de semanas habían perdido seis partidos seguidos que a continuación ganarían tres consecutivos siendo el tercero una victoria fruto de su partido mejor ejecutado de toda la temporada. Reading y QPR han ofrecido duelos con historia. Volvió a suceder en esta ocasión. Pocos preveían que los visitantes extenderían su buena racha al derrotar también al tercer clasificado. El Reading con Jaap Stam de entrenador está en proceso de implementar una idea y una filosofía a su juego. Ello les ha llevado a estar peleando por el ascenso. Pero el QPR está en proceso de simplemente ganar. Amoldó su juego al que les llevaría a ganar al Reading: presionarles. Cierto es que una forma de jugar de la que Ian Holloway siempre ha sido partidario. Pero nunca fue tan adecuado. Desde el comienzo, el Reading quería sacar el balón jugado. Y como le ha sucedido otras veces, verles jugar se resumía en verles estar siempre a punto de perderla, o de perderla directamente, en el proceso. Como mucho llegaban a medio campo. El QPR no concedió un metro más. Y al final en un robo, y todos los riesgos que toma al Reading al desplegarse hasta el grado en el que lo suele hacer, los londinenses destrozaron. Jamie Mackie, que volvió al QPR hace año y medio tras una floja temporada en Reading, marcó. Él y el polaco Pawel Wszolek, ambos extremos, presionaron, defendieron y atacaron a su mejor nivel. Como a su mejor nivel estuvo el resto del equipo, siempre muy bien organizado en carriles interiores ante un Reading que caía en un embudo constante. Mejoraron, pero jamás alcanzaron a un QPR intratable.

Leeds United 1-Derby County 0

La del Leeds está siendo una historia que muchos imaginaban, que muchos deseaban que la estructura y la jerarquía de la entidad permitiesen que se desarrollase. No necesitaba más que tranquilidad, tiempo y espacio. Tras la jornada 6 Garry Monk estuvo a nada de ser despedido. Esto no es una exageración. Consiguió mantenerse una semana más y el Leeds alcanzó el pasado viernes por la noche su punto más alto en seis años. El Leeds de Garry Monk es el mejor Leeds desde que jugasen en Europa en el año 2002. Lo volvieron a demostrar contra el Derby. Crearon un dominio que maniató a sus oponentes. Movieron el balón con una sobresaliente destreza colectiva y el Derby no hizo más que perseguirles y repeler como buenamente podían un aluvión de córners que sufrieron en sus carnes. El Derby no podía y la imagen de su entrenador Steve McClaren, viendo el partido desde el palco como a él le gusta, hablando por teléfono con su asistente Chris Powell, lo decía todo. La sintonía de los jugadores del Leeds fue insuperable, especialmente la del extremo derecho en esta ocasión Kemar Roofe y del media punta Pablo Hernández, fantásticos ambos, sobre todo el español. Y cuando el Derby parecía respirar, llegó el puñetazo en la boca del Leeds para mandar el partido al descanso con 1-0 a favor gracias al gol de Chris Wood. Volvió mejor el Derby con un par de sustituciones, pero sólo duró un cuarto de hora. Fue demasiado poco cambio y demasiado tarde: el Leeds había descifrado por completo el partido y a su rival. Si bien sí que lo hizo a su mejorable puntería, no hizo justicia el resultado al extraordinario juego del Leeds.

Wolverhampton Wanderers 1-Aston Villa 0

Cuando Paul Lambert se hizo cargo del Wolverhampton hace cosa de dos meses era un equipo roto. Después de unos comienzos difíciles, está regenerando a un conjunto de jugadores que no estaba claro de si serían capaces de darle la vuelta la situación. Bajo el liderato de la persona indicada han demostrado que sí. Y Lambert no quiso dejar pasar la ocasión para dejar huella en el derbi ante el equipo que le despidió hace dos años. Uno de los derbis de las West Midlands, estaba cargado emotividad ante el reciente fallecimiento de Graham Taylor, legendario entrenador que dirigió a ambos clubes. Se unieron para rendirle homenaje antes de empezar. El Wolverhampton venía de dos victorias seguidas, suponiendo la segunda la eliminación del Stoke en Copa. Y demostraron estar mucho más entonados que el Villa desde el inicio y al cuarto de hora estaban por delante. El nuevo portero de los “villanos” Sam Johnstone erró en un despeje que Joe Mason convirtió en gol. Y contadas fueron las ocasiones claras para un hipotético empate. Ross McCormack tuvo una nueva muestra de que no está en racha. Desperdiciando una oportunidad pintiparada, fue la eterna historia de un Villa echando en falta a sus dos máximos goleadores: Kodjia y Ayew. Acercándose el tramo final del duelo, el ritmo aumentó para cuando llegó el segundo homenaje a Taylor con un minuto de aplausos en el 72 de juego. Los Wolves de antes hubieran acabo sucumbiendo, pero esta vez mostraron una gran entereza defensiva, además de librarse de un más que posible penalti, para firmar su primera portería a cero en casa desde agosto.

Resto de la jornada

La cantidad de golazos que hubo en esta 26ª jornada no fue ni medio normal. Empezaron en el derbi entre Bristol City y Cardiff City. A mediados de octubre Neil Warnock se estrenó como técnico de los segundos ganando a los primeros. Y lo volvió a hacer aunque no faltó el drama. Se adelantó el Bristol, les empataron, se adelantaron de nuevo y quedando como diez minutos, Warnock dijo tras el partido que se preguntaba en ese momento: “qué sigo haciendo yo aquí con mi edad”. Pero en tres minutos el Cardiff remontó (2-3) para ganar con un golazo de Anthony Pilkington en lo que se convirtió en la primera vez en la historia del Bristol City en la que sumaban siete derrotas consecutivas en liga. Mientras Warnock decía a continuación de lo anterior: “Esto es exactamente por lo que estoy aquí. Es fantástico.” En un duelo de dos equipos al alza y a la caza del play-off, el Fulham contrastó frente al Barnsley el hecho de ser el mejor equipo. El Barnsley venía en forma, pero los londinenses les desmontaron de principio a fin para coronarse con una notable victoria por 2-0 en el que destacó por encima de todos su delantero centro Chris Martin. En cambio, en el fondo de la tabla, Burton Albion y Wigan Athletic batallaron entre sí por sumar un triunfo de imperiosa necesidad para ambos. El partido tuvo nombre y apellido: Callum Connolly. Este joven lateral derecho cedido por el Everton a escasas horas de comenzar el encuentro, llegó, debutó y marcó sus dos primeros goles como profesional para conceder la victoria (0-2) al Wigan. Mientras el Wigan, penúltimo, ganaba a quien marca la salvación, también recortó con respecto a ella el colista. El Rotherham parecía muerto y enterrado hace no tanto y de repente está orquestando paso a paso una posible candidatura a la salvación. Ante un Norwich que se autodestruyó delante de ellos, el Rotherham no dejó pasar la oportunidad de ganar (2-1). Y evitar la quema para ellos quizá termine pasando por enviar a ella a un Nottingham Forest que se desploma, más todavía tras caerse la venta del club. En su visita al Birmingham City lograron dar una imagen más o menos digna, pero el empate (0-0) no salvó el puesto de un Philippe Montanier que fue destituido de su cargo de entrenador en las horas posteriores. En un derbi del condado de Yorkshire entre dos integrantes del play-off, Sheffield Wednesday y Huddersfield Town, la primera parte aburrió a las piedras. En la segunda, en cambio, la cuota de acción se elevó sustancialmente y el Wednesday generó dos zarpazos (2-0), el primero de bella factura, que le supusieron tres puntos cruciales. Pero ningún gol superó al de Tom Lawrence con el Ipswich. Un Ipswich que recibía a un Blackburn al que debía derrotar para caldear los ánimos entre una hinchada intranquila desde hace tiempo. Terminaron imponiéndose (3-2) en una tarde en la que el supersónico gol de Lawrence brilló por encima de todo. En Preston pasó algo que no pasaba desde hace 19 jornadas: el Brighton perdió. Lo hizo por tercera vez esta temporada. Son un equipazo pero al final es muy complicado ganar todos los días y un Preston siempre muy peleón y correoso y con una estructura defensiva muy trabajada, logró una victoria (2-0) de renombre ante el mejor equipo de la liga. Aunque quizá el Newcastle tenga algo que objetar ante tal declaración, ya que volvió situarse líder, aunque con un partido más, gracias a su victoria en Londres. El máximo goleador de la competición Dwight Gayle les adelantó antes de caer lesionado. El Brentford, también sin su principal artillero Scott Hogan ante su muy probable venta en los próximos días, no se rindió. Empató mediante su otro talismán, el sueco Lasse Vibe. El Newcastle respondió, dando Ayoze Pérez su segunda asistencia del día, para lograr el triunfo (1-2) a pesar de un intento final del español que ha vuelto al Brentford: Jota Peleteiro.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información