La diferencia entre cisnes y urracas es Cissé (0-2)

Como tantas otras veces esta temporada, el Swansea volvió a pagar cara la ausencia de un delantero de garantías, algo de lo que el Newcastle va sobrado. Papiss Cissé anotó los dos únicos tantos del encuentro, y ya suma nueve goles en los ocho partidos que ha disputado con las "urracas".

Papiss Cissé fue la estrella del partido con sus dos goles

Premier League

Swansea 0
Newcastle 2
Ficha técnica
0 - Swansea: Vorm; Rangel, Williams, Caulker, N. Taylor; Allen, Britton, Dyer (Sinclair, 66), Sigurdsson, Routledge; Moore (Graham, 66).
2 - Newcastle: Krul; Simpson, Perch, Williamson, Santon; Tioté (R. Taylor, 45), Gutiérrez, Ben Arfa, Cabaye (Gosling, 74); Cissé, Ba (Ferguson, 59).
Goles: 0-1, m.5: Cissé (p.). 0-2, m.69: Cissé.
Un partido de fútbol se puede ganar de muchas maneras, pero en todas ellas hay un elemento indispensable: marcar goles. No sirve de nada tener 25 ocasiones de gol si no se aprovecha ninguna, de ahí que los delanteros sean los jugadores más cotizados del mercado y los mejor pagados. La importancia de contar con un delantero de garantías ha quedado patente en el encuentro disputado entre Swansea y Newcastle.
El Swansea, como ya nos tiene acostumbrados, desplegó su juego combinativo y de posesión. Monopolizaron el balón de tal forma que finalizaron el encuentro con una posesión del 77%, además de sumar nada más y nada menos que 19 ocasiones de gol por las cinco del Newcastle. Por desgracia para los galeses, no fue suficiente.
Dos goles de Cissé, ambos gracias a dos fantásticos envíos de Yohan Cabaye, liquidaron las esperanzas del Swansea de evitar tres derrotas consecutivas en la Premier League por primera vez. De hecho, es la primera vez desde 2004 que los Swans acumulan tres derrotas consecutivas en liga.
El primero de los tantos llegó cuando apenas habían transcurrido cinco minutos de juego. El segundo, que tiene muchos números para convertirse en el gol de la jornada, llegó en el minuto 69. El denominador común fue Papiss Cissé, la mejor demostración que no hace falta meses para aclimatarse a una liga diferente o hablar un idioma para marcar goles.
A pesar de la derrota local y de los 17 puntos que el Newcastle le saca al Swansea, la diferencia entre unos y otros está claramente localizada: la delantera. Los Swans no tienen nada que envidiar a los de Alan Pardew en ningún aspecto del juego, salvo en la parcela atacante. En un equipo que crea tantísimas ocasiones como el Swansea, los dos delanteros, Danny Graham y Luke Moore, suman 10 y 2 goles en liga esta temporada, respectivamente. Por contra, Demba Ba y Papiss Cissé suman 16 y 9 goles. Además, Cissé ha logrado sus goles en apenas ocho encuentros, 23 partidos menos de los que ha necesitado Graham para anotar sus 10. Cuesta imaginar dónde llegaría un equipo como el Swansea con dos delanteros como Cissé y Demba Ba. Más allá de los números, la sensación de complementariedad entre ambos es brutal. Demba Ba quizá haya empeorado sus números goleadores, pero el equipo ha ganado en peligrosidad. Y se ha erigido en una amenaza real ante Tottenham, Arsenal y Chelsea.
Mientras que el Swansea sigue con esta derrota en tierra de nadie, con la permanencia asegurada y sin opciones de llegar a Europa, el Newcastle se acerca a los puestos europeos. Ya es quinto y sólo dos puntos le separan de Arsenal y Tottenham, al tiempo que se encuentra tres puntos por encima del Chelsea, aunque con un partido más que todos ellos.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información