Ceballos pone la guinda
El recién llegado al Arsenal, aunque el entorno de su nuevo club no favorezca, puede ser la luz que más brille entre la hornada de centrocampistas talentosos que llegan este verano a la Premier League.
Ceballos firmando contrato con su nuevo club. Fuente: Arsenal FC

Este verano en Inglaterra está siendo especial. No porque quizás sea el último verano que pasen los ingleses como miembros de la Unión Europea, sino por lo que está ocurriendo en el siempre concurrido mercado de fichajes inglés. Todos los años llegan buenos jugadores (y otros no tan buenos) a la Premier League, pero esta vez hay un patrón: un buen puñado de los grandes proyectos de centrocampista que hay en Europa han elegido aterrizar en Inglaterra para desarrollar su prometedora carrera. Primero llegaron Rodri Hernández, Pablo Fornals y Tanguy Ndombele. El último en hacerlo, de nuevo un español. Su fichaje es la guinda de todo este pastel de talento que habrá en el centro del campo, y es, como no podía ser de otra manera, Dani Ceballos.

Cierto es que aún faltan por llegar algunos nombres muy potentes como Giovani Lo Celso o Sergej Milinkovic Savic (siempre y cuando los rumores estén en lo cierto), pero el nuevo jugador del Arsenal es quien puede poner el broche de oro a todo este desembarco de talento. Cuando Ceballos fichó por el Real Madrid, todo el mundo del fútbol esperaba que a estas alturas fuese, como mínimo, el sustituto habitual de un Luka Modric ya en el ocaso de su carrera. Pero este deporte no es una ciencia exacta y todas esas predicciones que colocaban al español en un lugar muy alto gracias a su indudable talento acabaron por diluirse. Ahí es donde aparecieron los Gunners para llevárselo al Emirates Stadium, aunque solo sea por una temporada.

Unai Emery ha sido clave para convencer a Ceballos. Seguramente, el propio entrenador también se convenció de al menos intentar su fichaje tras su magnífico Europeo sub-21, donde demostró toda la calidad que atesora. El Real Madrid sabe del potencial del jugador, por lo que solo le dejaría salir cedido. Precisamente, y por esas cosas que hacen al Arsenal un club tan especial y protagonista continuo de chistes, una cesión era lo que mejor le venía al conjunto del norte de Londres. Los pocos fondos que tienen para abordar fichajes hacen que un préstamo, aunque sea un parche temporal, sea mejor que un traspaso. Con Emery satisfecho, Ceballos convencido, el Madrid contento por seguir teniendo al talentoso jugador en propiedad y el Arsenal feliz por no soltar demasiado dinero, el trato se cerró.

El nuevo fichaje del Tottenham, Tanguy Ndombele, promete ser otra de las grandes atracciones del centro del campo esta temporada. Fuente: Spurs
El nuevo fichaje del Tottenham, Tanguy Ndombele, promete ser otra de las grandes atracciones en el centro del campo esta temporada. Fuente: Spurs

Ceballos llega al Emirates para ser importante desde el primer momento. La complicada relación que tienen Emery y Mesut Özil deja al español con muchas papeletas para ser quien acompañe al dúo que forman Alexander Lacazette y Pierre Emerick Aubameyang. Su misión es clara: suministrar balones a la demoledora pareja Gunner para que siga metiendo goles. Además, su llegada es una solución temporal de la marcha de Aaron Ramsey. No abarca los mismos metros que el galés, pero sí que puede jugar en posiciones similares y, para Emery, tener a alguien de la calidad de Ceballos para sustituir a Ramsey es una bendición en una temporada que pinta bastante mal en el Emirates por la falta de financiación.

El nuevo jugador del Arsenal no es un todoterreno como el gales, pero tampoco escatima en esfuerzo. Pese a que su fina técnica haga pensar que es uno de esos centrocampistas más centrados en el ataque y la creación de la jugada que en la defensa y el juego sin balón, Ceballos es un jugador muy completo. En el Real Madrid, aunque no es la posición que más le favorece, ha llegado a jugar de pivote, aguantando al equipo gracias a su capacidad de trabajo. Visto que Emery tiene planeado volver a la defensa cuatro con su clásico sistema 4-2-3-1, el mejor acomodo posible para el mediocentro andaluz es como mediapunta central en la línea de tres, buscando aprovechar su calidad técnica para romper líneas con su conducción y pase.


El mejor acomodo posible para el mediocentro andaluz es como mediapunta central en la línea de tres, buscando aprovechar su calidad técnica para romper líneas con su conducción y pase

Como todo futbolista, Ceballos también tiene sus puntos débiles. El más evidente es que a veces peca de individualista, sobrándole en ocasiones un regate. Además, aún le cuesta manejar el tempo del partido, yendo muchas veces una marcha por encima de lo que requiere el encuentro. Pese a ello, son errores propios de su inexperiencia. Está en un buen lugar para solventarlos, ya que el Arsenal es un buen club para centrocampistas ofensivos españoles. Y si no es así, que le pregunten a Santi Cazorla o Cesc Fábregas. A todo esto, también se le sumará la tutela de Emery, un entrenador mucho más centrado en la táctica que Zinedine Zidane, ayudándole a mejorar su disposición en el campo.

Hace unos años, Ceballos estaba llamado a ser el sustituto de Modric. Por las vueltas que da la vida y el fútbol con ella, será el sustituto (temporal) de Ramsey. En su mano está demostrar el nivel que prometía cuando salió de la cantera del Betis. Es imposible saber si lo conseguirá, pero está claro que si lo logra, puede ser el centrocampista que más brille de toda la hornada de talento que ha llegado a Inglaterra. Así, se convertirá en la guinda del pastel tan apetecible que se está cocinando en esta Premier League que está a punto de comenzar.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información