La fuerza del City puede con un Liverpool sin ideas

Partido plácido para el Manchester City en el Etihad Stadium. Los de Mancini se adelantaron pronto en el marcador y, a partir de ahí, impusieron su fútbol más físico ante un Liverpool sin ideas. Yaya Touré fue el mejor del partido. 

Yaya Touré fue el mejor del partido

Premier League

Manchester City 3
Liverpool 0
Ficha técnica
3 - Manchester City: Hart; Richards, Kompany, K. Touré, Clichy; Y. Touré, Barry, Silva (Lescott, 76), Milner; Dzeko, Agüero (A. Johnson, 72).
0 - Liverpool: Reina; G. Johnson, Skrtel, Agger, José Enrique; Spearing (Rodríguez, 76), Adam (Bellamy, 57), Kuyt (Gerrard, 57), Henderson, Downing; Carroll.
Goles: 1-0, m.10: Agüero. 2-0, m.33: Touré. 3-0, m.75: Milner (p.)
El fútbol es fascinante. Es un deporte en el cual las estadísticas suelen contar poco, solo hay una cosa verdaderamente importante: introducir el balón en la portería rival. Como sea. No importa tener menos posesión de balón o disparar menos veces contra el guardameta contrario, solo importa anotar más goles que el rival. Roberto Mancini sabe esto mejor que nadie y lo volvió a demostrar ante el Liverpool.
Aunque la suerte echó un cable al entrenador italiano de los "citizens". En el minuto diez, Reina regaló el 1-0 para los locales cuando no fue capaz de detener un suave disparo de Agüero. Sin embargo, la suerte no sirve de nada si uno no sabe utilizarla. Mancini sí supo hacerlo.
Consciente de las carencias técnicas y ofensivas que tiene en estos momentos el Liverpool y con ventaja en el marcador, Mancini les regaló el balón deliberadamente. Los locales se dedicaron a hacer lo que mejor se les dio la temporada pasada: defender. Los perjudicados de esta estrategia fueron Silva y Agüero, los dos hombres que mejor simbolizan el juego combinativo del equipo, pero lo cierto es que el City salió ganando. El Liverpool mostró todas sus carencias ofensivas. Sin Suárez, que cumplió el primero de sus ocho partidos de sanción, la estrategia ofensiva de los "reds" consistió en colgar balones a Carroll, que no está en las mejores condiciones físicas. Los mejores minutos de los visitantes llegaron tras el gol de Agüero, pero poco iban a durar.
El partido entró poco a poco en una batalla física en la que el ganador estaba cantado desde el comienzo. Quedó patente pasada la media hora, cuando Yaya Touré remató a placer un córner y abrió una brecha mayor en el marcador con el 2-0. Si la estrategia de Mancini había sido con el 1-0 regalar el balón al Liverpool, todavía se acentuó más con el segundo gol. De ahí que el partido entrara en el inicio de la segunda parte en una fase de dominio total de posesión de los "reds", que no supieron qué hacer con el balón. Barry quiso ayudarles autoexpulsándose tras una fea entrada sobre Agger a falta de veinte minutos para el final, que significó su segunda tarjeta amarilla. Sin embargo, dos minutos después, el árbitro concedió un polémico penalti al City por derribo de Skrtel a Yaya Touré, el mejor del partido. Milner anotó la pena máxima y con el 3-0 finalizó el partido.
La victoria deja al Manchester City de nuevo líder en solitario de la Premier League, aunque con un partido más que sus vecinos, a los que aventaja en tres puntos. Sin embargo, les espera un duro mes de enero, en el que perderán a Yaya Touré, que se va a la Copa de África. Fue el mejor del partido, combinando su faceta técnica con un extraordinario despliegue físico. De Jong tendrá que dar un paso al frente para cubrir su baja.
El futuro del Liverpool pinta poco halagüeño. Todavía les quedan siete partidos sin Luis Suárez y parece claro que sin él pueden olvidarse de los puestos europeos. A los "reds" les cuesta mucho llegar con peligro a la portería rival, como han demostrado en Anfield toda la temporada. Carroll, que debería erigirse en el sustituto de Suárez, parece a años luz del jugador que llegó del Newcastle hace menos de un año. En el Etihad,ni siquiera la defensa se salva, comenzando por Reina, que regaló el primer gol. Eso sí, ahora tendrán dos partidos más ante el City, los de ida y vuelta de la semifinal de la Carling Cup, para redimirse. O hundirse definitivamente.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información