Previa 2017-18: Swansea City
Tras la congoja sufrida la temporada pasada a causa de la proximidad del descenso, Paul Clement arranca su primera temporada completa en la costa sur de Gales con el objetivo prioritario de evitar sufrimientos innecesarios.

El anuncio de la retirada de Michu el pasado 25 de julio volvió a acercar al imaginario del aficionado español aquel Swansea de ensueño de la temporada 2012-13 con el que el “9” de Oviedo logró brillar. Un lustro después, sin embargo, la situación actual de los "cisnes" de Gales no es tan brillante y tras un peligroso coqueteo con el descenso durante la temporada pasada, este año estará lleno de retos.

El primero de ellos, evitar tener tres entrenadores por temporada. Desde el despido de Garry Monk en diciembre de 2015, ningún entrenador ha durado más de un año a los mandos del equipo, lo que indudablemente ha afectado el juego del equipo los últimos dos años. Tras la decepción con Francesco Guidolin, técnico que había ampliado su contrato por dos temporadas más tras lograr la salvación del equipo, y el esperpéntico paso de Bob Bradley (al que Borja Bastón llamó recientemente y sin rodeos “loco”), las aguas parecieron encauzarse con la llegada de Paul Clement, técnico que afronta su primera temporada completa a los mandos del Swansea.

Clement logró el objetivo de la salvación y finalizó la temporada en un estado de forma envidiable, sumando cuatro victorias y concediendo únicamente un empate contra el Manchester United en las últimas cinco jornadas. Su reto personal será llegar a comerse el turrón en la misma mesa en la que Roque Mesa cante villancicos, vista la maldita manía que tienen en Swansea con regalar cartas de despido por Navidad. A nivel profesional y ante el peligroso antecedente de las dos últimas temporadas, su meta debería ser confirmar cuanto antes la permanencia y, siendo un poco ambiciosos, devolver al equipo a la zona tranquila de la tabla en la que se había asentado su primera etapa en la Premier League.  

Ahora bien, el técnico no puede hacerlo solo. Para afrontar los cambios que necesita su plantilla hace falta dinero y de momento los estadounidenses Steve Kaplan y Jason Levien, dueños mayoritarios del Swansea desde el verano pasado, parecen estar más ocupados en aumentar sus acciones en el club que en reforzar la necesitada defensa. Tras hacerse con el 68 por ciento de las acciones el año pasado y ser preguntado por su política de fichajes, Kaplan la resumió en tres palabras: “Smarter, faster and craftier” (es decir, "más listos, más rápidos y más astutos"). Tras lo visto en el presente mercado de fichajes, o se han olvidado de tan maravilloso eslogan o no tienen intención de invertir más de lo que generen en salidas.  

Y algo muy bueno debe de llegar en comparación con lo que puede irse pues parece casi seguro que la próxima temporada Gylfi Sigurdsson jugará a orillas del río Mersey bajo las órdenes de Ronald Koeman. Esto supone la pérdida del mejor jugador y máximo referente en el ataque del Swansea, responsable de 9 goles y 13 asistencias el año pasado. Esta posible salida se sumaría a la del excapitán Jack Cork, medio centro defensivo que abandona la entidad Swan rumbo a Burnley. En este caso, el recambio no se ha hecho esperar: su lugar en el centro del campo lo ocupará el canario Roque Mesa, que llega procedente de Las Palmas, el único gran fichaje de la temporada para el Swansea.

En el apartado de fichajes, la incorporación que invita al optimismo es la del joven Tammy Abraham, uno de los tropecientos cedidos que tiene dispersos el Chelsea por el mundo y del que ya nos habló Ander Iturralde en su repaso a los mejores sub-21 de Inglaterra en 2017. Abraham viene de firmar 23 tantos con el Bristol City, lo que le valió para ser segundo máximo goleador de la pasada Championship y un jugador clave en la permanencia de su equipo además de haberse proclamado subcampeón del mundo con la selección sub-20 de Inglaterra. La hipotética salida de Sigurdsson y la cesión de Borja Bastón al Málaga, deberían permitir a Abraham continuar sumando minutos, experiencia y goles, quién sabe si junto al español Fernando Llorente.

El jugador español y máximo goleador del equipo la pasada temporada puede convertirse a día de hoy en la mejor noticia del mercado estivo para el Swansea si se queda en el equipo. Los cantos de sirena de varios clubes con mayores aspiraciones y especialmente de Antonio Conte suenan bajos pero de manera constante, quién sabe si con un tono más dulce a oídos del navarro que el cisne Swan. Incluso si al final no cambia de aires, su baja por lesión durante el inicio de temporada contra el Southampton y previsiblemente contra el Manchester United hacen necesario un refuerzo a mayores.

Llegados a este punto, muchos se preguntarán por qué hemos olvidado mencionar las incorporaciones defensivas. Bueno pues… porque el único refuerzo para la zona más necesitada del Swansea ha sido por el momento el citado Roque Mesa, que no es precisamente el N'Golo Kanté blanco. Este dato es especialmente preocupante teniendo en cuenta que el Swansea encajó 70 goles la pasada temporada (segundo equipo más goleado, sólo por detrás del descendido Hull City con 80).

Reducir los goles encajados. ¿Misión imposible?

El encargado de sacar 69 de esos 70 balones del fondo de las mallas, el polaco Lukas Fabianski, continuará ocupando la portería con un amplio margen de mejora respecto al año anterior. Sin embargo, la llegada del guardameta Erwin Mulder debería poner la mosca tras la oreja a Fabianski si bien Mulder se antoja más como un suplente de calidad que como una opción seria a la titularidad.

Por delante y pese a la cada vez más extendida moda de la defensa de tres, Clement confía en la línea de cuatro hombres. La defensa titular permanecerá sin cambios respecto a lo visto el año pasado con Federico Fernández y Alfie Mawson defendiendo el centro de la zaga. El joven Mawson es precisamente uno de los jugadores a tener en cuenta en este Swansea, en la que será su segunda temporada en la Premier League. Pese a su juventud e inexperiencia en la máxima categoría del fútbol inglés, completó una solvente temporada en la que fue de menos a más y es uno de los jugadores referentes de la actual plantilla. Kyle Bartley, cedido al Leeds la pasada temporada, parece contar en los planes de Clement visto su gran rendimiento en la Championship.

El problema de la defensa es los dos coladeros que tienen en ambas bandas, zona en la que se echa de menos un refuerzo en el presente mercado estival. El lateral izquierdo seguirá ocupado por Martin Olsson, llegado en el mercado de invierno procedente del Norwich mientras que el lateral derecho estará disputado entre Kyle Naugthon y Ángel Rangel. El español una vez recuperado de su lesión deberá luchar por recuperar su titularidad, perdida ya desde la llegada de Clement frente a Naugthon. Tras caer lesionado ante el Hull en la fase decisiva de la temporada perdió sus opciones para abandonar el banquillo desde donde presumiblemente comenzará el último año de su contrato.

En un 4-3-3, modelo más utilizado por Clement, el centro del campo tampoco experimentará grandes cambios, con Leroy Fer y Tom Carroll de interiores escoltando la vacante de Cork, que se disputará entre el capitán Leon Britton y el novato Roque Mesa. El español viene de realizar una buena pretemporada y parece preparado para afrontar su primera temporada en la Premier League pero en las primeras jornadas no sería de extrañar que Clement optase por la experiencia de Britton de inicio. El surcoreano Ki Sung-Yong tuvo una temporada discreta, debido también a la lesión de rodilla durante el mejor momento del equipo. Incluso en pleno estado de forma, sus apariciones con Clement fueron disminuyendo, convirtiéndolo hoy en día en un recambio más que en una pieza titular. Clement también ha variado de esquema utilizando 4-3-1-2 y 4-1-4-1; en estos casos Ki o Carroll toman el papel de mediocentro defensivo y Mesa, Fer y Britton se encargan de organizar el juego ofensivo del equipo.

Y es en en el aspecto ofensivo donde más dudas existen. Las mayores incógnitas se abren en la línea de ataque, viendo el peligro de espantada de las dos grandes estrellas. La posición natural de Sigurdsson hacía ideal un 4-3-1-2, con el islandés jugando a su antojo tras Llorente y Jordan Ayew, aunque en el también utilizado 4-3-3 ocupaba el extremo izquierdo con resultados igualmente positivos. Si el islandés recala finalmente en Goodison Park, lo más fácil para Clement sería un 4-3-3 con Llorente de ariete y Routledge y Ayew de extremos. Si el español también abandona Gales, ¡sálvase quien pueda! Ayew ocuparía su plaza y Luciano Narsingh el extremo derecho hasta que Nathan Dyer se recupere de su complicada lesión.

Entonces... ¿qué va a pasar con los cisnes este año?

Todo depende de qué salidas se confirmen y qué fichajes los remplacen. Parece idílico pensar que Sigurdsson seguirá este año y es probable que tampoco esté Llorente. Sus salidas sin embargo dejarán fondos más que suficientes en las arcas del Swansea para buscar reemplazos con garantías, al menos para afrontar el inicio de temporada. Nacer Chadli y Wilfried Bony parecen ser los grandes objetivos en lo que resta de mercado, recambios que se ajustan a las necesidades ofensivas del equipo. Sí además se ficha a algún lateral con esa mala costumbre de defender de vez en cuando, ni tan mal.

Así pues, el objetivo principal no es otro que continuar un año más en primera división. El Swansea llegó a la Premier por la puerta grande y dejando un listón muy alto para su propia historia. Clement ha logrado mantener al equipo un año más en la máxima categoría, dejando además una sensación muy positiva tanto en la plantilla como en la afición, que ha mantenido a lo largo de esta pretemporada. Si mantiene la dinámica positiva durante los primeros meses de competición y en Navidad tiene un colchón suficiente sobre el descenso, será el momento de discutir sobre recuperar el brillo del pasado. En el caso contrario, el cisne deberá volver a mover las alas a contrarreloj, y de nuevo, con el riesgo palpable de ahogarse en el oscuro pozo del descenso.

Comentarios
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información