¡Cierren de una vez!
El fin del mercado siempre genera controversia dado que tiene su terminación una vez empezada la liga. Las adquisiciones se pueden realizar en pocas horas y se demoran durante semanas en un sinfín de flecos y comisiones que finalmente nadie conoce.

En pocas horas estamos en Deadline Day. Los clubes han tenido dos meses (de forma oficial) para fichar. E incluyendo junio tres. Pero ahora, se apuran los últimos instantes para hacer adquisiciones de última hora derivadas de equipos que no cuentan con algunos jugadores. El Arsenal, por ejemplo, no se había dado cuenta hasta el día 26 de agosto que necesitaba un defensa central y un delantero centro. Ridículo. El entrenador de los Gunners ha necesitado recibir cuatro goles contra el Liverpool en la jornada inaugural para conocer las necesidades de su plantel.

El Manchester City ha tenido tiempo suficiente para remodelar sus laterales y no ha querido. El Chelsea está esperando al toque de queda para hacerse con Marcos Alonso como lateral izquierdo. El Everton ha preguntado por Manolo Gabbiadini a última hora. Parece ser, que los clubes no tienen suficiente tiempo con ocho semanas para cerrar sus operaciones.

No les falta razón a aquellos que critican que el mercado siga abierto una vez comenzada la Premier League (y las otras grandes competiciones europeas). Con más de cuarenta días para realizar los acuerdos pertinentes, fijar las comisiones y plazos necesarios y determinar la cuantía de los años de contrato de los futbolistas, hay tiempo más que suficiente para hacer fichajes. El Manchester United tuvo todo su plantel cerrado antes del inicio de la liga.

¿Por qué es necesario aguantar hasta última hora la rabieta ética respecto a la economía futbolística de Arsène Wenger? ¿Por qué Antonio Conte no aceleró los plazos para hacerse con un lateral que conocía del fútbol italiano? ¿Por qué hay que aguantar el drama institucional del Hull City durante todo el período estival para ahora intentar enmendar una plantilla condenada al fracaso? Si los clubes no han hecho los deberes en cinco semanas de mercado es porque no quieren. El Deadline Day que se produce en el día de mañana, aceleraría los traspasos igualmente el día nueve de agosto.

Al final todo son especulaciones y bobadas con el fútbol en marcha. Encima, hay que aguantar la marcha de ciertos ídolos a última hora como Oliver Burke en el Nottingham Forest de Championship, Phillip Wollscheid del Stoke City o Samir Nasri del Manchester City. Disculpen la broma, aficionados Sky Blues.

En definitiva, que el Crystal Palace podría haber cerrado mucho antes la incorporación de Loic Remy y el Stoke a Bruno Martins Indi. El Liverpool no ha fichado un lateral izquierdo porque no ha querido y si Pep Guardiola se ha quedado con algunos jugadores inapropiados a la opinión general ha sido por su propia elección. Que no nos cuenten películas. Que tiempo tienen de sobra.


Arséne Wenger ha necesitado recibir cuatro goles del Liverpool en la primera jornada para darse cuenta de que necesitaba un defensa central y un delantero centro.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información