Apuntes de la jornada de Championship
En la novena jornada de la temporada, el Preston se impuso a un Wigan cuesta abajo y sin frenos. El Sheffield Wednesday protagonizó otra remontada in extremis más, esta vez ante el Nottingham Forest. Aston Villa y Newcastle acabaron resolviendo su duelo en empate. Y al Derby County se le volvió a escapar la victoria.

Preston North End 1-Wigan Athletic 0

La última vez que hablamos del Preston no era un panorama excesivamente halagüeño habiendo caído por 5-0. Ahora, tras eliminar al Bournemouth en Copa de la Liga y ganar al Wigan, las sensaciones son bastante mejores. Un derbi de la zona del condado de Lancashire entre ambos que no se daba lugar en liga desde el año 2005, cuando el Wigan ascendió a la Premier League. Ninguno ha arrancado especialmente bien el curso, pero los locales parecen alzar un vuelo que el Wigan sigue encontrarlo, como bien demostró el arranque del encuentro. Tan sólo siete minutos de acción y el Preston encontró el gol por mediación de su delantero Jordan Hugill, tras desviar a gol el disparo de su compañero Aiden McGeady. Dicen que tras marcar un gol es cuando un equipo es más vulnerable y así lo demostraron unos locales que terminaron capeando el temporal en lo que, tras dicho tanto, fue el tramo más tenaz del Wigan. Un Wigan que hace unos meses y a unos kilómetros de Preston, en Blackpool, conseguía el ascenso. Ahora parece sumido en una cierta crisis de identidad. Tratando de jugar a ese estilo asociativo que implantó Roberto Martínez en su momento, pero al mismo tiempo mostrando carencias en defensa. Una falta de fluidez alarmante fue otro déficit de un equipo que jamás se terminó entonar en el partido y que nunca logró subir el ritmo del mismo; manejando muy bien la situación el Preston hasta sellar el triunfo.

Sheffield Wednesday 2-Nottingham Forest 1

En los partidos del Sheffield Wednesday se ven remontadas. Es algo que se ha convertido en norma, ya sea a favor o en contra de ellos. Lo cual ha provocado que su entrenador declarase lo siguiente tras este partido: “Los jugadores están intentando matarme,” dijo entre risas. Otra cosa no, pero aburrimiento no impera en partidos del Wednesday. En un duelo que le medía al Nottingham Forest estaba, como suele ser habitual en sus choques, esa omnipresente narrativa de dos grandes en horas bajas. En todo caso, el Wednesday comenzó mucho mejor y con mucha más mordiente. Crearon una gran cantidad de ocasiones de gol que, tras no materializarse, acabarían pasando factura. En forma de gol en contra, obra de un Henri Lansbury que sí transformó su oportunidad en una ventaja tangible. Pese a que los “búhos” seguían transmitiendo superioridad, no terminaban de erradicar sus dificultades para parar las respuestas del Forest. Keiran Westwood evitó con una excelsa intervención que el Forest se escapase. Gracias a ello, el gran abanico ofensivo que despliegan dio con sus frutos. Kieran Lee igualó, siendo finalmente demasiado para un muy buen Vladimir Stojkovic bajo palos, además del buen papel del central Michael Mancienne. Y Lee, como ya hizo hace dos jornadas, marcó nuevamente sobre la bocina para obtener otra épica victoria para el Wednesday.

Aston Villa 1-Newcastle United 1

Una nueva época para ambos conjuntos que se volvían a enfrentar meses después de un dantesco partido el que los dos demostraron estar completamente abatidos. Pero el descenso ha renovado a ambos conjuntos, les ha dado otra cara, siendo el Newcastle, eso sí, el que más rápido se ha aclimatado. En los banquillos se enfrentaban dos entrenadores (Roberto Di Matteo y Rafa Benítez) que saben lo que es ganar una Champions League, algo inédito fuera de una primera división. Si bien los primeros minutos fueron igualados, los visitantes no tardaron en apoderarse de la manija. El Villa, con su esquema 1-3-5-2, no era capaz de contenerles y acabaron dando con el botín por medio de un buen centro del estadounidense (de origen letón entre otras nacionalidades) DeAndre Yedlin que el capitán local Tommy Elphick empujó hacia su propia portería. Él no quería. Los locales no eran capaces de cerrar los enormes espacios abiertos y el Newcastle llegó a masacrarles, faltándole un punto de resolución para sentenciar. Di Matteo desechó la idea inicial en el descanso e introdujo al prometedor medio centro Aaron Tshibola en lugar del central Nathan Baker. Las “urracas” continuaron dominando, pero poco a poco los “villanos” fueron respondiendo. Y partir del ecuador de la segunda mitad, el cauce del juego se invirtió totalmente. El Villa por fin pudo darle trabajo al meta rival Matz Sels. Y tras mucho empujar, consiguió lo que había sufrido en más de una ocasión las últimas semanas, marcar en los instantes finales para alzarse con el empate, en este caso gracias al gol del mencionado Tshibola.

Resto de la jornada

Tenemos nuevo líder: el Norwich City. Después de semanas de reinado del Huddersfield, los “canarios” han asaltado el puesto de cabeza. Frente a un Burton Albion menos sólido de lo esperado, el Norwich pudo desplegar su deseado juego expansivo para ganar (3-1) y colocarse así en la cima. De la cual cayó el Huddersfield perdiendo en campo del Reading. Después de quedarse con diez tras la estúpida expulsión del holandés Rajiv van La Parra al minuto tres de juego (¡por doble amarilla!), la escuela alemana del Huddersfield de David Wagner sucumbió ante la holandesa del Reading de Jaap Stam, que gracias al solitario tanto (1-0) del también holandés Roy Beerens se hizo con los tres puntos que le alzan al cuarto lugar de la tabla. Quién le iba a decir a Massimo Cellino, dueño del Leeds y de gatillo muy fácil a la hora de despedir entrenadores, que dar un mínimo de confianza a Garry Monk iba a dar resultado. Sí que es cierto que el comienzo de liga había sido malo, pero tras dos victorias consecutivas no se dejaron amedrentar por la visita de un Ipswich al que superaron (1-0) para entrar en la mitad alta de la clasificación. En Wolverhampton, fue el día de João Teixeira. El prometedor extremo izquierdo portugués cedido por el Benfica, tuvo una portentosa actuación que le vio marcar dos goles antes que su compatriota Ivan Cavaleiro marcase la sentencia (3-1) ante un Brentford peleón. Empezando por Preston y Wigan, en esta jornada se medían entre sí los que llegaban a la misma como los seis últimos clasificados. En uno de dichos enfrentamientos, el colista Cardiff City tuvo que remar contracorriente tras marcar Izzy Brown (cedido por el Chelsea) para el Rotherham. Sin embargo, los galeses se repusieron con dos goles de Rickie Lambert para hacer suyo el triunfo (1-2). El duelo restante medía a Derby County y Blackburn. Después de más de una hora de partido sin goles, Matej Vydra marcó el primero de la temporada del Derby como local. Pero un minuto más tarde el Blackburn igualó. Y tras el transcurso de solamente tres minutos más, el Blackburn selló la victoria (1-2) con un gol de Danny Graham precedido de una sensacional jugada colectiva, ante el Derby de un Nigel Pearson con el agua al cuello. Tan sólo tres días después de vencer en el mismo escenario por 0-2 en Copa de la Liga, el Bristol City volvió a noquear al Fulham. Tammy Abraham (máximo goleador de la competición con siete goles) abrió la lata. Luke Freeman, Bobby Reid y Aden Flint completaron un 0-4 incontestable. El Birmingham City se adelantó en su viaje a Loftus Road mediante el enrachado Lukas Jutkiewicz. Parecía encaminado al triunfo, pero el QPR frenó su reciente sangría y la marcha de los Blues, igualando (para el 1-1 final) gracias al central Steven Caulker. El Brighton parece haberse repuesto del pequeño bache sufrido en el último mes. No lo iba a tener fácil recibiendo al sorprendente Barnsley. No obstante, el delantero Glenn Murray, quien parece estar viviendo una segunda o tercera juventud, firmó un doblete para dar la victoria (2-0) a las “gaviotas”.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información