El Bolton no consigue el milagro y desciende (2-2)

Dos goles de Walters impidieron que el Bolton se llevase la victoria frente al Stoke y pudiese conseguir la permanencia. Los de Coyle debían ganar y esperar que el QPR fallase, en lo que parecía un escenario relativamente cómodo para los Trotters. Pese a que los Rangers acabaron perdiendo, el empate final mandó al Bolton al Championship.

Por Carles Maronda | 13/05/2012 Owen Coyle
La desesperación del Bolton

Premier League

Stoke City 2
Bolton 2
Ficha técnica
2 - Stoke City: Thomas Sørensen, Robert Huth, Andy Wilkinson, Ryan Shawcross, Matthew Upson (Ryan Shotton, 64), Matthew Etherington, Glenn Whelan, Dean Whitehead, Ricardo Fuller (Cameron Jerome, 52), Jonathan Walters, Peter Crouch
2 - Bolton: Adam Bogdan, Dedryck Boyata, Sam Ricketts, Tim Ream, Zat Knight, Mark Davies, Chris Eagles (Lee Chung-Yong, 81), Nigel Reo-Coker, Martin Petrov, Ivan Klasnic (David Ngog, 69), Kevin Davies (Marvin Sordell, 83)
Goles: 1-0, m.12: Walters. 1-1, m.39: Mark Davies. 1-2, m.45: Kevin Davies. 2-2, m.75: Walters (p.)
Todas las opciones de salvación del Bolton pasaban por ganar hoy en el Britannia Stadium. Era la condición primordial y los de Coyle no la cumplieron. Queda en la retina no solo el partido de hoy frente al Stoke, sino los dos goles que la pasada jornada el West Brom remontó en 15 minutos en el Reebok Stadium, cuando el resultado era un cómodo 2-0 para el Bolton.
Con todo decidido, ahora es momento de reflexión para los Trotters. Tras vender algunas de sus piezas más importantes en verano, el Bolton empezó la temporada de una manera desastrosa. Queda como un irónico detalle del destino el primer partido de la temporada. Un clara victoria por 0-4 frente al QPR, justo el equipo que hoy le ha ganado la batalla por la permanencia. A partir de esa victoria en Loftus Road, los de Coyle encadenarón seis derrotas consecutivas y se pasaron gran parte de la primera vuelta como colistas del campeonato en lo que parecía un descenso más que anunciado.
En la segunda vuelta, los Trotters tomaron algo más de aire y empezaron a salir poco a poco del hoyo y cuando parecía que aún quedaba algún rayo de esperanza, la cruda realidad jugó un mala pasada al Bolton. Fabrice Muamba caía desplomado en el transcurso de un partido de FA Cup contra el Tottenham y quedaba al borde de la muerte. Un durísmo golpe difícil de digerir para el vestuario.
Pese a ello, el equipo siguió luchando hasta plantarse a día de hoy con serias aspiraciones de mantenerse, dada la difícil tarea que tenia el QPR al medirse contra el Manchester City.
La tarde ya empezó torcida para el Bolton cuando Walters empujó un balón a la red en una jugada muy protestada por los visitantes al creer que el delantero cometió falta sobre el meta Bogdan. Posiblemente con razón.
Pero la suerte sí que sonrió en ciertos momentos al Bolton. Al borde del descanso y después que Klasnic y Petrov hubiesen probado suerte sobre la meta local, Huth intentó despejar el balón del área del Stoke y el balón, tras chocar en la rodilla de Mark Davies, se coló en la portería de Sorensen.
Solo cinco minutos más tarde, el Bolton conseguía la hazaña y daba la vuelta al partido. Kevin Davies envió un centro-chut desde la banda que despistó a Sorensen y se coló por la misma escuadra. Era el 1-2 y el QPR perdía en el Etihad. Estaban salvados.
La segunda parte fue una lenta agonía para el Bolton. Mientras en Manchester el QPR conseguía casi un milagro y con diez hombres le daba la vuelta al partido frente al City, el Bolton desperdiciaba en los pies de Klasnic un mano a mano para sentenciar el partido.
En el minuto 75 llegó la jugada de la desgracia. Bogdan derribó a Crouch en el área y el colegiado pitó penalti. Lo marcó Walters con un fuerte disparo. De nuevo había que marcar y esperar a que el QPR perdiese. E iba ganando en Manchester.
Tras el empate y con un Bolton muy desgastado físicamente, los Trotters jugaron con más corazón que cabeza. Solo Petrov con un disparo lejano estuvo cerca de cambiar la suerte del partido.
El resultado ya no se movió y el Bolton disputará el próximo año el siempre difícil Championship. La Premier League pierde a uno de los equipos y a uno de los entrenadores con más gusto por el fútbol de toque. Un fútbol combinativo que años atrás se convirtió en el sello de identidad de este Bolton pero que este año no le ha servido para evitar el descenso.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información