Klopp al rescate

El entrenador alemán llega a las tierras de Merseyside para devolverle algo de dignidad y autoestima a un Liverpool que parece nadar en la incertidumbre desde hace ya demasiado tiempo. Klopp ha impresionado a medios y aficionados en sus primeras horas como técnico de los Reds pero eso difícilmente será suficiente.

Por Cesare Cannonieri | 11/10/2015 Jürgen Klopp
Jürgen Klopp e Ian Ayre
Hace ya tiempo que en Liverpool había sonado la alarma de la preocupación. Tras la electrizante temporada 2013-14, en que solo un resbalón impidió que el Liverpool lograra su primera Premier League, Brendan Rodgers no logró repetir esos buenos resultados ni la temporada pasada ni en el arranque de la presente. La paciencia de los directivos se colmó con el 1-1 en Goodison Park ante el Everton, por lo que decidieron destituir al técnico norirlandés una hora después del derbi de Merseyside. Tras la destitución, emprendieron la búsqueda de un nuevo entrenador, culminando en la concreción de un rumor que desde hacía varios meses rondaba por los medios de comunicación: Jurgen Klopp, un entrenador extremadamente polifacético, muy carismático y con una carrera más que loable, es el nuevo técnico del Liverpool Football Club.
El natural de Stuttgart es, ante todo, un tipo leal. Toda su carrera futbolística transcurrió en el Mainz 05, primero como jugador durante doce años (desde 1989 hasta su retirada en 2001) y luego como entrenador. Su etapa como jugador se ha visto eclipsada por el éxito en los banquillos. Klopp comenzó su carrera como delantero centro pero rápidamente fue reconvertido en defensa. Sobre los terrenos de juego, el alemán se distinguió más por sus dotes de liderazgo y comunicación que por su talento futbolístico. Unas virtudes que anticipaban ya su futuro como entrenador.
Una faceta que arrancó en 2002 cuando, en un acto de confianza por parte de los directivos del Mainz, el club le brindó la oportunidad de ocupar un banquillo por primera vez. Klopp hizo hasta lo imposible por retribuirles todo lo que el club le ofreció: el técnico condujo al club a la victoria en la 2.Bundesliga en el 2003, lo que le valió al Mainz su primera participación en toda la historia en la máxima división del fútbol alemán. Pero ahí no se detendría la imparable escalada del club de la mano de Klopp, que también les llevó a su primera participación continental entrando a la Copa de la UEFA en la temporada 2005-2006, donde cayó eliminado ante el Sevilla, campeón de esa edición. Pero no todo fueron alegrías. El Mainz perdió la categoría en la Bundesliga en el 2007 y, aunque Klopp intentó la temporada siguiente regresar, su intento fue en vano. Tras ese fracaso, Klopp abandona el club de su vida tras casi veinte años.

La carrera de Klopp da un salto dramático cuando ficha en 2008 por el Borussia Dortmund. Su palmarés con el equipo amarillo habla por sí solo: dos ligas consecutivas (2010/11 y 2011/12), una Copa de Alemania (2011/12), dos Supercopas de Alemania (2013 y 2014) y una final de Champions League (2012/13), en la que cayó 2-1 frente al Bayern de Múnich de Jupp Heynckes.Ya en la última temporada en el Dortmund (2014/15), le tocó remar contra la corriente con todas sus fuerzas, llegando incluso a caer a la zona de descenso. A final de temporada, Klopp decidió abandonar el puesto pero no sin antes rescatar al equipo y dejarlo en el séptimo lugar, y llevarlo a la final de la Copa de Alemania, donde cayó 3-1 ante el Wolfsburgo.
De su etapa en Dortmund todos recordamos su capacidad para descubrir y conducir al estrellato a jugadores como Robert Lewandowski, Mario Götze, Matts Hummels, Marcel Schmelzer, Marco Reus o Ilkay Guldongan, que han acabado en su mayoría abandonando el club para fichar por clubes con mayor potencial económico. Y cuando decimos "clubes", nos referimos al Bayern de Múnich.
Tras un tiempo dedicado a descansar, mejorar su inglés y aumentar sus conocimientos futbolísticos, Klopp ha aceptado un nuevo reto. Uno tal vez inesperado para muchos. Aunque en Inglaterra cuenta a su favor con la facilidad del idioma (su inglés es impecable, algo fundamental para comunicarse y transmitir sus ideas a sus pupilos) y el tipo de fútbol de las islas, el Liverpool es un club complicado, sumido en una crisis permanente desde hace casi una década, primero por los cambios de manos de la propiedad y luego por los descalabros deportivos.Pero, ¿cómo será el Liverpool de Klopp? ¿Cuáles son los aspectos que debe resolver con urgencia?

• El ataque: El Liverpool ha marcado 8 goles en otros tantos partidos de Premier League. Solo Watford, West Brom y Newcastle han marcado menos goles (6). Ante equipos mucho más modestos, como elSion en Europa League o el Carlisle United en Capital One Cup, los Reds no lograron marcar más de un gol en Anfield. El gol es una de las carencias del equipo esta temporada. Aunque Christian Benteke, Daniel Sturridge y Danny Ings suman dos goles por cabeza en liga, en las situaciones complicadas el equipo recurre invariablemente a Philipe Coutinho, lo cual facilita la defensa rival. Klopp apostará por transiciones defensa-ataque vertiginosas, presión en bloque alto para recuperar el balón lo más cerca posible de la portería rival y una velocidad endiablada con el balón. Con este planteamiento en menta, es posible que el alemán recurra a Sturridge como único punta, con Firmino, Coutinho y posiblemente Ibe en la línea de media puntas. Benteke, Ings y Lallana deberán luchar por entrar en el once.
• La defensa: Los Reds han recibido 10 goles, solo dos menos que el Bournemouth o tres menos que el Aston Villa. Rodgers no logró esta temporada dar con la clave en defensa. Comenzó jugando con Joe Gomez en el lateral izquierdo pero le acabó reemplazando por Alberto Moreno. Tras la lesión de Dejan Lovren, recuperó a Mamadou Sakho, hasta entonces olvidado en la grada. Klopp es un acérrimo partidario de la defensa zonal con cuatro integrantes y laterales veloces que generen superioridades en ataque. En este sentido, Nathaniel Clyne y Alberto Moreno se antojan piezas útiles en el esquema de Klopp. En el eje, Martin Skrtel parece imprescindible pero está por ver quién será su acompañante: Mamadou Sakho, Dejan Lovren o incluso el reconvertido Emre Can.
• Los fichajes: La venta de Luis Suárez dejó una cuantiosa cantidad en las arcas del club que el club reinvirtió en jugadores que, hasta ahora, no han acabado de rendir como se esperaba de ellos. La plantilla actual ha sido confeccionada por Brendan Rodgers, con jugadores pedidos específicamente por él, como Joe Allen, Dejan Lovren o Adam Lallana. Es posible que muchos de ellos no tengan futuro bajo la batuta de Klopp, que deberá ir modificando piezas hasta lograr unos ingredientes que se amolden a su receta de fútbol, caracterizada por la velocidad en la transición.
• La presión: Klopp ha demostrado una enorme inteligencia y habilidad en sus primeras horas como técnico del Liverpool. Sabedor de la presión ejercida por el entorno, se ha esmerado en subir a su barco a aficionados y medios de comunicación. Pero ahora llega la parte más difícil: hacer lo propio con los jugadores y ratificar sus palabras con la credibilidad que solo los resultados pueden ofrecer. En este sentido, su primer mes al frente de los Reds se antoja clave, con duelos ante Tottenham, Chelsea, Manchester City y un doble enfrentamiento ante el Rubin Kazan que decidirá su futuro en la Europa League.
La llegada de Klopp se ha percibido como un salto de jerarquía, un comando de peso para un equipo sumido en una transición que se siente eterna. Klopp ha insistido en su deseo de "convertir a los incrédulos en creyentes" pero son muchos los factores que juegan en su contra. Los aficionados esperan resultados inmediatos (el objetivo prioritario es regresar a la Champions League), así que su fe y su paciencia no serán infinitas. Considerando que es el segundo técnico que más cobra en la Premier League, lo mismo se puede decir del dueño John W. Henry. Además, las reformas de Anfield supondrán unas estrecheces financieras que pueden afectar a la política de fichajes. Pero si alguien puede enfrentarse a todos esos adversarios y salir vencedor, es posiblemente Klopp.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información