El Chelsea golea a ritmo de samba (8-0)

La fria noche londinense se calentó con los ocho goles del Chelsea al Aston Villa, que recibieron el primero al minuto dos y el último en el 92. Benitez muestra una mejor cara de su equipo y de momento seguirá siendo el interino. Mientras que Paul Lambert y su equipo se llevan una humillación. Pésima combinación para celebrar la Navidad.

Por Leonardo Numpaque | 23/12/2012
Torres marcó de nuevo

Premier League

Chelsea 8
Aston Villa 0
Ficha técnica
8 - Chelsea: Petr Cech, Branislav Ivanovic, Ashley Cole, Gary Cahill, César Azpilicueta, David Luiz, Victor Moses, Juan Mata (Lucas Piazon, 74), Eden Hazard, Frank Lampard (Ramires, 61), Fernando Torres (Oscar, 67).
0 - Aston Villa: Brad Guzan, Ciaran Clark, Chris Herd, Nathan Baker, Barry Bannan, Brett Holman (Jordan Bowery, 80), Eric Lichaj (Joe Bennett, 56), Matthew Lowton, Ashley Westwood (Stephen Ireland, 57), Andreas Weimann, Christian Benteke.
Goles: 1-0, m.3:Torres. 2-0, m.29: David Luiz. 3-0, m.34: Ivanovic. 4-0, m.58: Lampard. 5-0, m.75: Ramires. 6-0, m. 79: Oscar (p.). 7-0, m. 83: Hazard. 8-0, m.90+1: Ramires.
Rafa Benítez recurrió a su habitual 4-2-3-1, con Moses sentando de nuevo a Oscar. Regresó Lampard a la titularidad (su juego 500 siendo inicialista en la Premier) acompañado por David Luiz, compensando la ausencia del suspendido Obi Mikel y del lesionado Romeu. Luiz se ha comportado bien cuando ha jugado en esa posición, como en la semifinal del Mundial de Clubes ante Rayados de Monterrey.
Paul Lambert confió en el mismo equipo que derrotó a Liverpool la semana pasada por 1-3. Lambert continuó con tres defensas, Bannan y Westwood en la contención, Lichaj y Lowton como carrileros, y más adelante Weimann y Holman con Benteke en punta.
Mientras los aficionados se acomodaban, Juan Mata abrió para Azpilicueta en la derecha, el lateral centró y Torres, con un certero cabezazo, marcó un golazo. Es el sexto gol del español en sus últimos siete juegos.
Después del gol de camerino, Chelsea manejó el ritmo del partido mientras que el Villa buscaba con Holman y Weimann la manera de generar peligro aunque sin éxito.
El centro del campo del Chelsea se ve más sólido con Moses, Mata y Hazard por delante de los medio centros. Los tres media puntas combinan bien y se apoyan con Lampard y David Luiz con facilidad. En los primeros veinte minutos, Terry desde las tribunas presenciaba un Chelsea compacto y seguro. Los Blues explotaron las facilidades que le daba el Villa por la derecha. Por ahí era por donde más buscaba el gol el Chelsea, con Azpilicueta subiendo constantemente.
Aunque sería a balón parado como los Blues ampliarían su ventaja. En un tiro libre, David Luiz se paró al frente del balón decidido y mientras todos esperaban un centro o pase en corto para Hazard, Luiz pateó con clase por encima de la barrera a lo Cristiano Ronaldo y marcó un gol digno de un brasileño.
En un tiro de esquina, Cahill remató de cabeza pero Guzan pudo despejar. Sin embargo, el rechazo le quedó a Ivanovic, que marcó de cabeza el 3-0.
El gran descubrimiento de Benítez hasta ahora es David Luiz en el medio campo. El brasileño se mueve con más libertad, su posición le permite rematar desde lejos y hasta se anima a deleitar a la afición con regates al estilo Ronaldinho.
En el segundo tiempo, la superioridad azul se hizo todavía más evidente. Holman y Benteke seguían perdidos en la cancha. El medio de los Blues estuvo impecable y generó su sinfín de ocasiones de gol con un tiki-taka poco común en esta parte de Londres. El segundo tiempo fue un monólogo local y Brad Guzan tuvo que multiplicarse para evitar más goles.
Pero el guardameta no pudo hacer nada ante el misil de "Super Frankie Lampard" (como rezaba una pancarta en las tribunas), que marcó con un disparo seco desde fuera del área. Era el cuarto gol, una losa para los Villanos.
Esta vez, ni Weimann ni Benteke pudieron repetir lo hecho en Anfield y fueron opacados por la zaga blue. El Villa parecía más enfocado en la cena de navidad que en el juego.
Para completar la miseria de los visitantes, Benítez acertó de pleno con los cambios. Tres jugadores brasileños, Oscar, Ramires y Lucas Piazon, entraron en sintonía con sus compañeros y su presencia se hizo notar inmediatamente. En su primera intervención, el joven Piazon filtró un pase para que llegara su compatriota Ramires solo y definiera entre las piernas de Guzan.
El Villa fue incapaz de frenar la avalancha del Chelsea. Acto seguido, Oscar fue derribado en el área y el árbitro señaló penal a 10 minutos del final. El joven carioca cobró el penal que él mismo generó y puso el 6-0. El siguiente en sumarse a la fiesta fue Eden Hazard, que enganchó en el área y remató con fuerza ante la pasividad de la defensa. El Chelsea llegaba a siete goles, los mismos que ya le endosó al Villa en un 7-1 de 2010.
Pero aún faltaban goles por llegar. Piazon fue objeto de penalti y el joven quiso patear para marcar su primer gol en la Premier League. Sin embargo, Guzan detuvo su lanzamiento. Pero en el tiempo de adición sí llegaría el octavo gracias al segundo gol de Ramires en la media hora que estuvo sobre el césped.
Este fue el partido de la historia dela Premier League en que han habido más goleadores diferentes en un mismo equipo. Nada menos que siete jugadores marcaron por bando Blue. Benítez se está ganando el perdón de los aficionados del Chelsea a base de goles. La visita a Norwich se antoja bastante más complicada.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información