El Birmingham se complica la vida (0-2)

El Fulham se llevó una merecidísima victoria en St. Andrews y colocó al campeón de la Carling Cup al borde del descenso, empatado a puntos con Blackpool y Wigan, 18º y 19º respectivamente.

Por Lola Echeverría | 15/05/2011
Las esperanzas del Birmingham penden de un hilo. De momento les salva la diferencia de goles, pero dependiendo del resultado que se produzca en la visita del Blackpool al Manchester United y de la del Wigan al Stoke, es posible que necesiten desesperadamente los tres puntos de su choque con el Tottenham Hotspur la semana que viene para mantener la categoría. Y los "spurs"necesitan los puntos para clasificarse para la Europa League. Un panorama negro para el City.
El Fulham salió con fuerza del vestuario y ya desde el primer momento dejó claras sus intenciones. Incluso antes de que Hangeland pudiera hacer su primer gol en el minuto cinco, el Fulham dispuso de dos buenas oportunidades de inaugurar el marcador, una con un disparo desviado de Clint Dempsey y la otra gracias a una equivocación del portero del Birmingham, Ben Foster, que casi deja marcar a Mark Schwarzer con un saque directo de portería. Hangeland sí consiguió enviar el cuero al fondo de la red tras un remate de cabeza tras el saque de corner de Jonathan Greening.
El equipo local no se despertó de su somnolencia tras este gol. Hasta el minuto trece no consiguió hilvanar una jugada de ataque que terminara en disparo, que fue desviado sin dificultad por Schwarzer. Dos minutos después, Steve Sidwell quiso poner a prueba a Foster, quien esta vez sí retuvo el balón. Tanto él como la vacilante defensa estaban inmóviles cuando, a la media hora de iniciado el partido, llegó la siguiente oportunidad del Fulham: Greening dispuso de un tiro libre que Zamora acabó por cabecear al poste.
Poco antes del descanso, el Birmingham le recordó al Fulham que no estaba jugando solo cuando Kevin Phillips remató con la cabeza, aunque el disparo fue desviado sin contemplaciones. Zamora seguramente pensaba lo contrario cuando, a los dos minutos de haber comenzado la segunda parte, recibió totalmente solo el pase de Murphy, balón que envió directamente a manos de Foster.
Poco después, un disparo de Sidwell se encontró con la base del poste. En el minuto 49, el Fulham consiguió un gol inmerecido, otra vez como resultado de un saque de corner y sin duda ayudado por la caótica defensa del Birmingham. Greening sacó, Zamora intentó un remate de cabeza al fondo de la red que el defensa del equipo local, Parnaby, sacó también de cabeza sobre la línea de gol pero fue a parar a Hangeland, que disparó desde cinco metros batiendo a Foster por segunda vez.
A esas alturas del partido, estaba claro que el Birmingham no sacaría ningún punto del encuentro y que su supervivencia en la Premier League podría depender de la diferencia de goles. A punto estuvieron de poner dicha diferencia en peligro y acabar el partido con un marcador en su contra más abultado. Foster tuvo que salir de su línea para evitar que Johnson marcara el 0-3 en el minuto 62.
Afortunadamente para el equipo local, el Fulham pareció tranquilizarse tras esta jugada. Podría ser que incluso perdiendo la semana que viene se salven del descenso.
Birmingham City: Ben Foster, Roger Johnson, Martin Jiránek (Curtis Davies, 67), Stephen Carr, Stuart Parnaby (Jean Beausejour, 56), Sebastian Larsson, Barry Ferguson, Lee Bowyer (Aliaksandr Hleb, 50), David Bentley, Kevin Phillips, Matt Derbyshire.
Fulham: Mark Schwarzer, Philippe Senderos, Carlos Salcido, Brede Hangeland, Aaron Hughes, Jonathan Greening, Danny Murphy (Dickson Etuhu, 72), Clint Dempsey (Zoltán Gera, 89), Steve Sidwell, Bobby Zamora (Eidur Gudjohnsen, 50), Andrew Johnson.
Goles: 0-1 Hangeland (5), 0-2 Hangeland (49).

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información