Apuntes del fútbol femenino
En su primera participación en la máxima competición continental de clubes, el Manchester City se citará con el Olympique de Lyon en semifinales tras eliminar con solvencia al Fortuna danés en cuartos de final.

No por esperada, la clasificación del Manchester City para las semifinales de la Champions League carece de mérito. El favoritismo de las vigentes campeonas de la superliga inglesa se podría atribuir a la mejor plantilla o al presupuesto que les ha permitido incorporar a una estadounidense como Carli Lloyd que ha levantado dos veces consecutivas el galardón de mejor jugadora del planeta. Pero la condición de favorito es como el fuego: hay que tener la madera pero también prender la llama.

La chispa que encendió la hoguera la podrían explicar mejor los expertos en táctica y técnica, seguro que encuentran múltiples argumentos para poner al City en semifinales por encima del Fortuna Hjorring danés. Lo que un servidor pudo apreciar en el partido y en el conjunto de la eliminatoria es que las Sky Blue fueron un conjunto más sólido que mostró más solvencia con y sin balón. Sin embargo, hubo un punto sin retorno en esta eliminatoria en el momento en que el Fortuna tuvo las dos mejores ocasiones para voltear la situación en las botas de Camilla Kur Larsen y Caroline Rask a mediados de la primera mitad del partido de vuelta. Errar estas ocasiones acabó enterrando las opciones de las danesas, un equipo con buen tono físico pero poca capacidad de desborde. La efectiva defensa del City tuvo gran parte de culpa en limitar el ataque visitante, con Steph Houghton y Abbie McMannus en el centro de la zaga y la colaboración de Kerry Walsh en tareas defensivas en mediocampo.

A partir de ese momento, el guion fue similar al del primer encuentro: control de balón y más llegadas de las inglesas y posesiones cortas para el Fortuna. Solo falló Carly Lloyd, que comenzó el partido muy fuerte pero se diluyó a medida que pasaba el tiempo. La irregularidad es su talón de Aquiles, dicen. El gol lo puso la cabeza de Lucy Bronze tras un saque de esquina ejecutado por Melissa Lawley y la absoluta falta de sinergia entre la guardameta danesa y su defensa. Bronze tuvo mucho más presencia atacante que en el primer encuentro de la eliminatoria, algo muy importante para el City.

El rival de Manchester City en semifinales será el Olympique de Lyon. Las francesas pasaron más apuros de los esperados tras vencer por cero a dos en la ida en Wolfsburgo. En el partido de vuelta, las alemanas vencieron con un gol de Graham Hansen en el minuto 82, insuficiente para remontar pero suficiente para deparar un final agónico. Pocos pueden negar que el Olympique es principal favorito en la eliminatoria. Las francesas son las vigentes campeonas y han logrado alzarse con el triunfo en tres de las últimas seis ediciones. Pero el equipo de Nick Cushing ha demostrado solidez y un crecimiento suficiente para plantear dificultades a las galas. El City afrontará en dos semanas (desde el 17 hasta el 30 de abril) las semifinales de la FA Cup frente al Liverpool y las de Champions League. Vertiginoso.

En la otra semifinal, el FC Barcelona, que derrotó al Rosengard por dos goles a cero (3-0 en el global), se medirá al Paris Saint-Germain de Verónica Boquete e Irene Paredes, que aniquiló la ventaja de un gol obtenida por el Bayern de Múnich en el partido de ida imponiéndose por cuatro goles a cero.

Las fechas para los partidos de ida de la semifinal serán el 22 y 23 de abril, mientras que los partidos de vuelta se celebraran una semana más tarde, 29 y 30 de abril.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información