Cinco reflexiones tras la jornada europea
Ninguna derrota entre Liga de Campeones y Europa League. Exceptuando los empates del Manchester City en Glasgow ante el Celtic y del Southampton en Israel, todo fueron triunfos para los equipos ingleses. La fase de grupos parece asequible para todos.

1. Con la portería a cero no puedes perder

Gran fecha para los equipos ingleses en el apartado defensivo. A excepción del Manchester City, ninguno de los equipos ingleses recibió gol en la competición europea. Ni el Leicester, ni el Tottenham, ni el Manchester United, ni el Arsenal, ni el Southampton fueron batidos. Importante este dato en Europa ante las venideras rondas eliminatorias. O al menos, un brindis sí se merece este hallazgo para tratarse de cinco equipos diferentes.

2. Un error enmendado

El Tottenham visitó Moscú con muchas bajas y bastantes incertidumbres sobre su devenir en la Liga de Campeones. En un grupo de clasificación tan igualado como el de los Spurs, perder el primer partido en casa no es un buen presagio. Pero el remiendo fue significativo. Ante un elenco de bajas de diversa índole y posición, el equipo de Mauricio Pocchetino supo sobreponerse y vencer al CSKA en un partido de oficio y sólido. Un nuevo halago y una nueva misión cumplida. Vuelve a encarrilarse el rumbo.

3. Mirando a febrero

El Arsenal y el Leicester City tienen pie y medio en octavos de final. Se avecinan las dos siguientes jornadas de sus respectivos grupos ante los rivales más débiles de la terna (Ludogorets y Copenhague). Con cuatro o seis puntos, ambos deben estar clasificados para octavos de final antes incluso de que empiece la quinta jornada. Un hallazgo poco pronosticable siendo el debut de los Foxes en la Copa de Europa y conociendo la irregularidad habitual de los Gunners.

4. Si suben las revoluciones, chirrían las bujías

El Manchester City empató en casa del Celtic de Glasgow. Desde el himno de la Champions League, se atisbó la colosal intensidad que se sobreponía en el feudo escocés. Tanto por parte de los aficionados como de los jugadores ante el ataque de atavismo ya proclamado durante la ceremonia inicial. Con el ulterior empuje del equipo de Brendan Rodgers y una cuestionable actitud defensiva de los Sky Blues, el equipo de Pep Guardiola se dejó dos puntos en Celtic Park con todo merecimiento. Se vio sobrepasado por la rabia y el fervor del conjunto verdiblanco.

5. Un verdadero motivo de vergüenza

Los aficionados del Manchester United deberían plantearse qué es lo que verdaderamente les indigna de su equipo. Perder frente al Manchester City, un semifinalista de la última edición de la Liga de Campeones y referente en Inglaterra y Europa, o vencer por la mínima en Old Trafford a un equipo con nombre de cobaya (yo llamaría Zorya a una cobaya si la tuviera). En definitiva, muchos titulares y desgaste innecesario para sacar tres puntos muy sufridos ante un equipo desconocido para cualquier aficionado al fútbol europeo medio. Pero que tampoco se sientan solos. El Southampton empató con el Hapoel Beer-Sheva.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información