El VAR da sus primeros pasos en Inglaterra
El lunes 8 de enero se utilizó el VAR por primera vez en Inglaterra, durante el encuentro entre Brighton y Crystal Palace en la tercera ronda de la Copa. Una introducción, de momento, apacible.

El lunes 8 de enero quedará marcado en la historia del fútbol inglés como el día en que el VAR se utilizó por primera vez en un partido oficial en Inglaterra. Fue el Brighton-Crystal Palace de la tercera ronda de la FA Cup y, dos días después, se utilizó de nuevo en el Chelsea-Arsenal correspondiente a la ida de la primera semifinal de la Copa de la Liga. En ambos casos, su uso fue excepcional y solo sirvió para confirmar las decisiones ya tomadas por los árbitros en directo.

En el primer partido, el árbitro André Marriner recurrió al árbitro de vídeo, Neil Swarbrick, en once ocasiones pero en ninguna de esas revisiones se estimó que el árbitro de campo hubiera cometido un error y, por tanto, no se tomó ninguna rectificación. La jugada más controvertida fue el gol de la victoria del Brighton, ya que los jugadores del Palace reclamaron que Glenn Murray había empujado el balón con la mano. En las repeticiones se observa que ese no es el caso, como Swarbrick confirmó a Marriner a través del sistema de comunicación inalámbrico.

En el duelo entre Chelsea y Arsenal, se recurrió al VAR en cuatro ocasiones: en la primera parte, para comprobar si las entradas de Calum Chambers y Héctor Bellerín sobre César Azpilicueta y Cesc Fàbregas eran merecedoras de tarjeta roja; además, se usó en dos ocasiones para descartar que se hubiera producido penalti. En ninguna de las cuatro ocasiones se produjeron rectificaciones y, al final del partido, tanto Antonio Conte como Arsène Wenger elogiaron la introducción y el uso del VAR.

Pero ¿cómo funciona el VAR en Inglaterra? El árbitro de vídeo ve el partido desde el estudio de la Premier League en Londres y dispone de entre doce y quince ángulos de vídeo, además de cuatro cámaras en cada portería. El uso del VAR se limitará a cuatro supuestos: goles, penaltis, expulsiones y confusiones de identidad. Sobre su uso, el director técnico de la IFAB (International Football Association Board), David Elleray, explica: “Pedimos a los árbitros que siguen arbitrando como si no existiera árbitro de vídeo. Si cometen un error claro y obvio, se les avisa para que rectifiquen”. En caso de que el árbitro de campo tenga dudas, puede consultar un monitor a pie de campo para revisar la acción con sus propios ojos. Actualmente, el VAR solo se puede usar en los estadios de la Premier League que están conectados directamente con los estudios de la liga en Londres.

Estas pruebas iniciales están destinadas a introducir el VAR en todos los partidos de la próxima edición de la Premier League y están sirviendo para afinar su funcionamiento. El jefe de los árbitros, Mike Riley, afirmó que están estudiando cambiar el signo que hacen los árbitros para anunciar que están revisando una acción, llevándose el dedo a la oreja. “Es realmente importante que los espectadores del estadio comprendan cuándo se está usando el VAR”, ha afirmado. “En el estadio puede ser difícil ver ese gesto, así que estamos pensando en formas de mejorar la experiencia para los espectadores”.

Uno de los temores de la introducción del VAR en los despachos de la Premier League es la ralentización del juego, ya que el alto ritmo de la liga es una de las claves de su atractivo. Pero según Elleray, las primeras experiencias en Italia y Alemania apuntan a que la tecnología se ha utilizado en escasas ocasiones. En concreto, una media de una vez cada tres o cuatro partidos. Curiosamente, la mayor oposición al VAR ha procedido de los propios futbolistas. Según una encuesta de la revista Kicker, el 47% de los jugadores de la Bundesliga rechazaron el uso del VAR mientras que solo el 42% se mostró partidario de seguir utilizándolo.

En cualquier caso, la Premier League está decidida a dar este nuevo paso en la dirección de su modernización tecnológica, tras la introducción de la línea de gol en 2013. Considerando que el nuevo contrato televisivo para el periodo 2019-2022 puede superar los 10.000 millones de libras, un gol incorrectamente anulado o una expulsión errónea pueden marcar la diferencia entre bajar a segunda división o permanecer una temporada más en la Premier League gozando de la lluvia de millones de la liga.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información