El Chelsea sigue sin jugar bien, pero gana en Blackburn (0-1)

En un flojo partido, los de Villas-Boas lograron los tres puntos gracias a un gol de Lampard, las paradas de Petr Cech, el travesaño y la poca fortuna del Blackburn de cara a gol. Por otra parte, Steve Kean sigue con la soga al cuello tras una nueva derrota de su Blackburn.

Lampard anotó el único gol del partido

Premier League

Blackburn Rovers 0
Chelsea 1
Ficha técnica
0 - Blackburn: Robinson; Lowe, Samba (Hanley, 45), Givet, Olsson; N´Zonzi, Pedersen, Rochina (Dunn, 72), Hoilett; Formica, Yakubu.
1 - Chelsea: Cech; Ivanovic, Alex, Terry, Cole; Mikel, Ramires (Romeu, 90), Lampard; Mata (Meireles, 83), Malouda (Torres, 45), Sturridge.
Goles: 0-1, m.50: Lampard.
El Chelsea no jugó bien. Posiblemente, ni siquiera mereció ganar. Pero en sus filas hay un tal Frank Lampard, que ha vuelto a aparecer una vez más para rescatar a su equipo de la debacle. El inglés ya lleva seis goles en los últimos ocho partidos ligueros.
El Chelsea, que acumulaba dos derrotas consecutivas en liga más el empate ante el Genk en la Champions League, se encontraba en una situación más que delicada. El puesto de Villas-Boas comenzaba a ponerse en entredicho y, para más inri, el "caso Terry" sigue en plena actualidad. De hecho, Terry fue abucheado en Ewood Park cada vez que tocó el balón por los supuestos insultos racistas hacia Anton Ferdinand.
Por si todo lo mencionado fuera poco, el guardameta del Chelsea, Petr Cech, se rompió la nariz a los diez minutos tras un choque con Yakubu, un jugador que cuando abandone el fútbol podría dedicarse al tráfico de mercancías como camión cisterna. El guardameta checo quiso continuar, un honorable gesto que no logró transmitir a sus compañeros la energía necesaria para jugar bien al fútbol. Ni siquiera Sturridge, que por primera vez jugó como delantero centro, consiguió contagiar a los "blues" con su energía. Pero los "blues" no pudieron con el Blackburn en toda la primera parte.
Al descanso, Villas-Boas introdujo a Torres por un desaparecido Malouda, en busca de una victoria que pusiera algo de paz en el club. Sin embargo, no fue Torres el que apareció, sino Lampard. El inglés, en una de sus habituales apariciones dentro del área rival, cabeceó a placer un brillante pase de Ivanovic con el exterior.
A pesar del gol, la dinámica del encuentro no cambió. El Chelsea tuvo más posesión, pero no solo no creó ocasiones, sino que concedió considerables oportunidades al Blackburn. De hecho, si no hubiera sido por Petr Cech, el travesaño, que repelió el balón tras un mal despeje de Ivanovic, y los errores rivales, los de Villas-Boas no se hubieran llevado el partido.
La victoria del Chelsea logrará apaciguar la tormenta en la que vive actualmente el club londinense, aunque a tenor de lo visto hoy necesitarán mejorar mucho ante rivales de más empaque que losRovers. Esta derrota no hará otra cosa que incrementar el descontento de los aficionados de los Rovers con su técnico Steve Kean, que cada vez está más cerca de hacer buenas las apuestas que le situaban como favorito para ser el primer técnico destituido de la presente campaña. Dicho esto, su equipo está mereciendo mejores resultados de los que está obteniendo, pero está pagando su poca fortuna de cara a gol.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información