Gary Hooper resucita en Sheffield

Gary Hooper cerró su fichaje por el Sheffield Wednesday el pasado viernes, tras estar cedido desde octubre por el Norwich City. Los Canaries removieron cielo y tierra en su momento para fichar a este delantero del Celtic de Glasgow, equipo al que llegaron a enviar hasta seis ofertas para completar su traspaso. Sin embargo, tras no triunfar en Carrow Road se muda a Hillsborough.

Gary Hooper vuelve a sentirse importante en el Sheffield Wednesday
Gary Hooper era uno de los delanteros del momento en la temporada 2012-2013, cuando militaba todavía en las filas del Celtic de Glasgow. Muchos fueron los clubes que se interesaron en hacerse con sus servicios. Pero por encima de todos destaca uno, el Norwich City. Éstos se obsesionaron con su fichaje. Le necesitaban, pero el Celtic no estaba muy abierto a vender. En enero de 2013 el Norwich insistió e insistió. Llegó Deadline Day y el Norwich siguió pico y pala. Acabaron enviando hasta un total de cinco ofertas por Hooper, pero el Celtic rechazó todas y cada una de ellas.
Sin embargo, el conjunto celta ya no pudo retenerle el verano siguiente. El Hull City estuvo cerca con dos ofertas. Después parecía estar a un paso del QPR, equipo con el que habían acordado una cifra. No obstante, volvió a aparecer en el último momento el Norwich que finalmente logró hacerse con él. Tras las 5 ofertas efectuadas en invierno, a la sexta fue la vencida y los Canaries se alzaron con su fichaje. Consiguieron su tan deseada adquisición y todo daba la sensación que iba a ser de color de rosa.
Después de cosechar dos ascensos consecutivos, el Norwich City se presentó en la Premier League y protagonizaron dos temporadas de espectáculo. En la primera con Paul Lambert en el banquillo y en la segunda con Chris Hughton. En ambas campañas tuvieron una plantilla que sobre el papel pelearía por la permanencia. Nada más lejos de la realidad ya en ningún momento sufrieron por no bajar. Ofrecieron un nivel de juego asombroso que les llevó a terminar 12º y 11º, respectivamente. Tras lo cual decidieron llevar a cabo una gran inversión económica para elevar al equipo a nuevas cotas. Sin embargo, todo se fue al traste con un grupo de fichajes que no funcionó.

Hooper (máximo goleador adjunto con 6 goles) fue probablemente, junto a Leroy Fer, el que mejor rindió en un grupo de incorporaciones que incluía a Ricky van Wolfswinkel, Nathan Redmond, Johan Elmander, Martin Olsson y Javier Garrido, además de Hooper y Fer. Pese a picos de rendimiento individual que tuvieron varios, jamás encajaron al nivel exigido como equipo. Hughton no logró dar con la tecla y el equipo terminó descendiendo. Cuando el club parecía encaminado a la gloria, todo se fue por la borda. A algunos de los mencionados hubo que buscarles salida, permaneciendo Hooper en Carrow Road. No obstante, diversos problemas físicos le impidieron tomar ritmo en un equipo que había gravitado hacia Lewis Grabban y Cameron Jerome como sus principales estiletes ofensivos.
En torno al ecuador de la temporada fue cuando Hooper vivió su momento más álgido. Le costó tener regularidad y sus prestaciones decrecieron en el tramo final del curso. El Norwich, no obstante, estuvo lanzado en el tramo final y llegó a la final del play-off en Wembley para medirse al Middlesbrough por un puesto en la Premier League. Pese a ser el Boro ligeramente favorito, los "canarios" fueron mejores y se coronaron victoriosos. Hooper continuó en la entidad pasado el mercado de fichajes veraniego tras caerse su marcha al Sheffield Wednesday en el último día del mercado de fichajes. Una lesión en el tobillo retrasó la operación hasta finales de octubre, cuando por medio del mercado de cesiones de la Football League fue prestado al conjunto de los Owls hasta enero.

En Hillsborough, bajo las órdenes del portugués Carlos Carvalhal, empezó a entrar de manera gradual en la dinámica del equipo. Fue alternando la titularidad con el corpulento delantero austriaco Atdhe Nuhiu. Tras participar en seis partidos sin lograr estrenarse de cara a puerta, marcó finalmente ante el MK Dons. La jornada siguiente repitió en la apabullante victoria frente a los Wolves. Semanas más tarde, logró un doblete y una asistencia en el triunfo contra el Bolton. Con la visita del Leeds reeditaría su hazaña que volvió a suponer la cosecha de otros tres puntos. Los cuales les alzaron por primera vez en la temporada al sexto puesto, que da acceso al play-off de ascenso. Tras su duelo con el Leeds, el traspaso de Hooper al Wednesday fue completado. Después de esto, celebró su definitiva incorporación con un tanto este pasado sábado que les concedió un empate en campo del Reading.
El Norwich se obsesionó con su fichaje. Seis ofertas después lo consiguieron, pero no logró dar el rendimiento deseado. Ahora se marcha definitivamente a uno de los proyectos más atractivos de Championship. Cuando llegó cedido el equipo estaba noveno y a día de hoy se encuentran tres puestos por encima, lo cual les daría acceso al play-off de ascenso. Hooper no logró triunfar en Norwich pero en el Sheffield Wednesday se posiciona como uno de los pilares de un equipo inmerso en la lucha por volver a lo más alto.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información