Apuntes de la jornada de Championship
Llegó el final. Bueno, casi. Queda el play-off. Parece que fue ayer cuando el Newcastle estrenó la temporada perdiendo en casa del Fulham. Uno ha ascendido (como campeón) y otro todavía lo está intentando. Junto al Fulham también estarán Reading, Sheffield Wednesday y Huddersfield, intentándolo. Quien no lo hará será el Blackburn, que buscó y peleó, pero descendió tras su lucha final contra Birmingham City y Nottingham Forest.

El título de liga

Debió ser del Brighton. Fue el mejor equipo pero la realidad también es que fue el mejor equipo y, tras subir a falta de tres jornadas por disputarse, desperdició esas tres oportunidades finales para alzarse con el título de campeón. El Newcastle no lo hizo. Y por eso es el justo ganador. Aunque no llegó a decidirse con quién iría a parar el trofeo hasta los minutos finales de la temporada. A pesar de pinchar en las dos semanas previas el Brighton logró ponerse por delante en su visita al Aston Villa después de que el Newcastle ya lo hiciese un buen rato antes frente al Barnsley. Los de Rafa Benítez fueron los primeros en empezar a cumplir en la última obra del año. Y lo hicieron con un acto de brillantez en forma de gol de tacón de Ayoze Pérez. Pase de DeAndre Yedlin y cierre con broche de oro del canario. Chancel Mbemba amplió la ventaja y entonces Glenn Murray marcó para el Brighton. Tras tropezar más de lo debido parecía que todo acabaría como debía hacerlo. Pero Jack Grealish quiso entrometerse en el minuto 89 y empatar para el Villa. Empate del Brighton y el Newcastle selló el título con un tercer gol. Un final estrambótico y que permitió a Rafa Benítez ser campeón con el Newcastle. “Urracas” y “gaviotas” volaran en la Premier League, y quieren que hacerlo por mucho tiempo.

El descenso

La carne de la última jornada estuvo en el descenso. Era lo único trascendental que quedaba por jugarse y acabó, aunque tras varios giros de guion, como llegaba. Quien lo tenía más difícil bajó. El Blackburn tenía que mejorar el resultado del Forest y del Birmingham. Si eso no era posible tenía que mejorar el marcador final. Porque el Blackburn ganó al igual que lo hicieron Forest y Birmingham. Su única opción, ganando todos, era mejorar por tres goles la victoria del Forest. No fue posible. Aunque durante 33 minutos el Blackburn salió del descenso. Se adelantó en el 10' de juego en campo del Brentford. Y seis minutos después marcó otro. Su complicada visita a Jota Peleteiro y compañía estaba saliendo a pedir de boca. Y al mismo tiempo Che Adams salvaba al Birmingham en campo del Bristol City con un golazo. El Forest mientras tanto no era capaz de romper a un Ipswich que les apretó. Pero al filo del descanso el Forest recibió un penalti. Todos los presentes tenían un nudo en la garganta. El Forest marcó. El Blackburn volvía caer al pozo. Todo estaba a un gol en Bristol o Nottingham de cambiar. En Londres necesitaba el Blackburn marcar otros dos. Mientras tanto el Birmingham estuvo al borde, verdaderamente al borde de ser empatado y perderlo todo. El Blackburn en todo caso no sólo no marcó otros dos sino que encajó. Con ese gol la esperanza se perdió prácticamente por completo. El Birmingham de Harry Redknapp resistió (0-1) y el Nottingham Forest metió dos más (3-0). Se salvaron ambos. Uno más logró anotar (1-3) el Blackburn. Y eso fue todo. El Blackburn se iba, acompañando a Wigan y Rotherham, como primer campeón de la Premier League en descender a tercera división. También fue el primer y único campeón en descender a segunda. No se puede decir que no se veía venir. Algo tendrá que cambiar.

La tierra media

Ningún equipo ha desplegado esta temporada picos y valles tan pronunciados como el Norwich City. Ha contado con un ataque devastador en ocasiones que perfectamente podría haber peleado por el ascenso directo. Su defensa ha sido tan devastadora como su ataque, aunque no en el buen sentido. En la despedida de una decepcionante campaña para ellos, sin embargo, tuvieron una de sus actuaciones estelares y arrollaron a un QPR que mucho necesitará mejorar en verano. Cuatro goles a favor y una portería a cero con la que ganaron y con la que se despidió su portero John Ruddy, que acaba contrato. Una temporada de sinsabores para el Wolverhampton cerró con victoria para ellos. Llegaron a sufrir por no bajar en un año en el que han terminado donde el nivel del su equipo decía que debían aunque no la considerable cantidad de dinero invertida en ella. El Preston fue quien cayó derrotado, en un sprint final de campaña lejos del deseado pero de otro muy buen curso del tercer presupuesto más bajo de la liga. Quienes tampoco pudieron cerrar como querían fueron Wigan y Leeds, uno camino de tercera y otro decepcionado por su recta final, en el que se le escapó el play-off. El Derby County tampoco pudo decir adiós de la mejor manera a su decepcionante curso. Sus aficionados sí que celebraron durante media hora que el Forest cayese al descenso. Mientras tanto, el Rotherham se les adelantó. Y casi gana, pero el Derby empató. El Rotherham ha podido disfrutar de pequeñas dosis de alegría, aunque era demasiado tarde para evitar ser el peor equipo que se recuerde en segunda división. El Blackpool acabó en 2015 con 26 puntos. El Rotherham lo ha hecho con 23.

No se vayan todavía, aún hay más

Ya sólo queda dilucidar quién sera el tercero en llegar a la tierra prometida. Una serie de cinco trepidantes partidos que verán a alguien coronado con ese tercer billete en Wembley. Cuatro equipos que han mejorado exponencialmente con respecto a la temporada pasada: Reading (de 17º a 3º), Sheffield Wednesday (de 6º a 4º), Huddersfield Town (de 19º a 5º) y Fulham (de 20º a 6º). Reading, Wednesday y Fulham llegan en su mejor momento mientras que no es ese tanto el caso del Huddersfield. Selló su puesto dentro del play-off y desde entonces dos derrotas. La primera jugando con suplentes y la segunda titulares, en la cual perdieron a su portero titular, Danny Ward (cedido por el Liverpool), que estará sancionado para lo que queda. Fue una derrota dura, 0-3, contra un Cardiff que dejó muy buenas sensaciones. El Huddersfield, aunque puede que no se tomase del todo en serio los dos últimos partidos, parece llegar algo más agotado que el resto. Con un estilo de juego de gran desgaste físico, derivado del gegenpressing, y un equipo que ha rendido muy por encima de lo esperado será extremadamente complicado vencer a su rival de condado, el Wednesday. Sumó seis victorias seguidas en su mejor racha en años antes de cerrar con una derrota contra el Fulham. Fue expulsado un jugador que no ha jugado en todo el año y con diez no pudieron ante quien podría ser su hipotético rival en la final en Wembley. Porque el Fulham llega tan bien como los “búhos”; 19 de los últimos 24 puntos cosechados. Un estilo de constante combinación y muy vistoso que ha producido un equipo coralmente excelente, siendo nueve el número de jugadores que han marcado al menos cinco goles esta temporada. Pero se enfrenta a ellos mismos. Nadie tiene un estilo tan parecido al suyo como el Reading. Quiso finalizar la temporada regular por todo lo alto y derrotó (2-4) al Burton Albion. En la primera vuelta el Fulham asfaltó (5-0) al Reading mientras que en el más reciente de sus choques vencieron los chicos de Jaap Stam por 1-0. Nadie ha tenido más posesión y mayor porcentaje de acierto en sus pases en toda la liga. Doble partido, en lo que casi al igual que la otra semifinal, por cercanía geográfica de podría considerar un derbi. Reading-Fulham sábado y martes y Wednesday-Huddersfield domingo y miércoles. Ninguno está aquí por casualidad y no faltará emoción.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información