La magia desvelada

El replay entre West Ham y Everton en Upton Park hizo evocar una vez más la manida "magia de la FA Cup". Un término utilizado hasta la extenuación para referirse a una competición que tiene poco de magia y mucho de tradición, organización y pasión.

Por Ilie Oleart | 14/01/2015 Adrián San Miguel
AdriánSan Miguel se quita los guantes y se apresta a lanzar el décimo penalti de su equipo. Enfrente, Joel Robles, otro portero español. El guardameta del West Ham marca y clasifica a su equipo para la cuarta ronda. Para llegar hasta este momento había hecho falta un partido en Goodison Park, 120 minutos de locura en Upton Parky veinte penaltis. Para resumir la épica, la emoción y la excitación del encuentro se suele recurrir invariablemente a la misma frase.
"La magia de la FA Cup" se ha convertido en un mantra cuando hacemos referencia al torneo de fútbol más antiguo del mundo. Sea con fines sarcásticos para hablar de un tostón de partido o con propósito elogioso para hacer referencia a un duelo teñido de emoción y épica, se ha abusado del término y su significado original se ha ido diluyendo a causa de su sobreexplotación.
La FA Cup no es mágica. No encierra hechizo o brujería algunos. La fascinación que provoca tiene sus raíces en causas palpables. En primer lugar, la tradición. La creación del torneo se remonta a la temporada 1871-72 y su historia encierra cientos de partidos memorables que han ido moldeando la mística de la competición: la final de Sir Stanley Matthews de 1953, la derrota del Manchester United en 1958 meses después de la tragedia de Múnich, los seis partidos entre Oxford y Alvechurch en 1971, la victoria del West Ham en 1980 estando en segunda división, la victoria del Crazy Gang del Wimbledon en 1988, el gol de Ryan Giggs en el replay de semifinales de 1999 ante el Arsenal... Cientos de momentos que permanecen en el recuerdo de los aficionados y que confieren a la FA Cup un sabor único.
Otra de las claves del torneo radica en su alcance. En la edición 2014-15 entraron 736 equipos, abarcando hasta el décimo escalón de la pirámide del fútbol inglés. Esta participación genera diversos efectos positivos. Para comenzar, permite que equipos aficionados o semiprofesionales se enfrenten a clubes ilustres, lo cual constituye un premio para sus aficionados y jugadores, así como una inyección financiera para las arcas del club. Sin ir más lejos, esta temporada, el Liverpool ha visitado al AFC Wimbledon de League Two y el Manchester United hará lo propio con el Cambridge United. Además, esta participación permite involucrar a todos los clubes en la Copa. Cuando a final de temporada, Vincent Kompany, John Terry, Steven Gerrard o cualquier otra súperestrella mundial levante la Copa en Wembley, los aficionados del Cockfosters, el Sporting Bengal United o el Barton Town Old Boys podrán decirse: "Yo participé en el torneo".
El prestigio del torneo, los premios económicos (por participación y por retransmisión de partidos) y el acceso a la Europa League convierten a la Copa en un torneo atractivo para los técnicos. Eso provoca que suelan alinear a sus mejores jugadores en los duelos coperos, a diferencia de lo que sucede por ejemplo en la Copa de la Liga, donde los grandes suelen dar minutos a los jugadores de la cantera. A su vez, esta actitud genera que los estadios se llenen a pesar de jugar por la noche entre semana. Upton Park se llenó este martes para presenciar el West Ham-Everton a pesar de disputarse por la noche y ser televisado.
Por supuesto, no podemos dejar de mencionar el formato de competición: sorteo libre desde el principio hasta el final y eliminatorias a partido único. Antiguamente se disputaban replays hasta que hubiera un ganador tras los 90 minutos. En la actualidad ya solo se juega uno por estecheces del calendario. Las semifinales se disputan en Wembley el mismo fin de semana, una en sábado y otra en domingo, una novedad que ha resultado ser un éxito entre los aficionados.
La magia de la FA Cup es una patraña. Lo que existe es un torneo histórico, plural y organizado. Uno que cualquier club en Inglaterra codicia.
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información