Premier League 2015-16: las decepciones del año
Aston Villa y Newcastle descendieron a Championship en un año para el olvido. Roberto Martínez lideró una de las temporadas más mediocres que se le recuerdan al Everton. El Arsenal desperdició una ocasión de oro de llevarse la Premier ante la incompetencia de Manchester City, Manchester United y Chelsea. Estas son los mayores decepciones de la temporada 2015/2016.

1. Aston Villa

El caso más triste de todos. Allá por febrero, el equipo de Birmingham ya estaba virtualmente descendido. Un plantel sin identidad ni intensidad. A la deriva y sin intención ninguna de encontrar el rumbo. Un naúfrago en la tabla de la Premier League a la espera de que la fiereza del mar se lo tragara. El capitán Gabriel Agbonlahor ha simbolizado a la perfección el despropósito que es el equipo de Villa Park. Copiosos problemas estructurales que tardará tiempo en digerirse. Primera experiencia de los Villanos en Championship la temporada que viene.

Aston Villa (OLI SCARFF/AFP/Getty Images).

2. Roberto Martínez

Los Toffees han sido el único equipo de media tabla que ha defraudado de manera significativa. Roberto Martínez materializó una plantilla de nivel óptimo en un equipo vulgar e inconsistente. El superlativo nivel de Romelu Lukaku y Ross Barkley fue acompañado por las últimas exhibiciones de Gareth Barry. Sin embargo, la fama pareció obnubilar a John Stones, el cuenta kilómetros de Phil Jagielka empezó a dar síntomas de verdadero desgaste y el retorno de Leighton Baines tras su larga lesión tampoco fue el esperado. Problemas en la portería, falta de soluciones e irregularidad en la mediapunta. Cuantiosos problemas para un equipo de grandes soluciones. Adiós, Bob.

Roberto Martínez (Alex Livesey/Getty Images).

3. Eden Hazard y el Chelsea

El Chelsea hizo el peor de todos los ridículos. El más inesperado y el que menos se recuerda ante la sucesión de acontecimientos de las últimas semanas. La flagrante falta de personalidad de numerosos jugadores del equipo Blue derivaron en el despido de José Mourinho en el mes de diciembre. El retorno de Guus Hiddink a Stamford Bridge palió diversas carencias del equipo. Y el conjunto de Stamford Bridge maquilló en los últimos meses un paupérrimo inicio de temporada. El mejor jugador de la pasada Premier, Eden Hazard, sin hacer gol en toda la temporada, logró anotar cuatro goles en las últimas cuatro jornadas. Y el mes que viene hay Eurocopa. Qué coincidencia tan afortunada.

Eden Hazard (Michael Regan/Getty Images).

4. El Manchester United de Louis van Gaal

El equipo de Louis Van Gaal ha decepcionado tanto como los otros. Y peor aún. Ha sido capaz de jugar tan mal como el Chelsea y de aburrir tanto como el West Brom (aunque los Baggies no decepcionaron y cumplieron las expectativas). La falta de creatividad en el mediocampo de la mano de la nulidad en la temporada de Morgan Schneiderlin y Bastian Schweinsteiger sumando a la manía del entrenador neerlandés en poner a Ander Herrera como titular en el mediocampo, han derivado en un equipo plano y sin ideas que ha vuelto a dejar en evidencia la historia reciente de los Red Devils. El fallido fichaje de Memphis Depay, el continuo descenso del rendimiento de Wayne Rooney y la plaga de lesiones que ha machacado al equipo durante el curso, han supuesto un quinto lugar en la tabla de sabor realmente agridulce. Ni la aparición de jugadores como Marcus Rashford o Timothy Fosu-Mensah eclipsan otro año para olvidar en Old Trafford.

5. Mike Ashley

Curioso caso el de las Urracas. En el primer tramo de la temporada empezaron realizando un buen fútbol y apenas ganaban partidos. Luego jugaron peor y empezaron a remontar el vuelo. Para entonces, la división en el vestuario con Steve McClaren era tan pronunciada que el despido del técnico inglés pareció procrastinarse demasiado. Sin embargo el método de Rafa Benítez tampoco dio resultado. Los Magpies son una institución de gran dimensión. Al igual que su estadio. Pero su dueño Mike Ashley no ha demostrado estar a la altura. Despidió a Chris Hughton después de devolver el equipo a primera división, renovó a Alan Pardew por ocho años pero obstaculizó su trabajo con la venta de jugadores clave como Yohan Cabaye hasta que le impulsó a irse, apostó por John Carver y casi desciende. Esta temporada acabó culminando el trabajo.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información