El United no levanta cabeza (0-1)

Semana negra para el Manchester United. El miércoles cayó por 0-1 ante el Everton en Old Trafford y este sábado volvió a hacer lo propio ante el Newcastle, que se mostró ampliamente superior a su rival, donde volvió Robin van Persie tras su lesión.

Por Leonardo Numpaque | 07/12/2013
Yohan Cabaye logró el tanto de la victoria

Premier League

Manchester Utd. 0
Newcastle 1
Ficha técnica
0 - Manchester United: De Gea, Rafael (Antonio Valencia, 76), Evra, Jones, Evans, Vidic,Januzaj, Cleverley (Anderson, 69), Hernández, van Persie, Nani (Zaha, 68).
1 - Newcastle: MKrul, Debuchy (Yanga-Mbiwa, 83), Santon, Tioté, Williamson, Coloccini, Cabaye Booked (Sh Ameobi, 78), Anita, Remy, Sissoko,Gouffran (Ben Arfa, 57).
Goles: 0-1, m.61: Cabaye.
La fecha 15 arrancó con un juego atractivo en Old Traford. Un Manchester United necesitado de tres puntos luego de su derrota entre semana ante el Everton recibía a un Newcastle que llegaba con apenas una derrota en los últimos cinco juegos.La transición deportiva del Manchester United no pinta a lo que estaban acostumbrados los aficionados locales con Sir Alex Ferguson, y un gol de Yohan Cabaye en la segunda parte y un equipo ordenado fueron suficientes para darle el triunfo al Newcastle.
David Moyes apostó por un clásico 4-4-2, con el joven Adnan Januzaj en la banda izquierda y en punta el regreso de Robin van Persie luego de su lesión, acompañado por Javier Hernández. Por su parte, Alan Pardew presentó un 4-3-3 con Yoan Gouffran, Loïc Remy y Moussa Sissoko en punta, y la introducción de Vurnon Anita en medio para acompañar a Cheick Tioté y Yohan Cabaye.
Los primeros veinte minutos fueron de calma, pues el United lo intentó con insistencia por la banda de Nani, que fue el jugador que más profundidad ofreció a los Red Devils junto a Januzaj.Por su parte, Mathieu Debuchy fue la única opción de salida por las bandas para las urracas, acompañado por dentro por Cabaye. Fruto de esa asociación nació la primera ocasión visitante, pero Remy remató de cabeza sin peligro a la tribuna.
El primer tiempo fue cayendo en ritmo excepto por dos ocasiones. Una de Chicharito, que se adentró solo en el área pero acabó perdiendo la pelota; y un gran pase de Remy a Debuchy, que atravesó la zaga del United, que ya estaba pensando en los camerinos, pero De Gea ganó el mano a mano y el partido alcanzó el descanso con el 0-0 inicial.
En el segundo tiempo, el United salió con otra dinámica en busca del gol, pero los Red Devils, como se ha venido hablando desde comienzo de temporada, les hace falta un volante con función ofensiva. Jugadores como Shinji Kagawa o Marouane Fellaini podrían haber cumplido esa función pero su ausencia en el partido de hoy dejó todavía más en evidencia las carencias del equipo de Moyes.
Tampoco en defensa el United es el equipo sólido que era. A la hora de juego, Patrice Evra perdió su marca y su rival puso un centro al corazón del área al que llegó uno de los jugadores que el United pretendía en verano y que necesita con urgencia. Cabaye definió con precisión con un tiro cruzado que batió a David De Gea y llevó los murmullos al estadio.
El gol sintió al United como un balde de agua fría, pues lo recibieron cuando mejor jugaban. La respuesta de Moyes fue dar entrada a Anderson y Wilfried Zaha, aunque sin cambiar la figura táctica.
Un gol correctamente anulado a Robin Van Persie por fuera de juego le devolvió la chispa al United y Moyes decidió dar paso a Antonio Valencia para tener más poder ofensivo. Con el pasar de los minutos, el gol no llegaba y la claridad se fue desvaneciendo, junto con los hinchas que iniciaron el éxodo del estadio antes que terminara el juego.
Desde 2002, el United no perdía dos juegos de liga seguidos en casa, mientras que las urracas sumaron su primera victoria en liga en Old Traford desde 1972 y tan solo la segunda en 63 años. En la última victoria, Inglaterra todavía era una potencia en los mundiales.
Moyes deberá tratar de recomponer sus filas lo antes posible para llegar al mercado de invierno con opciones de luchar por la Champions League. A estas alturas, eso parece lo máximo a lo que puede aspirar el equipo, que mañana puede quedar a 15 puntos del líder Arsenal. Ahora viene la Champions, donde el club ya está clasificado y que puede actuar como paliativo para los hinchas. El Newcastle, por su parte, se afianza en la parte alta de la tabla de la mano de su amplio contingente francés, que ha anotado 19 de sus 20 goles en liga.

En la próxima fecha Mánchester visitará al Aston Villa entre tanto en St James Park Newcastle recibirá al Southampton.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información