El West Ham no levanta cabeza
El Southampton expolió un London Stadium que dista mucho de ser la fortaleza que fue Boleyn Ground, y machacó al West Ham con un doloroso y merecido 0-3.

0 – West Ham: Adrián; Nordtveit (Fletcher, 71), Reid, Ogbonna, Arbeloa; Noble (Fernandes, 82), Kouyaté, Antonio, Lanzini (Feghouli, 46), Payet; Zaza.

3 – Southampton: Forster; Bertrand, van Dijk, Fonte, Soares (Martina, 89); Davis, Romeu, Hojbjerg, Tadic (Ward-Prowse, 80); Austin (Long, 74), Redmond.

Goles: 0-1, m.40: Austin. 0-2, m.62: Tadic. 0-3, m.92: Ward-Prowse.

 

Poco le han durado los tiempos de bonanza al West Ham. Tras caer estrepitosamente ante el Southampton, queda inmerso en la zona roja de la clasificación, su hábitat natural durante buena parte de la década pasada. Los de Slaven Bilic solo suman tres puntos en este inicio liguero, más una pírrica victoria ante un equipo de cuarta división en la Copa de la Liga y una eliminación europea. Por su parte, los de Claude Puel tienen cinco puntos más y con esta victoria se encaraman a la zona noble de la tabla.

Salió con más punch el West Ham, que bien pronto dispuso de dos ocasiones claras desde fuera del área, pero ni Simone Zaza ni Michail Antonio acertaron con la portería de los Saints.

Tras el titubeante inicio, el Southampton tomó la posesión de la pelota pero sin peligro, mandando el partido al coma durante muchísimos minutos. La calma duró hasta que una gran internada por banda izquierda de Nathan Redmond apoyándose en Dusan Tadic acabó con el menudo delantero asistiendo a Charlie Austin que, con un disparo cruzado batió a Adrián San Miguel. Una dulce venganza para Austin, fichaje frustrado del West Ham hace algo más de un año después de que el copropietario David Sullivan dudara públicamente de la condición de su rodilla.

El gol dejó totalmente noqueado a los Hammers y de no ser por Adrián podría haber llegado el 0-2 con un disparo de Redmond. También Cedric Soares inquietó al meta sevillano con un chut que se estrelló en el lateral de la red.

En la segunda parte el guión no varió ni un ápice y bien pronto pudo Tadic duplicar la diferencia pero se topó con Adrián tras una buena jugada colectiva. Cuando sí hizo sangre el balcánico fue cerca del ecuador de la segunda mitad cuando un error en la salida de balón de Cheikhou Kouyaté permitió a Steven Davis recuperar en tres cuartos y entregar a Austin, que asistió a un Tadic que sorteó a Adrián con un gesto elegante para marcar a placer.

En esta ocasión el tanto visitante espoleó a los de Bilic, que vivieron sus mejores minutos. Pudo marcar Dimitri Payet desde la frontal pero no estuvo tan acertado como otras veces. También pudo Zaza hacerlo a bocajarro. No ayudó que Jonathan Moss no viera un clamoroso penalti de Ryan Bertrand por manos. Cuando el partido acababa, James Ward-Prowse materializó una fantástica contra para redondear un 0-3 de mucho mérito.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información