Las estadísticas de la semana
Te damos un repaso a lo más interesante que aconteció en la pasada fecha de la Premier League, desde el (enésimo) ridículo del Arsenal hasta el divorcio del gol con el Boro, pasando por las cifras de Philippe Coutinho y la resurrección de los Hammers.

Ni al arco iris

Ya lo dijimos la semana pasada: el Middlesbrough es el rey de los empates sin goles. Empero, no todo reinado significa algo bueno, porque este le está costando horas de sueño a Steve Agnew, el sustituto de Aitor Karanka en el banquillo del equipo norteño.

Su equipo es el que menos goles ha sumado en la liga. Tanto así que hasta un solo jugador tiene más anotaciones que el Boro. Sí, acertaron, hablamos de Romelu Lukaku. El delantero del Everton sumó un doblete más ante el Leicester la pasada jornada en la victoria Toffee (4-2), acumulando 23 dianas en la temporada.

Mientras tanto, en Riverside solo han logrado 22 goles en 31 partidos y su máximo anotador es el excanterano del Real Madrid, Álvaro Negredo, con siete goles. El valenciano ha rebotado de club en club sin encontrarse con una estabilidad clara en su vida profesional y en el Boro no es precisamente una estrella. Pero a falta de una, no hallan en quien más encomendarse.

¿Bye Bye Champions?

Que el Arsenal pierda un partido y por goleada ya dejó de ser sorpresa hace rato. Los Gunners sumaron cuatro partidos de visita encajando tres goles de forma consecutiva, una cifra escandalosa para un club de su categoría. La derrota humillante frente al Crystal Palace (3-0) los deja con un pie y medio fuera de la próxima Champions.

Y si en algo se ha especializado Arsène Wenger es en dejar ubicado a su Arsenal siempre entre los cuatro primeros de la Premier League. Ha ocurrido así durante los últimos 18 años. Mientras Liverpool, Manchester United, Tottenham o Chelsea han fallado diversas ocasiones en clasificarse a la Champions League, el equipo londinense ha dicho presente desde 1999. Hoy, a siete puntos del cuarto puesto cuando faltan siete jornadas por disputarse, parece una posibilidad latente imaginar una Champions sin el Arsenal. La buena noticia es que al menos no los goleará el Bayern el próximo año.

O Rei Coutinho

Pocos recuerdan que el Liverpool apenas pagó diez millones de euros al Inter de Milán por Philippe Coutinho en el mercado de pases del 2013 sin hacer sonar las campanas. A su llegada, pocos habían reparado en él pero con el tiempo se ha vuelto uno de los volantes ofensivos más codiciados de Inglaterra. El brasileño anotó un gol en la victoria sobre el Stoke City (1-2) y, de paso, se convirtió en el máximo goleador carioca en la historia de la Premier League (30 goles).

Superó a Juninho (29 goles) y a Óscar (21 goles) en la tabla de goleadores brasileños y tan solo necesitó 132 partidos para hacerlo. Su compatriota y compañero de equipo, Roberto Firmino, ha marcado 20 en 61 partidos. El mayor logro que puede alcanzar Liverpool es retenerlo para la próxima temporada, algo que se antoja misión (casi) imposible.

Salieron del coma

Cualquier equipo pierde la cabeza cuando ha perdido cinco juegos al hilo. Es lo que pasó con el West Ham recientemente, pero finalmente acabaron con el delirio tras vencer al Swansea el sábado pasado lo que les permitió escalar hasta la décimo cuarta posición, sumando 36 puntos.  Cinco derrotas consecutivas casi les cuestan la permanencia aunque todavía no están salvados, en especial considerando que su máximo goleador, Michail Antonio, será baja por lo que resta de temporada por una lesión muscular.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información