Premier League 2017-18: el jugador del año
De los más de 500 futbolistas inscritos de la recién acabada temporada de la Premier League, solo unos pocos han conseguido sobresalir por encima de la media y ser considerados como los mejores de la temporada. Y como no podía ser de otra manera, aquí está nuestra selección.

5. David Silva (Manchester City)

La pelea por entrar en esta lista ha sido encarnizada. Este quinto puesto ha estado disputado por jugadores como Raheem Sterling, Leroy Sané o Jamie Vardy, ya que su temporada ha sido para enmarcar. Pero el honor de formar parte de los cinco mejores se lo ha acabado llevando David Silva. El centrocampista canario ha conseguido anotar nueve goles y dar once asistencias en 29 partidos, pero el logro que le ha hecho colarse en este puesto no ha sido su impacto en las estadísticas, sino en el juego de su equipo. Silva ha sido, solamente por detrás de un belga con la piel pálida, el motor y la brújula del Manchester City de Pep Guardiola, conjunto que se ha ganado el ser considerado como uno de los mejores de la historia de la Premier League. Sin el canario, el juego de toque que propone Guardiola no se entendería, ya que da sentido a las posesiones gracias a su incuestionable calidad. En definitiva, Silva esta temporada se ha transformado en una especie de Xavi Hernández, cosa que le ha valido para estar entre los mejores del año.

David Silva celebrando un gol ante el Swansea (Clive Brunskill/Getty Images).

4. David De Gea (Manchester United)

Si hay un portero que se merecía estar en esta lista, ese es David De Gea. El español es de esos guardametas que ganan partidos, y esta temporada lo ha demostrado rayando a un nivel superior al habitual, consiguiendo su primer galardón a mejor portero de la temporada. Y no es para menos, ya que el Red Devil solamente ha encajado 28 tantos en 37 partidos (0,75 goles por encuentro), consiguiendo además dejar la portería a cero en la mitad de dichos encuentros. A su vez, la decepcionante temporada en la Premier de su equipo ha hecho que sobresaliese por encima de sus compañeros, demostrándole a José Mourinho el terrible error que sería dejarle marchar en verano. Básicamente porque cualquier portero más mediocre con esa maravillosa defensa que resguarda la portería de Old Trafford no pararía ni la mitad de lo que para el portero español.

David De Gea celebrando un gol del Manchester United ante el Arsenal (Shaun Botterill/Getty Images).

3. Harry Kane (Tottenham Hotspur)

Es difícil poner a un jugador que ha metido 30 goles en 37 partidos en el tercer puesto, pero el nivel de los jugadores que ocupan los siguientes lugares ha sido superlativo. Harry Kane ha vuelto a demostrar por cuarta temporada consecutiva que si no es el mejor delantero centro del mundo no está lejos de serlo, y eso que este año no ha conseguido llevarse el premio a máximo goleador de la Premier League por la irrupción de un extremo de pelo rizado que juega en Anfield y que quizás encontremos más adelante. Aun así, su temporada ha sido impresionante, siendo lo más destacado de un Tottenham que, pese a ser un gran equipo de fútbol, nunca acaba concretando todo lo que promete. Su ya mencionado rendimiento ascendente y su corta edad (24 años) le presagian un futuro brillante tanto en su club como con los Three Lions, por lo que ya puede ir despidiéndose Alan Shearer de su récord de 260 goles en Premier si este espigado delantero sigue jugando en Inglaterra unos pocos años más.

Harry Kane celebrando un gol ante el Newcastle (Julian Finney/Getty Images).

2. Kevin De Bruyne (Manchester City)

Posiblemente, el mejor jugador del mejor equipo de la temporada en Inglaterra. Kevin De Bruyne, al igual que Silva, ha sido clave en el estilo de juego que propone Guardiola, pero por un impacto opuesto al del canario. Si con Silva se hablaba de su habilidad para manejar el juego posicional, De Bruyne era el encargado de romper la monotonía, de sorprender y evitar el pase innecesario, aportando esa verticalidad tan asociada a su juego. Sin él, el City era un equipo mucho más plano y con bastante menos idea de qué hacer con el balón para romper una defensa cerrada. Además, en el ámbito estadístico, sus ocho goles y 16 asistencias le ubican como el mejor creador de juego no solo de la Premier League sino del mundo. Otro de los puntos fuertes de la temporada del belga ha sido su mejora táctica de la mano de Guardiola, consiguiendo explotar desde la posición de interior, donde ha sabido combinar su efectividad en ataque con un mayor despliegue físico que le ha permitido aumentar su radio de acción y mejorar bastante en el aspecto ofensivo.

Kevin De Bruyne celebrando un tanto de su equipo ante el West Ham (Catherine Ivill/Getty Images).

1. Mohamed Salah (Liverpool FC)

Qué sorpresa, ¿no? El egipcio ha conseguido brillar por encima de todo futbolista que estuviese en suelo inglés gracias a una temporada tan impresionante como imprevisible. Desde su llegada en verano por un precio irrisorio viendo las cifras que se mueven a día de hoy en el mundo del fútbol (menos de 40 millones de libras), el veloz extremo se ha tomado su particular venganza con el fútbol inglés, consiguiendo anotar 32 goles (récord en una temporada de 38 jornadas) y dar 11 asistencias en 36 partidos. Y todo ello con la injusta etiqueta de jugador fallón que venía arrastrando durante toda su carrera. Gran parte de culpa de este éxito lo tiene Jürgen Klopp, que, rodeándole de compañeros generosos y apostando por un estilo de juego que le favorece, ha conseguido construir un ecosistema idóneo para que Salah explotase sus grandes cualidades. Su impacto ha sido tal que el mundo del fútbol ha comenzado a plantearse si se merece romper el duopolio que tienen montado Lionel Messi y Cristiano Ronaldo cuando se habla sobre quién es el mejor jugador del mundo.

Mohamed Salah celebrando su gol ante el Brighton. (Paul Ellis/AFP/Getty Images)
Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información