El diablo Ibrahimovic condena a los Saints
El doblete del sueco sumó tres puntos más en el casillero del Manchester United. Los Red Devils siguen mostrando seguridad y buenos motivos para creer en ellos. Los Saints continúan asentando una idea futbolística bien argumentada.

2 - Manchester United: De Gea, Valencia, Bailly, Blind, Shaw, Fellaini, Pogba, Mata (Mkhitaryan, 76), Rooney (Smalling, 89), Martial (Herrera, 92), Ibrahimovic.

0 - Southampton: Forster, Soares, van Dijk, Fonte, Targett, Romeu (Clasie, 12), Højbjerg, Davis (Austin, 67), Tadic, Redmond, Long (Rodriguez, 84),

Goles: 1-0, m.36: Ibrahimovic. 2-0, m. 52: Ibrahimovic (p.).

El Manchester United se está convirtiendo en un equipo realmente interesante. Tiene muchos frentes abiertos y todos generan cierta expectación. El culebrón de Juan Mata con José Mourinho. El escepticismo inicial que generó Zlatan Ibrahimovic por su edad y se está convirtiendo en asombro y aplausos. La titularidad de un Marouane Fellaini que parecía defenestrado al llegar el entrenador portugués. También está la sorprendente suplencia de Henrikh Mkhitaryan en este inicio de campaña, la posible resurrección de Wayne Rooney, la incomprensión sobre Anthony Martial, el ostracismo de Marcus Rashford…

Y en este compendio de culebrones y folletines nimios en la plantilla mancuniana, el equipo lleva seis puntos y un ritmo inmaculado y fiable. Dos victorias en dos partidos. Buenas sensaciones individuales y colectivas, el debut de Paul Pogba y el buen estado de forma de Ibrahimovic. Todo son buenas noticias por Carrington en este mes de agosto.

La victoria frente al Southampton no fue especialmente difícil. Un gol por cada parte. Los dos tantos del delantero centro. Un cabezazo a un centro lateral y un tanto de penalti. Partido fácil de jugar y tres tantos al casillero.

Empieza a generar cierta emoción la dupla Rooney-Ibrahimovic. Dos genios combinados. Uno local, inglés, díscolo reconvertido a modélico, jugador de club y capitán de una gran institución. Y otro. El sueco. Un fenómeno. Cinturón negro de taekwondo, con ascendencia bosnio-croata, nómada del fútbol europeo y maleducado con una integridad marginal difícil de entender. Eso sí, fútbol tienen a espuertas y combinados empiezan a hacer las delicias de los aficionados del Manchester United.

En el primer tanto de los Red Devils, Rooney cazó un balón largo en la línea de fondo y tuvo tiempo para servir a Ibra un balón templado y a la altura adecuada. Allí, el ariete más en forma de la Premier League ahora mismo, se impuso con un salto imponente y un cabezazo poderoso. La fiable defensa de los Saints, por los suelos ante la omnipresencia de Zlatan.

El equipo de Old Trafford empieza a fraguar un modelo de juego. A jugar como un equipo. Marouane Fellaini hizo el fútbol más potable que se le recuerda desde que llegó a Manchester. Mata parece ser un arma útil para el equipo. Daley Blind saca bien el balón desde atrás y demuestra fundamentos defensivos. Antonio Valencia y Luke Shaw tienen profundidad por los laterales. El equipo empieza a carburar aunque sin hacer un fútbol estéticamente brillante.

En el segundo tiempo, con el segundo tanto de la estrella de la noche (esta vez de penalti), el espectáculo disminuyó. Se confirmaron las sospechas. Ganaría el Manchester United. El Southampton sigue asentando una nueva idea de juego que va tomando forma con la versatilidad de Nathan Redmond y Shane Long. Pero que le falta gol. El mediocampo es competente con Pierre-Emile Hojbjerg, Jordy Clasie, Steven Davis y Oriol Romeu. Aparte de que las garantías defensivas están fuera de toda duda. Simplemente el equipo necesita tiempo para asimilar la nueva identidad sin un nueve fijo y con la movilidad de los hombres de arriba.

Nueva victoria para el equipo de José Mourinho. El debut del fichaje más caro de la historia, dos goles de uno de los mejores delanteros centros del mundo y el resurgimiento de un proyecto. Vuelve el aura de grandeza a Old Trafford.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información