Premier League 2016-17: el entrenador del año
Otra temporada de la Premier League ha pasado. En esta ocasión nos centramos en las principales figuras de los banquillos. Aquellos que más expuestos viven pero que también más peso pueden llegar a tener: los entrenadores. Unos ya estaban, otros llegaron, otros se fueron, pero ¿quiénes han sido los mejores?

5. Sean Dyche

El Burnley se ha salvado. A la tercera fue la vencida. Dos temporadas habían jugado anteriormente en la Premier League. En 2009/10 y en 2014/15. En ambas ocasiones terminaron descendiendo. En la segunda ya estaba Sean Dyche. Volvían a intentarlo este año. Y al fin lo consiguieron. El trabajo del único entrenador pelirrojo del país ha sido excepcional. Llegó a Burnley a finales de 2012 y desde entonces su desempeño ha mejorado año a año. En su primera campaña completa ascendió a la Premier League a un equipo de mitad de tabla en segunda. Sería muy difícil salvarlos. Se esforzaron, pero cayeron. Sin embargo, el club respaldó a Dyche y al proyecto y regresaron al primer intento. Saca un rendimiento espectacular a sus jugadores. Es de los mejores gestores de grupo de la liga. Este año logró por lo que no muchos apostaban: salvar del descenso al Burnley. Tácticamente, sobre todo defensivamente, es un conjunto impecable. Los próximos años dictaminarán si Dyche pasará a ser un nuevo Tony Pulis o un nuevo Sam Allardyce. Pero si es listo y capaz de evolucionar cuando sea necesario, romperá límites.

Sean Dyche (Mark Robinson/Getty Images).

4. Jürgen Klopp

Muchos han sido los reveses a los que han hecho frente el Liverpool y Jürgen Klopp. Si bien fueron capaces de derrotar a todas las superpotencias, tropezaron una y otra vez contra los de abajo. Pero aun así se han clasificado para la Champions League. Y que no nos engañe la historia del Liverpool, esto es algo de un gran mérito para el club hoy en día. Tuvieron un balance económico positivo el pasado verano tras todos sus fichajes y ventas. Con ello, se antojaba complicado acabar dónde han acabado, por encima de Arsenal o Manchester United y casi Manchester City. Klopp llegó y para muchos era el nuevo mesías. Desde luego contaba y cuenta con un aura especial. Pero aterrizó en un equipo que no sabía para dónde tirar. Y costó que funcionase. La importancia de la liga se fue por la borda pero cautivaron en la Europa League y a una sola victoria se quedaron de ganarla y jugar la Champions. Habiendo podido amoldar el equipo a sus ideas y visiones Klopp, con uno de los estilos más atractivos, lo ha conseguido, ha hecho dar el salto al Liverpool.

Jürgen Klopp (JUSTIN TALLIS/AFP/Getty Images).

3. Eddie Howe

Eddie Howe se está consolidando como uno de los mejores entrenadores de la Premier League. Una segunda temporada en la élite con el Bournemouth que no estaba muy claro por dónde saldría. Pero ha terminado resultado ser un nuevo éxito. Batiendo una nueva marca histórica de un equipo que está viviendo el mejor momento de su centenaria existencia. Si bien es cierto que el club no es tan modesto económicamente como puede aparentar su diminuto estadio, debería estar por debajo de muchos a los que han superado. El pasado verano vieron cómo se marchaba la que quizás era su mayor estrella: Matt Ritchie. Hicieron caja con él y otros y aunque fallaron con el estelar fichaje de Jordon Ibe (15 millones y un muy pobre rendimiento desde entonces), Howe ha vuelto a sacar un rendimiento superlativo de un grupo de jugadores de los jamás se esperó tanto. Cuando parecían desinflarse y camino a una terrorífica lucha por evitar el descenso, Howe les ha liderado a una histórica novena posición. Y todo con su atrevido estilo de ataque fluido. Su futuro cada vez brilla más y más.

Eddie Howe (OLI SCARFF/AFP/Getty Images).

2. Antonio Conte (Chelsea)

El Chelsea había quedado décimo. Por mucho Chelsea que fuese la misión de relanzar al equipo a la cima era complicada. O con Antonio Conte reaccionaban o él perdería su gran oportunidad tras sus años de éxito en la Juventus y su reseñable paso por la selección italiana. Era su gran prueba de fuego. Los comienzos no fueron los más sencillos. Lo primero fue ganar al West Ham. Pero por los pelos y dejando sensaciones demasiado parecidas a las de la temporada anterior, no terminaban de convencer. Continuaron una serie de partidos parecidos hasta la famosa debacle contra el Arsenal y el todavía más famoso golpe de efecto. Conte cambió el esquema al descenso, tras el 3-0 definitivo, y transformó al Chelsea para siempre. A la excelencia de Kanté se sumaban los cruciales fichajes de David Luiz y Marcos Alonso. Todos conectaron gracias a Conte y a su fabulosa gestión del grupo ha logrado ser el segundo equipo que más puntos ha sumado en la historia de la Premier League. Cuando llegó había dudas; ahora todo son certezas.

Antonio Conte (Shaun Botterill/Getty Images).

1. Mauricio Pochettino

No ha ganado una Premier League. Todavía. Pero sí el corazón de casi todos. Por muy cursi que esto pueda sonar lo cierto que es ningún equipo ha estado a la altura del Tottenham en el cómputo global de los dos últimos años. En ambas ocasiones se quedaron a un paso del título. Con recursos notablemente inferiores a las de sus directos competidores, el trabajo del estratega argentino ha sido sensacional. Dando oportunidades a jóvenes perlas a las que muchos otros no hubiesen tenido la valentía de dar. Y gracias a su impagable confianza Dele Alli y Harry Kane son dos estrellas. Christian Eriksen ha triturado todos los límites que parecía tener como jugador para ser elegido futbolista del año por los aficionados.  Y prácticamente todos los demás integrantes del equipo, desde Heung-Ming Song hasta Hugo Lloris pasando por Victor Wanyama y Toby Alderweireld, por mencionar a algunos, están al mejor nivel de su carrera. Un equipo que ha llevado a cabo un juego excelente y que ha sido el que más goles ha anotado y que menos ha encajado. Han logrado su mejor posición en liga en más de 50 años. Y a pesar de sucumbir en su caza al Chelsea, han mostrado mucho más carácter y personalidad que un año atrás, cuando no pudieron con el icónico Leicester. Y todo gracias a aquel momento en el que Daniel Levy llamó a Mauricio Pochettino. Un golpe de efecto para cambiar la historia del Tottenham Hotspur.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información