Previa 2017-18: Stoke City
Sin inversión y con una plantilla rejuvenecida, Mark Hughes tratará de recuperar la línea ascendente que marcó tras tomar el testigo de Tony Pulis en 2013.

Cuando Peter Coates, fundador de la casa de apuestas Bet365 y dueño del Stoke City desde 2006 (aunque ya lo había sido en los años 90), despidió a Tony Pulis en 2013, su intención era cristalina. Durante los siete años de su segunda etapa en Stoke-on-Trent, el entrenador galés ascendió al club a la Premier League y lo estabilizó en la liga más competitiva del mundo. Sin embargo, Coates se sintió cada vez más frustrado ante la falta de progresos. En sus cinco temporadas en Premier League con el Stoke, Pulis jamás logró pasar del 11º lugar a pesar de una inversión más que razonable en fichajes.

Coates atribuyó ese estancamiento al estilo rústico de Pulis y decidió apostar por otro técnico galés pero con un enfoque algo más ofensivo, Mark Hughes. Y esa apuesta pareció dar réditos inmediatos con la 9ª posición de su primera temporada en Stoke. En la siguiente, 2014-15, repitió posición pero superó el récord de puntos del club en Premier League, con 54. En 2015-16, Hughes llevó a los Potters de nuevo al noveno puesto pero la temporada pasada supuso un retroceso por primera vez con una discreta 13ª posición.

Así que esta es una temporada crucial para Hughes, que tratará de nuevo de asaltar la mitad alta de la tabla. Sin embargo, parece que el respaldo financiero de Coates comienza a decaer. Este verano, el Stoke no ha gastado una libra en fichajes: Darren Fletcher ha llegado libre del West Brom, Kurt Zouma lo ha hecho cedido del Chelsea, mientras que Bojan Krkic, Joselu y Philipp Wollscheid regresan de sus cesiones en Mainz, Deportivo de La Coruña y Wolfsburgo, respectivamente.

El capítulo de salidas parece marcar el final de una era en Stoke. Además de la venta de Marko Arnautovic por más de 20 millones de libras al West Ham, se han marchado algunos de los representantes más ilustres de la vieja guardia: Jon Walters, Glenn Whelan, Phil Bardsley o Shay Given. Mark Hughes pretende rejuvenecer la plantilla para acometer nuevos hitos.

En la portería, el excelente Jack Butland (24 años) tratará de seguir creciendo para acometer el asalto a la portería de la selección inglesa. Entre él y Jordan Pickford parece estar el heredero de Joe Hart. Para la línea defensiva, Hughes seguirá confiando en la veteranía de Glen Johnson y Erik Pieters en los laterales, y Ryan Shawcross y el recién llegado Kurt Zouma en el eje de la defensa. La llegada del jugador del Chelsea aportará velocidad a una zaga algo lenta y tal vez permita a Hughes adelantar las líneas de su equipo para presionar más arriba.

En el medio centro, Gianelli Imbula formará junto a Darren Fletcher. Una pareja que aúna juventud y experiencia, aventura y disciplina. Imbula, el fichaje más caro de la historia del club (el Stoke pagó más de 18 millones de libras al Oporto en febrero), tuvo unos comienzos difíciles en el fútbol inglés pero parece haber hallado ya su lugar. La presencia de un tipo con tantos kilómetros recorridos como Fletcher a su lado solo puede ayudarle en este proceso de aclimatación.

En la media punta, Joe Allen parece fijo. Tras su fallido paso por el Liverpool, el galés ha recuperado su mejor versión en Stoke. El exjugador del Swansea tiene la habilidad para conectar la defensa y el medio centro con el ataque y esa será su función esta temporada. En los costados, Xherdan Shaqiri es otro titular indiscutible a pesar de que la expectación generada por su fichaje no se ha convertido en una realidad palpable a pesar de algunos momentos de indiscutible brillantez. La marcha de Arnautovic abre un lugar en el costado opuesto. El favorito para ocuparlo es Ramadan Sobhi, un egipcio de 20 años que llegó el año pasado precedido de una enorme popularidad en su país.

La delantera parece patrimonio exclusivo de Saido Berahino, aunque el año pasado Peter Crouch acabó siendo titular en muchos partidos y respondiendo con goles. Otra opción es el español Joselu, que ha disputado una pretemporada excepcional, anotando dos dobletes, en la derrota por 4-2 ante el St. Pauli y en la victoria por 1-2 ante el Bolton. Aunque Hughes sigue sin confiar en él y lo más probable es que acabe siendo traspasado al Newcastle de Rafa Benítez.

Mención aparte merece el tema de Bojan Krkic, otro jugador que llegó en su día envuelto en la expectación que genera proceder de un club grande como el FC Barcelona. El jugador español empezó con buen pie en Stoke y su figura fue creciendo hasta que sufrió una grave lesión de ligamento cruzado en enero de 2015 que le hizo perderse la segunda mitad de la temporada. Desde entonces, le costó recuperar su mejor versión, hasta irse cedido el pasado mes de enero al Mainz de la Bundesliga, donde tampoco logró triunfar. Ahora ha vuelto a Stoke y Hughes afronta la compleja labor de recuperarlo para la causa.

Los resultados en pretemporada del equipo no invitan al optimismo, con derrotas ante Mónaco, Sheffield United, Crewe, St. Pauli. Aunque en el ensayo general ante el RB Leipzig, los Potters se impusieron por 1-2. En este encuentro, Hughes probó con un 3-4-2-1, el sistema que también ha adoptado Arsène Wenger en el Arsenal. El técnico galés colocó a Bojan y Shaqiri por detrás de Berahino, mientras que Fletcher y Allen fueron los medio centros. A pesar de estas probaturas, parece poco probable que sea el sistema habitual en liga. Sea cual sea el dibujo táctico elegido finalmente por Hughes, deberá asegurarse de que funciona y el club recupera altura rápidamente. O podría seguir el mismo camino de Pulis hace ahora cuatro años. Es decir, el de salida.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información