Berge marca el camino del nuevo Sheffield United
El conjunto inglés ha dado un golpe en la mesa de los grandes con la contratación del medio noruego. El fichaje simboliza el salto que ha dado el club en cuanto a aspiraciones y expectativas.
Sander Berge

Sander Berge será el nuevo ingrediente del plato de sorpresas que ha cocinado Chris Wilder en el Sheffield United. Un equipo diferente donde las apariencias engañan. En el juego posicional de los Blades, los jugadores llevan a cabo roles totalmente opuestos en relación a su posición. Esto permite desconcertar al rival y estimular el factor sorpresa. Sin embargo, este estilo de juego tan característico mantiene gran dependencia en jugadores concretos. O'Connel, Basham o Fleck son algunos ejemplos.

Por ello, se podría decir que el potencial del Sheffield United es algo limitado. Lo más difícil no es llegar a la cima. Lo delicado es mantenerse en ella y aguantar la montaña rusa de tormentas que es la Premier League. Y pese a que Chris Wilder haya potenciado y optimizado a niveles inimaginables a sus piezas, ciertas lesiones o un duro mercado de fichajes podría dañar severamente el conjunto inglés.

Ante esto, el príncipe Abdullah y su equipo ejecutivo-directivo no se han conformado con el éxito provisional, y el reciente fichaje de Sander Berge es una declaración de intenciones en toda regla.

La cantidad económica refleja la fuerte apuesta del club. Los 21,5 millones de euros invertidos le hacen el fichaje más caro de la historia del club. Los cuatro siguientes también son inversiones realizadas en esta temporada, con las costosas incorporaciones de McBurnie, Lys Mousset, Callum Robinson y Luke Freeman.

Sander Berge llega para dar un salto de calidad al centro del campo del Sheffield United. / Getty Images
Sander Berge llega para dar un salto de calidad al centro del campo del Sheffield United. / Getty Images

En el engranaje tan especial que articula Chris Wilder, resulta dificil introducir nuevas piezas. Aún así, el fichaje del noruego no es una acción esporádica o insustancial. El técnico inglés admitió que llevaban mucho tiempo siguiendo los pasos del joven centrocampista y se mostró especialmente satisfecho con la contratación, la cual mostraba "lo lejos que había llegado el club" en un tiempo tan reducido. El hecho de que un jugador tan solicitado por los grandes europeos se decidiera por el Sheffield deja de manifiesto la evolución exponencial a nivel de club.

El mediocentro de 22 años era una estrella del Genk, equipo recientemente eliminado de la Champions para el cual ha jugado en 98 ocasiones. Su carrera comenzó en Noruega, su país natal, donde debutó en el fútbol profesional con 16 años. Además, ya es internacional y un habitual en la selección absoluta. Debutó a los 19 años y ya ha jugado 20 partidos oficiales. El técnico del combinado nacional, Lars Lagerbäck, le define como un futbolista con gran criterio e iniciativa, muy inteligente y con potencial para convertirse en un líder.

Ahora el asunto primordial parece ser su encaje en el sistema de Wilder. Aunque tenga capacidad para jugar en distintas zonas del mediocampo, todo apunta a que inicialmente ocupará una posición más adelantada a Norwood, que mantendría su rol de contención. El pivote inglés representa la disciplina en la anarquía premeditada del Sheffield United. El otro compañero sería John Fleck,  máximo goleador del equipo e indiscutible en el lado izquierdo de Norwood. Esto indica que el sacrificado a lo largo de la temporada podría ser John Lundstram.

Lundstram parece ser el gran damnificado por la llegada de Berge a Sheffield. / Getty Images
Lundstram parece ser el gran damnificado por la llegada de Berge a Sheffield. / Getty Images

Esta hipótesis que se barajaba en Sheffield ha pasado a ser realidad en la práctica. Desde el primer momento en el que llegó, Sander Berge siempre se ha vestido de corto desde el minuto 1. Y en ambas ocasiones la ecuación fue la misma. El noruego salió de titular junto a Fleck y Norwood, y fue sustituido por Lundstram en la segunda parte. De hecho, el mismo Lundstram decidió el partido ante el Bornemouth con un gol en el 84.

Con las últimas dos victorias por la mínima, el Sheffield United se encuentra en la quinta plaza. Una posición recientemente revalorizada por la imprevista y severa sanción al Manchester City. Este castigo cambia radicalmente la Premier League. Todo parece indicar a que el quinto clasificado también acudiría a la Champions League, por lo que se da comienzo a una encarnizada guerra donde el conjunto de Chris Wilder tiene poco que perder y todo por ganar. Una mala racha podría dejar sin recompensa la sensacional temporada del equipo. Pero si ocurre lo contrario podríamos ver en Champions League a un equipo que era candidato al descenso a principio de temporada.

El club podría decidir si mantener y afianzar su estructura en la primera división o si coger la ola que está a punto de explotar bajo sus espaldas. La contratación de Sander Berge es el reforzamiento de una tabla dispuesta a coger la gran ola, y Chris Wilder es la figura que dirige el rumbo. El mero hecho de que el técnico inglés haya decidido dar lugar a variaciones en un sistema que parecía perfecto, muestra que las aspiraciones han cambiado. La dinámica positiva, la solidez defensiva y la motivación respaldan al club. Pero los altos presupuestos o los jugadores de talla mundial pueden darles la espalda. Sin embargo, el traspaso simbólico del mediocentro noruego aclara un camino cuya existencia no era conocida por nadie hasta hace poco. Las 12 finales restantes nos sacarán de dudas.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información