El Fulham acaba con la imbatibilidad del Everton

El Fulham remontó en la segunda parte gracias a los goles de Dimitar Berbatov y Darren Bent después de que se hubiera adelantado el Everton por mediación de Steven Naismith, para poner el 2-1 definitivo y avanzar hasta la siguiente ronda de la Capital One Cup.

Por Antonio Gomariz | 25/09/2013
Darren Bent sigue marcando goles para el Fulham

Copa de la Liga

Fulham 2
Everton 1
Ficha técnica
2 - Fulham: Stockdale, Riise (Amorebieta, 64), Senderos, Hangeland, Zverotic, Kacaniklic, Karagounis, Taarabt (Bent, 65), Parker, Kasami, Berbatov).
1 - Everton: Robles, Heitinga (Barry, 69), Distin, Coleman, Stones, Gibson (Jagielka, 69), Oviedo, Deulofeu, Naismith (Mirallas, 80), McCarthy, Lukaku.
Goles: 0-1, m.12: Naismith. 1-1, m.54: Berbatov. 2-1, m.68: Deulofeu.
Se disputaba en Craven Cottage la 3ª ronda de la Copa de la Liga (Capital One Cup) entre Fulham y Everton. Ambos equipos accedieron con dificultades a esta ronda, tras eliminar al Burton Albion en los penaltis y al Stevenage en la prórroga respectivamente. Para este partido entre semana, ambos entrenadores decidieron reservar jugadores de cara a la próxima jornada de Premier League y realizaron importantes rotaciones en todas las líneas del campo.
El partido comenzaba en la misma línea que ha mostrado el Everton esta temporada. Control casi total del balón y presión alta encerrando al rival en los primeros compases del partido. La falta de jugadores clave en el once como Phil Jagielka, Leighton Baines o Ross Barkley no pareció afectar en primera instancia al juego del equipo, que sigue bien la idea impuesta por Roberto Martínez. Las ocasiones claras de gol no tardaron el llegar de los pies de Steven Naismith, demostrando ser uno de los jugadores más en forma de la plantilla. Dos ocasiones erradas necesitó el escocés para afinar la puntería y en el minuto 13, tras un gran pase de Gerard Deulofeu a la espalda de los centrales, consiguió batir a David Stockdale y adelantar a los visitantes.
Tras el gol, el Fulham intentó reaccionar y controlar algo más el balón por parte de Scott Parker. Se erigió líder del centro del campo “cottager” ofreciéndose y repartiendo balones por toda la zona de tres cuartos de campo. Aún así, al equipo le costaba crear peligro ante una defensa del Everton bien plantada en esta primera parte. El Everton, con menos control de balón, siguió creando las jugadas de mayor peligro. Deulofeu dirigía las contras “toffees” que acababan en pies de Naismith o de Romelo Lukaku, que recuperado del golpe en la cabeza que sufrió en el partido contra el West Ham, se mostró muy activo, con su explosividad y potencia característica. Por parte del Fulham, en la recta final de la primera parte sólo el búlgaro Dimitar Berbatov mostraba algún atisbo de reacción con varios remates de cabeza.
Superior el Everton en la primera parte. Deulofeu el mejor, se mostró muy incisivo por banda, encarando a todo momento a los defensas del Fulham, que apenas podían pararlo. Muy buenas sensaciones dejadas por la joven promesa cedida por el F.C. Barcelona, que pide a gritos más minutos.
Tras el descanso, los jugadores locales salieron con la lección aprendida y una actitud totalmente diferente a la mostrada en la primera parte, dispuestos a dar la vuelta al marcador. Fulham comenzó muy fuerte con llegadas a la meta defendida en esta ocasión por Joel Robles. Everton demostró que no se siente nada cómodo cuando no tiene el balón y en esta ocasión Darron Gibson (que reaparecía tras su lesión), John Heitinga y el joven John Stones se vieron muy superados en esta segunda parte. Las ocasiones llegaban ante la pasividad de la defensa, que parecía haberse quedado en el vestuario. Primero fue Alexander Kacaniklic el que lo intentó, pero fue finalmente Berbatov, que después de haberlo intentado durante todo el partido encontró la recompensa en el minuto 53 tras recoger un rechace de Stones dentro del área y anotar con facilidad el empate a uno.
Nos encontrábamos con un partido totalmente diferente al visto en la primera mitad. El Fulham recuperó el control de juego y estaba cada vez más cerca de consumar la remontada. Everton parecía incapaz de sacudirse la presión y contrarrestar el tiemo impuesto por los locales. El gol llegó en un error infantil y muestra de poca concentración del Everton. Falta en la frontal en el minuto 67 de partido que Giorgios Karagounis sacaba en corto, engañando a toda la defensa, hacia el recién incorporado Darren Bent que como buen delantero centro no perdonó y anotó el 2-1 por debajo de las piernas de Joel.
En los últimos minutos de partido, el Everton se volcó a la desesperada para intentar forzar la prórroga. Con las salidas de Gareth Barry, Phil Jagielka y Kevin Mirallas el equipo volvió a ser muy superior y llegaron opciones claras. Deulofeu seguía siendo el jugador más peligroso, casi imparable en el regate, pero la defensa del Fulham supo aguantar bien el arreón de final de los visitantes y se mostró muy firme en defensa. Sin más incidencias se llegó al final del partido. El Fulham consumó una gran remontada ante el único equipo invicto que quedaba en la Premier.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información