Gestede decide en Dean Court

Muchas eran las miradas puestas sobre el partido del coqueto Dean Court entre Bournemouth y Aston Villa. Los primeros debutaban en la máxima categoría del fútbol inglés pero la falta de resolución y la aparición del nuevo fichaje del Villa, Rudy Gestede, decidieron el partido a favor de los de Birmingham.

Rudy Gestede celebra su tanto

Premier League

Bournemouth 0
Aston Villa 1
Ficha técnica
0 - Bournemouth: ABoruc, Francis, Elphick, Cook, Daniels, Ritchie, Gosling (O'Kane, 84), Surman, Pugh (Gradel, 69), King (Kermorgant, 53), Wilson.
1 - Aston Villa: Guzan, Bacuna, Richards, Clark, Amavi, Veretout (Sánchez, 71),Gueye, Westwood, J.Ayew (Gestede, 59), Agbonlahor, Sinclair (Richardson, 78).
Goles: 0-1, m.72: Gestede.
Partido muy atractivo el que se daba lugar en la costa sur entre “cerezas” y “villanos”, sobre todo porque el partido suponía el debut del Bournemouth en la élite tras más de 100 años de historia. La expectación por ver a este recién ascendido era tremenda. Enfrente estaban los pupilos de Tim Sherwood. La remodelación realizada por el Aston Villa, que perdió este verano a Fabian Delph y Christian Benteke, era algo que también añadía expectación al encuentro. El cual empezó bastante parejo, con ambos equipos tanteando el terreno.
Con el paso de los minutos, el Bournemouth fue haciéndose con el control del partido. Se habían hecho con el dominio total del balón. Sin embargo, las ocasiones en la primer media hora de la contienda brillaron por su ausencia. Pese a que locales tenían la posesión bajo control, les costó un buen rato encontrar fisuras en el complejo entramado defensivo que había organizado Sherwood (sí, complejo entramado defensivo y Sherwood en la misma frase, increíble pero cierto).
Finalmente, los chicos de Eddie Howe se fueron acercando al área rival, sobre todo por mediación de las bandas. Dan Gosling tuvo la primera ocasión pintiparada, mandando un balón que recibió en la frontal del área pequeña por encima del travesaño. Minutos más tarde, Callum Wilson tuvo un mano a mano con Bran Guzan que el portero de origen polaco logró ganar mandando el esférico a córner tras un flojo disparo de Wilson. Con un disparo del extremo izquierdo Marc Pugh que fue rechazado por la retaguardia “villana” se terminó la primera parte.
En la segunda mitad, los pupilos de Sherwood salieron con más mordiente al terreno de juego, logrando retrasar al Bournemouth. Las ocasiones que no habían llegado para el Villa en el primer periodo comenzaron a sucederse en el segundo. No obstante, tampoco consiguieron culminar y los Cherries fueron recuperando terreno. Howe dio entrada a su flamante nuevo fichaje, al cual llevaba años persiguiendo, el marfileño Max Gradel. Éste tuvo de inmediato una fantástica acción individual en el costado izquierdo (en el cual Pugh había estado algo apagado), en la que logró desbordar al lateral Leandro Bacuna y mandarle el balón al área pequeña a un Wilson que no fue capaz de conectar con la fuerza necesaria y el Villa se deshizo del peligro.
Y un par de minutos después, el Villa se puso por delante en el luminoso. Rudy Gestede, que había salido un cuarto de hora antes, exhibió su poderío aéreo para rematar con potencia un saque de esquina de Ashley Westwood y mandar el esférico al fondo de las mallas. El recién llegado del Blackburn Rovers empezaba a amortizar los cinco millones de libras que han abonado por él los de Villa Park.
En el tramo final, el Bournemouth se fue volcando para lograr el empate. Sin embargo, un Matt Ritchie muy espeso no logró marcar las diferencias como se espera de él y el Bournemouth perdió a uno de sus principales canalizadores en ataque. Wilson fue el que mejor se desenvolvió en ataque pero la falta de colaboración de sus compañeros provocó que sus esfuerzos quedaran en nada. Una falta en la frontal del área podría haber supuesto el empate pero en vez de recurrir al extraordinario golpeo de balón de Ritchie decidieron emplear un jugada ensayada que finalmente no surtió efecto. A pesar de haber hecho méritos suficientes para lograr el empate, los jugadores de Howe no lograron encontrar la resolución necesaria para llevarse el gato al agua. Mientras que el Aston Villa, gracias a su buen partido en defensa y a la aparición estelar del beninés Gestede (que tiene la difícil misión de hacer olvidar a Benteke), logró empezar con una victoria que será de ayuda para cumplir el objetivo del club de mantenerse en la élite.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información