MK Dons: las horas más bajas del antagonista
El MK Dons siempre ha sido el 'malo' dentro de la historia que relata la caída y el posterior resurgir del AFC Wimbledon. Sin embargo, pese a su criticado origen, el club vive actualmente una incierta situación deportiva tras frecuentar antaño la élite.
MK Dons Wimbledon

En innumerables ocasiones, en este medio de comunicación, hemos hablado de la situación del Wimbledon y la desaparición del mítico club que jugase en Primera División en las décadas de 1980 y 1990. La dolorosa pérdida, fue utilizada por muchos de sus aficionados más fieles como arma arrojadiza para crear el que, a día de hoy, es el proyecto de fútbol popular más potente de toda Inglaterra.

El AFC Wimbledon pasa por una de sus mejores etapas desde que fuese creado, y es que los “Dons” están peleando año tras año en League One, un auténtico logro en un fútbol donde cada día los inversores entran en categorías más bajas.

Ya que siempre hemos hablado de los protagonistas de esta historia, en las líneas que hoy me presto a escribir, vamos a hablar del antagonista. El Milton Keynes Dons –popularmente conocido como MK Dons– club que compró la plaza del desaparecido FC Wimbledon, y que, a pesar de ingentes cantidades de dinero depositadas temporada tras temporada, a día de hoy es un rival directo del AFC Wimbledon por la salvación en League One.

Falta de aficionados

El hecho de intentar meter con calzador en el fútbol profesional a una ciudad sin ninguna tradición futbolística, y dicho sea de paso, de una manera tan abrupta, no ha conseguido enganchar nunca a gran parte de la población de la ciudad de Milton Keynes.

Esta circunstancia ha llevado a que, a pesar de los logros deportivos conseguidos antaño, o de la presencia en el club de jugadores de la talla de Dele Alli –canterano–, Benik Afobe, y otros habituales en Premier en el pasado, no se haya conseguido desde la entidad enganchar a una masa social suficiente que dé con el seguimiento oportuno para estabilizarse en el fútbol profesional.

Delle Alli es el canterano más ilustre del MK Dons. / Getty Images
Dele Alli es el canterano más ilustre del MK Dons. / Getty Images

Inestabilidad deportiva

Desde que el club fuese trasladado a Milton Keynes, siempre se había caracterizado por la estabilidad en términos deportivos. Sus primeros managers fueron hombres experimentados en las categorías menores inglesas. Pero tras su primer descenso a League Two llegaron exfutbolistas de la Premier League como Paul Ince, con quien regresaron a League One, o Roberto Di Matteo.

Tras ellos llegó el hombre que dio más estabilidad a la entidad a todos los niveles, y el gran descubridor de talentos como George Baldock o Dele Alli. Ese no es otro que Karl Robinson, el que ahora es entrenador del Oxford United.

Con Robinson llegaron años de estar en zona alta de League One, hasta que en 2016 por fin lograron el ascenso ansiado a Championship, la categoría más alta que ha alcanzado hasta día de hoy el Milton Keynes Dons.

Karl Robinson es el entrenador que más partidos ha disputado para el MK Dons, logrando en 2016 el ansiado ascenso a Championship. / Getty Images
Karl Robinson es el entrenador con más partidos disputados para el MK Dons, logrando en 2016 el ansiado ascenso a Championship. / Getty Images

Pero esa promoción trajo consigo más problemas que alegrías. La temporada siguiente descendieron a League One de nuevo. Tras tres meses y un mal inicio, Robinson terminó en octubre de 2016 su estancia en el banquillo del MK Stadium, y se precipitaron los acontecimientos.

Desde la marcha del entrenador con más partidos disputados de la entidad, el club no ha parado de cambiar constantemente en el banquillo, y con Russell Martin, actual preparador, son seis los directores técnicos que ha tenido el Milton Keynes Dons en tres años.

Desde entonces, el resultado ha sido un descenso a League Two en la 2017-2018, ascenso en la 2018-2019, y en la actualidad se encuentran en zona roja en la tercera categoría de nuevo.

Un futuro incierto

Con una notable academia, la cual ya genera jugadores de Premier League, y una inversión que abarca muchos millones de libras en un tiempo relativamente corto, lo cierto es que el Milton Keynes Dons se ha convertido en un proyecto que necesita una sacudida para poder seguir generando expectativas que tenían fundamento a principios de siglo.

Pete Winkelman, el propietario de la entidad, debe ser consciente de que la necesidad de nuevas ideas en el club es imperiosa, y que se hace necesario un cambio de modelo para dar sostenibilidad a un club que ha de intentar enganchar afición en la ciudad, pero, sobre todo, ha de conseguir encadenar años de estabilidad deportiva.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información